PuroMarketing

Google también ha desvelado mejoras en transparencia para apps en Android, que también harán más difíciles las cosas para los desarrolladores

La gran batalla de la década será la de los datos. Si en la última década la lucha era por acumular información y por quién tenía más datos sobre los usuarios, ahora será la de quién ofrece más transparencia y más control y quien da a los consumidores más poder sobre sus datos. La preocupación por la privacidad y por qué usos se dan a la información ha aumentado y los gigantes tecnológicos lo han incorporado a sus estrategias y políticas corporativas, aunque la publicidad online se convierta en un inesperado daño colateral.

El primer gran cambio, y el que ha marcado la agenda en las últimas semanas, ha sido la última actualización del sistema operativo móvil de Apple y todo lo que cambia. Los consumidores pueden decidir quién tiene acceso y cómo a sus datos, eliminando las posibilidades de seguimiento de las apps móviles.

Los primeros datos sobre qué está ocurriendo con Apple dejan claro que la decisión de la compañía tendrá un efecto notable sobre la industria de la publicidad online. Según datos de un estudio de Flurry Analytics, que ha analizado los patrones de uso de los usuarios de iOS en Estados Unidos desde que entró en vigor el nuevo sistema, solo el 4% de los usuarios diarios está permitiendo a las apps recolectar datos partiendo de la IDFA (el Identifier for Advertisers, sistema que los identifica para los anunciantes).

La mayoría de los usuarios ha optado por evitar que los anunciantes sigan su comportamiento online. No es una mayoría pequeña, sino una abrumadora. Solo hay que hacer una resta para ver que son el 96%.

Los datos son del mercado de Estados Unidos, pero cuando van más allá de ese nicho los datos no son mucho mejores. Como apuntan en AppleInsider, si se suman otros países a los cálculos (aunque no indican cuales), el porcentaje sube al 11%. Aun así, siguen siendo poco más de uno de cada 10 usuarios los que permiten a los anunciantes hacer un seguimiento de su navegación en la red.

Android tendrá un sistema propio

El problema no es solo que Apple haya implementado esta medida - medida que los gigantes de la publicidad, como Facebook, han criticado duramente por el impacto que tendrá en el mercado del a publicidad online - sino que cada vez más players están tomando medidas en una dirección similar. Google lo ha hecho con su anuncio de que bloqueará por defecto las cookies en Chrome, lo que está enviando a las compañías de la industria a una carrera para encontrar alternativas, pero también seguirá los pasos de Apple con Android.

La compañía va a lanzar una sección en su Play Store que permitirá que los usuarios de Android vean qué información recolectan y comparten los desarrolladores de las apps que usan. No parece una gran novedad o algo tan terrible (esa información ya está accesible de una manera o de otra), pero como señalan en Warc que lo haga importa.

La medida no solo aumentará la sensibilidad de los usuarios ante la situación, sino que además asienta la idea de que Google podría desarrollar algo similar a lo Apple ha hecho para Android. Y Android es, no olvidemos, el sistema operativo móvil más popular del mundo.

La nueva sección sobre privacidad empezará a operar a principios del año que viene. Los desarrolladores tendrán que empezar a compartir esos datos con sus usuarios como muy tarde en el segundo trimestre y, si no lo hacen, serán eliminado de la Play Store y las apps no se podrán actualizar. El objetivo final es aumentar la transparencia de lo que ocurre y qué se hace con los datos.