PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Nuevos datos confirman que la época del terror impuesta por el showrooming ya pasó. Los retailers ya no tienen motivos para temer que sus clientes solo acuden a la tienda para tener el producto en la mano, antes de finalmente pedirlo vía online.

Más bien se ha invertido la tendencia. En la actualidad, los consumidores prefieren informarse bien y comparar productos por internet, antes de salir a la calle en busca de aquello que realmente les interesa comprar.

Según recoge Merchant Warehouse, el webrooming se ha impuesto definitivamente sobre el showrooming, especialmente entre los compradores más jóvenes.

Sus datos muestran que tanto hombres como mujeres apuestan en primera instancia por el webrooming. Tanto el 75% de los varones como el 63% de las féminas opta por buscar online, y comprar offline. De otra parte, poco más de la mitad de los hombres (53%) junto con un porcentaje todavía menor de las mujeres (40%) prefiere comprar en internet aquellos productos que anteriormente ha visto en la tienda física.

Asimismo, en su mayoría, los showroomers practican el webrooming (90%), mientras que únicamente el 60% de los webroomers realizan la práctica inversa.

¿Cuáles son las razones que impulsan a los clientes al webrooming vs showrooming?

Asimismo, el 47% de los participantes en el estudio de Merchant Warehouse indicó que prefería comprar en la tienda física, para poder ahorrarse los costes de envío, mientras que un 23% prefiere obtener el producto en el momento, y no tener que esperar el plazo de entrega.

A tenor de las conclusiones del estudio podemos observar que los clientes utilizan internet como principal fuente de información antes de comprar. Cuando se trata de formalizar su pedido, las ventajas de las tiendas físicas todavía prevalecen mayoritariamente sobre las comodidades de comprar online.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo