Publicidad online
La presencia de los niños en los anuncios online en España es "inadecuada"
Ocurre en dos de cada tres anuncios en los que aparece un niño, que en la mayoría de las ocasiones estará vendiendo algo a un adulto
Publicado por Redacción

Los niños han sido uno de los objetivos de los anuncios pero también uno de los ganchos recurrentes de los mismos. Solo hay que abrir una revista de principios del siglo XX - y encontrarlas es muy fácil: muchas bibliotecas tienen hemerotecas online - para verlo. Hay muchos anuncios que venden productos a las madres usando el reclamo de sus hijos, desde leche condensada a jarabes, prometiendo que los hará más saludables o más fuertes.

Las cosas no han cambiado tanto desde entonces, porque los niños siguen siendo un reclamo recurrente para venderles cosas a los adultos. Aparecen en campañas desde de cadenas de supermercados a anuncios de coches. Pero ¿cómo es esa representación de los niños en los anuncios? ¿Están las marcas usándolos de un modo que no es exactamente positivo?

Es lo es lo que apunta un estudio reciente, que ha analizado cómo se representa a niños y niñas en los anuncios en internet en España.

Su conclusión principal es que en la mayoría de las veces la imagen de los más pequeños es "inadecuada". El estudio, elaborado por dos pediatras de la Clínica Universidad de Navarra, ha estudiado los diferentes formatos de publicidad que se servían en las 20 páginas más visitadas de España. Han hecho un seguimiento de aquellos anuncios que muestran a niños y han comparado la representación con los recomiendan tanto la legislación española como la europea.

Los investigadores hicieron un código de buenas maneras sintetizando las leyes comunitarias y estatales y luego las cruzaron con los anuncios. Sus conclusiones son negativas: en dos de cada tres anuncios, los niños no aparecen de una forma adecuada.

Los niños venden cosas a los adultos

¿Qué es lo que hace que los anuncios choquen con las buenas prácticas? La cuestión es tanto de fondo como de forma. "De los 173 anuncios estudiados, el uso del menor en la mayoría de los anuncios no está justificado y fomenta valores que no son positivos y que favorecen situaciones de desigualdad", explica Felipe Garrido, uno de los investigadores responsables del estudio, tal y como recoge eldiario.es.

Así, los investigadores han descubierto que los niños venden productos sobre todo a los adultos. Más de la mitad de los anuncios protagonizados por niños no venden cosas a otros niños, sino a los adultos que los están viendo. Sus datos señalan que el 52% de los anuncios vende productos como seguros o afiliaciones a ONGs.

Igualmente, si un niño aparece en un anuncio, lo más probable es que aparezca acompañado por una mujer y no por un hombre. Los investigadores señalan una disparidad del 54,3% frente al 23,1% (aparición de mujeres frente a hombres).

Esto no lo indican las conclusiones de la investigación, pero no es difícil conectar esas cifras con los estereotipos todavía recurrentes sobre cómo y qué son las mujeres y cómo asociarlas a los anuncios. Los niños, dice el cliché y la tradición machista, son cosa de las mujeres. Conscientes de ello o no, estos anuncios están reforzando justamente esa idea.

Por qué aparecen los niños en la publicidad

En general, los niños de los anuncios se utilizan como una táctica para conectar con la audiencia. "El ítem más incumplido fue el que trata sobre el uso tacticista del menor (47,4%)", explica Pilar García, la otra responsable del estudio. "Esto implica que la aparición del niño en el anuncio no tiene una justificación estratégica ni apropiada en función del producto publicitado", añade.

La segunda mala práctica más habitual es la vinculada a los valores: los niños de los anuncios no aparecen reforzando valores positivos o evitando conductas de desigualdad entre hombres y mujeres.

Publicado por Redacción

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!