Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Secretos del olfato en la mercadotecnia
102 Shares
  • Director y fundador de la Agencia de Publicidad Fragole Comunicaciones.
  • Matricúlate en los másters de marketing digital, social media, ecommerce o mobile business
  • Con acreditación Universitaria, Presencial y Online. España y Latinoamérica - solicita más info.
  • Másteres en Gestión empresas de Moda, en Marketing Moda y en Estilismo, Publicidad y Audiovisuales
  • PURO MARKETING

    Se suele decir que "la comida entra por los ojos", y no le falta razón a este dicho, pero si se queda corto ya que deja atrás el olfato, quizás uno de los cinco sentidos que influye más en nuestras sensaciones y nuestro estado de ánimo.

    Un olor puede atraer recuerdos, estimular el apetito, relajarnos, motivarnos etc. Incluso puede alterar nuestro humor o aumentar nuestra hostilidad hacia algo o alguien. Todos estos motivos hacen del olfato un aspecto a tener muy en cuenta a la hora de promocionar un producto, algo que ya conocen grandes marcas y superficies comerciales que no dejan ningún olor a la improvisación, desde perfumar hojas de revistas con la fragancia del producto hasta potenciar el olor de este por medio de aromatizantes.

    Pero el marketing olfativo no es algo reservado a las grandes empresas que innovan y experimentan con su promoción. A continuación podemos encontrar 5 actuaciones que se pueden llevar a cabo con el marketing olfativo en cualquier empresa.

    Evitar los malos olores

    parece obvio pero no lo es tanto, todos hemos entrado en algún lugar donde a pesar de su estética su olor nos ha dicho "stop" y hemos tomado la puerta. No siempre se trata de olores producidos por suciedad o falta de higiene, si no que puede ser producido por productos de limpieza, instrumental que se utiliza a la hora de trabajar, o incluso por ambientadores u otros productos olfativos que a la hora de tenerlos en un espacio cerrado resultan inapropiados.

    Ser sutil pero sin pasar desapercibido

    Lo poco agrada y lo mucho aburre, a todos nos encanta un olor único y especial, pero en abundancia nos puede producir sensación de agobio e incomodidad, debemos encontrar el punto justo para lograr la sensación que queremos.

    Relacionar nuestro olor con nuestra actividad

    En muchos sectores puede ser una alternativa a tener muy en cuenta; por ejemplo una tienda de ropa y complementos infantiles, si cuenta en el ambiente con un olor dulce, puede agradar a los niños y evocar los recuerdos de la infancia de muchos adultos.

    Contar con ayuda de terceros

    Una vez encontremos "nuestra fragancia" irremediablemente nuestro olfato se acostumbrara a él, por lo que con seguridad llegaremos a no percibirlo, en ese momento debemos echar mano de alguien que no esté en contacto diariamente con él, para evitar poder sobrecargar el ambiente o llevar a cabo acciones inapropiadas.

    Evitar opiniones o acciones personales

    El marketing olfativo como otras estrategias de promoción requiere de un estudio y un trabajo previo para encontrar la fragancia más conveniente para el negocio que deseamos promocionar. Debemos evitar acciones motivadas por preferencias personales, a la hora de hablar de un olor debemos tener en cuenta que se trata de una sensación muy subjetiva por lo que debemos orientar todas nuestras acciones a agradar al público pensando en las preferencias de la mayoría.

    Director y fundador de la Agencia de Publicidad Fragole Comunicaciones.
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar