Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Los millennials se han convertido en una obsesión para las marcas
Cómo llegar realmente a los millennials en las redes sociales
1.022 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • Modalidad Online o Semipresencial · Bolsa de Empleo y Prácticas · Becas de hasta el 65%
  • PURO MARKETING

    Los millennials se han convertido en una obsesión para las marcas, que están intentando llegar a ellos sea como sea y que están intentando convertirlas en su nueva marca favorita. Los millennials no solo son el gran grupo de consumidores del presente y del mañana (acaban de irrumpir en el mercado del consumo y lo han hecho además con fuerza) sino que además es uno que requiere que las marcas se actualicen. Las ideas y las estrategias del pasado no sirven para conectar con ellos y las marcas tienen que trabajar para comprender qué es lo que requieren y cuál es la llave para llegar a ellos.

    Uno de los elementos que permiten conectar con estos consumidores son las redes sociales. Los millennials son usuarios avanzados e intensivos de las mismas, lo que hace que estas sean una forma muy eficiente de conectar con ellos y permitirles descubrir lo que la compañía quiere ofrecerles. Pero las marcas no se deben quedar con los lugares comunes y con las generalidades si quieren conectar con los millennials en redes sociales. Tienen que ser mucho más eficientes y eficaces y deben trabajar para comprender cómo funcionan las relaciones marca-consumidor en el universo millennial y en el entorno social. En MarketingProf han establecido tres realidades que pueden ayudar a llegar a los millennials en las redes sociales.

    Es necesario distinguir los tipos de usuarios

    Los millennials usan de forma recurrente y habitual las redes sociales y son usuarios avanzados de las mismas. Desde fuera, da la impresión de que se pasan el día conectados a ellas, aunque lo cierto es que por muy homogéneos que puedan parecer desde fuera como grupo tienen pautas de comportamiento completamente diferentes en el interior, lo que hace que haya que esforzarse por comprenderlos de una forma más separada y sobre todo ofrecer las herramientas para que puedan hacer en el escenario social lo que realmente les apetece hacer.

    Como apuntan en el análisis, existen tres tipos de usuarios sociales: están los likers, los sharers y los creadores de contenidos. Esto es, existen quienes simplemente dan a me gusta, quienes comparten lo que se cruza en su camino y quienes crean sus propios contenidos.

    Las pautas de comportamiento social de todos ellos son muy diferentes. Los likers son, por así decirlo, los usuarios que se quedan en la masa, los que siguen a la marea y los que no se suelen comprometer de una forma muy activa. Apoyan una idea o una marca, pero no son realmente proactivos a la hora de hacer que llegue a los demás. Son quienes dan un me gusta y ya está y son, en realidad, la mayoría de lo seguidores. Los sharers son el paso siguiente, quienes no solo dan a me gusta, sino que además comparten contneidos para que lleguen a los demás. A ellos es a los que hay que seducir cuando se está intentando crear un viral, ya que son quienes hacen que los mensajes no se queden en el perfil de la marca. Y los creadores de contenidos son quienes figuran como influencers, quienes no solo crean sus propios contenidos, sino que además funcionan como una suerte de árbitro que dice lo que hay que hacer a los demás. Son los menos, pero son quienes tienen un mayor alcance.

    La marca tiene que lograr ser auténticas y sinceras

    Una de las cosas que las marcas tienen que comprender sobre los millennials es que la información es para ellos algo natural. Se van a esforzar por comprender lo que ven, por descubrir la verdad y por comprobar si lo que se les está diciendo es real. Puede que a otros grupos de consumidores se les pudiese decir que un producto era cualquier cosa (el mejor del mercado, el que presenta mayor eficiencia energética...) y lo darían por más o menos bueno. Los millennials van a ir a la red a investigar si esto es verdad. Por ello, las marcas tienen que ser reales y tienen que ajustarse a lo que es su vredad. Como explican en el análisis, nada descubrirá antes un millennials que una mentira.

    Las marcas no deben nunca ocultar información y tienen que ser lo más transparantes posible. Esto debe mantenerse también cuando se cometen errores o cuando se enfrentan a situaciones complejas y negativas. La verdad tiene que seguir siendo la guía. Si se comete un error, hay que pedir perdón y seguir adelante con humildad. Hay que hablar con los consumidores, hay que preguntarles cosas y hay que saber escucharlos.

    Y nunca se debe olvidar el buen gusto

    Puede parecer poco relevante o una cuestión no muy crucial en un mundo en el que las cosas que pueden empujar al fracaso o al éxito son tantas y con más importancia aparente. Al fin y al cabo, ¿no es más importante la honestidad para un millennial que el buen gusto? En realidad, las marcas no deben olvidar el buen gusto y no deben perder de vista lo que están haciendo y el cómo debería ser para conectar con el consumidor millennial. Las cosas entran por los ojos y los millennials son muy críticos con ciertos elementos. Hay que renunciar a las fotos más o menos cutres de stock, a las tipografías no muy claras y atractivas o a los banners un tanto cutres del pasado. Las marcas tienen que cuidar como se presentan al mundo y cómo empaquetan sus mensajes.

    Plan de Becas. Titulación Universitaria. Prácticas profesionales garantizadas. Bolsa de empleo
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar