PuroMarketing

Los marketers han aprendido que estar en las redes sociales no consiste en conseguir seguidores en ingentes calidades, sino de cultivar una comunidad de fieles adeptos a la marca. En definitiva, apostar por la calidad antes que la cantidad.

El estudio publicado en agosto por ExactTarget indicaba que el 38% de los marketers se preocupaba especialmente por fomentar el engagement con sus fans en Facebook, junto con el 43% que hacía lo propio en Twitter.

Cuando se trata de establecer los objetivos  de una estrategia de redes sociales, el 77% de estos profesionales de marketing online apuesta en su actividad en Facebook por aumentar el conocimiento de la marca, y su notoriedad de cara al público objetivo. Una finalidad también presente en el 70% de los que utilizan Twitter. Una meta también fijada por prioritaria por el 55% de los participantes en el estudio de Ascend2, que vio la luz en noviembre.

La siguiente meta es la de derivar a los usuarios hacia la página de la marca (55%), junto con la capacidad para convertirle en cliente, o aumentar el tiempo de exposición a la marca; tal como persigue el 44% de los marketers centrados en Facebook.

La orientación a resultados está más patente que nunca. 1 de cada 3 marketers trabaja en su estrategia de Social Media para conseguir leads, así como para vender (26%, en el caso de Facebook, y 19, si hablamos de Twitter). Si atendemos a los datos de Ascend2, este objetivo preocupa al 43% de los marketers.

Por último, pero no por ello menos importante, el 22% de estos profesionales procura ofrecer un servicio de atención al cliente a través de estos canales sociales. Pese a que un escaso porcentaje de los marketers atiende públicamente a sus clientes a través de las redes sociales (27% en Twitter y 34% en Facebook), el 60% de ellos sí que admite su efectividad. La atención al cliente 2.0 es todavía un área en la que conviene mejorar.

Entre las técnicas más efectivas para alcanzar los objetivos arriba descritos, el 70% los marketers se esmeran en añadir los botones y widgets sociales, tanto en la web como en las acciones de e-mail marketing. Una técnica que aproximadamente el 40% considera efectiva. Según el estudio, las acciones que registran mejores resultados son las que se suceden a consecuencia de ofrecer periódicamente contenido de calidad (67%), junto con el incentivo en base a premios y muestras gratuitas de producto (70%) o contestar abiertamente en Facebook acerca de las peticiones de los usuarios (69%). 

Las redes sociales posibilitan la comunicación directa con el cliente como ningún otro medio, y una actividad que es la base del engagement, y el paso necesario a la fidelización. Los marketers ya son plenamente conscientes de apostar por la calidad de los seguidores, frente a la cantidad, aunque todavía deben preocuparse por favorecer una relación de calidad con ellos, que permita generar confianza y acortar distancias