ESERP Business & Law School

PATROCINA
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

A lo largo de 2019 fueron varias las compañías de primer nivel y las marcas populares que fueron presentando nuevas identidades corporativas, actualizando o cambiando por completo su logo. Las razones del cambio fueron muy variadas y la estrategia que siguieron muchas de esas compañías diversa.

Las empresas del mundo del lujo, por ejemplo, optaron por el blanding, eliminando sus logos icónicos por versiones asépticas para así luchar contra la piratería (haciendo que el logo importase menos). Ikea también cambió su logo, pero lo hizo de un modo mínimo. Y otras empresas optaron por lanzar logos sutiles que se ajustaban a los nuevos retos del mercado.

A veces, los cambios eran casi imperceptibles o muy matizados, pero las empresas que los lanzaban lo hacían por una razón clara. Con ellos querían reposicionarse en el mercado y transmitir que habían comprendido hacia dónde iba a ir el futuro.

BMW es la última de las empresas que se han sumado al cambio por esa razón. "BMW se está convirtiendo en una marca de relaciones. Nuestro nuevo logo de comunicación se posiciona en apertura y claridad", señalaba en la presentación de la nueva identidad Jens Thiemer, el vicepresidente senior para consumidores y marca. BMW no ha cambiado por completo la marca y su branding.

El nuevo logo de BMW, con fondo transparente Foto BMW

El nuevo logo es el que empleará en su comunicación corporativa online y offline y funciona, por tanto, como un elemento corporativo, de crear identidad de empresa. De hecho, BMW no usará el nuevo logo ni en sus coches ni en sus concesionarios (ni en exteriores ni en interiores). Ahí seguirán empleando el logo ya existente, que convivirá por tanto con la nueva identidad. Esta acaba de ser presentada de forma global e irá integrándose en los canales a los que sí está destinada entre este principio de marzo y finales de mayo de 2021.

Como explican en Design Week, partiendo de lo que les han señalado desde la propia compañía, el nuevo logo y la nueva identidad de marca están muy relacionadas con el Concept i4, su nuevo vehículo que llegará en 2021 y que es la estrategia de futuro de la marca. Los dos elementos funcionan como posicionamientos de futuro en la estrategia de marca. BMW ha trabajado en la creación del logo en colaboración con la agencia BECC Agency.

Qué vende el nuevo logo

El nuevo logo quiere aquí transmitir la migración de la marca y de los elementos que funcionan como pieza clave de su trabajo. Como explican en la nota de prensa en la que lo han presentado, el nuevo logo es una muestra de la transición de la compañía. Han pasado de ser una empresa "centrada puramente" en el "mundo de la automoción" a ser una compañía "sobre tecnología y conexiones". El nuevo logo quiere transmitir apertura y "fortaleza de carácter", funcionando tanto en la red como fuera de ella.

Por ello, en el nuevo logo el círculo negro que rodeaba a la imagen principal del logo (el círculo interior azul y blanco) desaparece. Es cambiado por un círculo transparente (con el que BMW quiere transmitir a sus clientes que son parte del mundo de la marca, que forman parte de ella).

El nuevo logo en nuevos canales Foto BMW

Las letras del nombre de la marca siguen presentes, en color blanco como ya estaban en el pasado. El cambio es bastante similar al que hizo hace unos meses Vokswagen, que también creó un logo más atrevido y con el que se quisieron posicionar de nuevo de cara al boom de los vehículos eléctricos.

El nuevo logo es además mucho más versátil que el anterior, que BMW había lanzado en 1997 y antes por tanto de todo el boom de internet.