Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
PATROCINA
Claves para un networking eficaz durante el máster o postgrado
428 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • El master más completo del mercado y con la mejor relación calidad-precio
  • Formación online mediante vídeos, tutorías telefónicas y contenido liberado semana a semana
  • PURO MARKETING

    El CEF.- Centro de Estudios Financieros ha publicado un listado de consejos dirigidos a alumnos de máster y otros postgrados de larga duración que quieran optimizar su networking durante el curso. Según los responsables del CEF.-, la oportunidad de generar contactos es una parte fundamental en un programa máster, hasta el punto que puede ser casi tan importante como los conocimientos que se obtienen en las clases. "Un máster nos permite asentarnos en el área en la que, seguramente, discurrirá toda o parte de nuestra carrera profesional. Por lo que los contactos que seamos capaces conseguir durante ese periodo de estudios pueden ser de enorme utilidad, no solo en el corto y medio plazo, sino también en el largo", señala Arturo de las Heras, director general del CEF.-.

    Claves para un networking eficaz durante el máster o postgrado

    1. Compañeros de clase en la actualidad, ¿de trabajo en el futuro? Tú y la mayor parte de tu promoción vais a dedicaros a lo mismo durante los próximos años. Así que no sería extraño que volvieras a coincidir con alguno de esos compañeros de pupitre en el futuro como colegas de trabajo, ya sea como iguales, jefes o subordinados. Razón de peso para cuidar esas relaciones y mantenerlas en el largo plazo. Nunca se sabe donde puede esconderse esa oportunidad que te abra la puerta del empleo.

    2. Profesores que pintan mucho. Ese señor que imparte la clase está ahí por algo. Seguramente porque es un consumado profesional de su sector con numerosos logros y conocimientos a sus espaldas. Y es que el máster te brinda la oportunidad única de entablar un contacto personal y estrecho con empresarios y reputados especialistas en la actividad en la que tú estás formándote. Personas a las que probablemente te costaría mucho trabajo acceder en otras circunstancias. Te conviene hacerte notar. Participa en clase, debate, y si es necesario y de forma respetuosa y argumentada, cuestiona sus planteamientos. No te olvidarán.

    3. Vínculos comunes. A menudo subestimamos el poder de las asociaciones de antiguos alumnos de las escuelas de negocios. Pero detrás de estas organizaciones hay miles de profesionales, muchos de ellos en puestos de responsabilidad, que tienen un vínculo directo contigo. Profesionales que estarán muy dispuestos a ayudar o a aconsejar a todo candidato procedente de la misma escuela o universidad en la que ellos se formaron. Apuntarse a la asociación e involucrarse en algunas de sus actividades puede ser una interesante vía para ampliar nuestras oportunidades profesionales.

    4. Hazte visible. Tus oportunidades de networking no terminan en tu aula, tus compañeros de promoción y tus profesores. La escuela organiza multitud de actos que también pueden ser muy interesantes desde el punto de vista de los contactos. Asistir a las conferencias y seminarios, participar en actividades lúdicas como visitas culturales o incluso tomar la iniciativa de proponer tú una actividad interesante o escribir en el blog de la escuela te convertirá en un miembro activo y valorado de tu comunidad.

    5. Una Bolsa de Empleo a tu disposición. Casi todas las escuelas de negocios de prestigio disponen de una Bolsa de Empleo para ayudar a sus estudiantes a conseguir un empleo o unas prácticas laborales. Aprovecha esa enorme Red que ponen a tu alcance. Y no te limites a enviarles tu CV por mail. Ve a visitarlos y trasládales de viva voz tus motivaciones y preferencias. Seguramente serán mucho más activos con tu perfil una vez que te hayan puesto cara y conocido en persona.

    6. El poder de Linkedin. No pierdas ninguna oportunidad para extender tus tentáculos dentro de la red social profesional por excelencia: Linkedin. Puedes empezar por buscar la página de tu escuela y asegurarte de que te etiquetas adecuadamente como alumno para que otros antiguos estudiantes puedan identificarte como tal. Participa o abre grupos de discusión temáticos alrededor de tu máster. También es conveniente que busques a tus actuales compañeros y profesores para saber más de ellos y abrir así una puerta a mantener el contacto una vez termine el curso.

    7. Usa las otras redes sociales. Facebook o Twitter son también canales de paso casi obligado para un estudiante de postgrado. En ellos tendrás la oportunidad de estrechar lazos con tus compañeros, compartir y guardar un registro más personal y distendido de las actividades realizadas durante tu paso por el máster. También servirán para difundir noticias y logros de la escuela, sintiéndote partícipe de ellos y aumentando el orgullo de pertenencia de esa comunidad de la que formas parte.

    8. Una caña o un café compartidos pueden marcar la diferencia. Conocer a la gente de tu escuela (compañeros, profesores, personal de la Bolsa de Empleo?) en un entorno distendido y ajeno a la formalidad del aula suele marcar un antes y un después. Un simple café en el bar de la esquina puede resultar muy provechoso para estrechar vínculos y descubrir posibles sinergias.

    El master más completo del mercado y con la mejor relación calidad-precio
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar