PuroMarketing

Los usuarios reconocen que han escuchado más anuncios en sus altavoces inteligentes, pero también que los ven con buenos ojos y que los recuerdan
El auge de los podcasts está aumentando la apuesta por los anuncios sonoros entre anunciantes y marcas ¿Adivinas por qué?

En el boom de todo lo audiovisual, lo sonoro había quedado un tanto eclipsado como canal de contenidos y como escenario publicitario. Puede que la radio haya sido el medio de comunicación estrella de una parte del siglo XX, pero la televisión logró eclipsarla en el resto del siglo. La tecnología del siglo XXI ha traído el boom del streaming, la aparición de nuevos canales de comunicación, la omnipresencia del móvil y el eclipse de la televisión. Sorprendentemente, también ha traído un revival de lo sonoro.

Por supuesto, esto no quiere decir que vuelva la radio de toda la vida y que se esté recuperando el formato de contenidos y publicidad que estaba asociado a ella. La situación es diferente, pero - como ocurrió con el arranque de formatos como el del anuncio de vídeo online - las viejas técnicas publicitarias están viviendo un revival como inspiración para las nuevas.

En los últimos años, los podcasts han protagonizado un momento de auge y de éxito al alza. El hecho de que los grandes players del mercado hayan empezado a entrar en la guerra por el mercado podcast deja muy claro cómo ha evolucionado ese mercado y qué es lo que puede esperar de él. Las grandes están invirtiendo en fichar talento y crear una horquilla de contenidos porque han visto un crecimiento en su potencial publicitario.

Si en los últimos años la oferta de contenidos había crecido de forma notable y también lo habían hecho los oyentes, los últimos meses han supuesto un nuevo impulso para este mercado. Los meses de confinamiento y movilidad reducida para limitar el impacto del coronavirus y el contagio han hecho que aumenten los oyentes de los podcasts, con lo que también ha aumentado su potencial de negocio.

Pero la crisis no solo ha hecho que aumenten los oyentes de podcasts, sino también que crezca el uso de otros dispositivos sonoros. Los altavoces inteligentes se han convertido en uno de los productos al alza del mercado tech.

Las grandes marcas están lanzando sus propios dispositivos (y ya hay una guerra de mercado entre los gigantes, como Amazon o Google, por hacerse con la cuota más amplia posible) pero también han comenzado a marcar la agenda en búsquedas, abriendo nuevas necesidades para las marcas y su estrategia SEO, y, por supuesto, en cómo se hace publicidad.

Durante los meses de confinamiento, como recuerdan en AdWeek, el uso de los altavoces inteligentes ha ido en aumento y con ello ha puesto de forma destacada a un nuevo formato de anuncio, el anuncio pensado para ese espacio y para ese entorno.

Este tipo de anuncios se inspiran en la publicidad tradicional de la radio, aunque cambiada para los nuevos tiempos, y, según apuntan en el medio estadounidense, están teniendo una buena acogida entre los oyentes.

¿Son estos nuevos anuncios digitales sonoros uno de los formatos al alza para el futuro de la publicidad online?

Cómo los reciben los internautas

En general, los anuncios sonoros en internet molestan y mucho. Son uno de esos formatos publicitarios que los internautas consideran irritantes. Sin embargo, cuando lo que se está accediendo es a contenidos sonoros, encajan en el formato y en lo que se está haciendo y no se ven de un modo negativo.

Según datos de Adobe que recoge AdWeek, durante los meses de confinamiento, los consumidores estadounidenses emplearon mucho más sus altavoces inteligentes y también escucharon más anuncios en sus smart speakers. Un 46% de los encuestados reconoce que los emplearon más a menudo y un 51% que escucharon publicidad en ellos (frente al 25% que recordaba los anuncios en el mismo estudio en el año precedente).

Lo interesante no es solo que los usuarios escuchasen esa publicidad, sino que además la procesaron de un modo positivo. Un 58% de los encuestados asegura que estos anuncios sonoros les resultan menos intrusivos que la publicidad en general (en 2019 eran el 43%) y un 52% apunta incluso que esta publicidad conecta más. Un 57% la ve como más relevante.

Los datos del estudio de Adobe también señalan que la publicidad sonora aumenta el recuerdo e impacta en decisiones de compra. Un 51% de los encuestados considera que les resulta más fácil recordar las marcas que escucharon en esos anuncios y un 53% que han hecho una compra tras un anuncio sonoro.