Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Los consumidores del futuro
Han crecido en una época social en plena evolución; orientada a la diversidad, integración y concienciación con su entorno
Generación Z, ¿cómo es la futura generación de consumidores?
102 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • 500h de formación certificada. Nos avala la experiencia y nuestros alumnos satisfechos ¿Te unes?
  • Estratégica y táctica en Social Media y CM, Content, Marketing Digital, RRPP y Digital Analytics
  • Comunicación empresarial, estrategia y dirección para los responsables de la comunicación de hoy
  • PuroMarketing

    Habitualmente hablamos de los Millennials como el público objetivo más relevante para las marcas. Se trata de los jóvenes de hasta 35 años, especialmente activos en internet, que disfrutan manteniéndose a la última, y con una gran predisposición a las compras. Sin embargo, conviene ir más allá, y comenzar a pensar en la nueva generación de consumidores. Se trata de la generación Z, (personas que nacieron después de 1991), pero que suponen más de una cuarta parte de la población de países como Estados Unidos (25,9%), y que han nacido con la tecnología bajo el brazo, y tienen unos ideales y expectativas propias, que las marcas deben conocer.

    Son los consumidores del futuro, que ya comienzan a despuntar en el presente. La infografía de Marketo nos presenta una radiografía de cómo son los consumidores de la generación Z, y qué es importante saber de ellos:

    Han crecido en una época social en plena evolución; orientada a la diversidad, integración y concienciación con su entorno. El 76% está preocupado por el impacto del hombre en el planeta. El 26% de los adolescentes de entre 16 y 19 años ya practica algún tipo de voluntariado.

    Para ellos, internet es su principal fuente de información, y las nuevas tecnologías, los soportes habituales. Un tercio de ellos estudia con materiales online; el 20% lee libros de texto en formato digital. Asimismo, más de la mitad (52%) recurre a YouTube como fuente de información para sus trabajos de clase.

    Se consideran autosuficientes, en todos los aspectos, y tienen previsto mantener su independencia y autonomía. El 72% de los estudiantes de secundaria tiene previsto montar su propia empresa. Su deseo sería trabajar en algo que realmente les apasione. El 76% sueña con que su hobby se convierta en su fuente de ingresos. Un anhelo que solo afecta al 50% de los Millennials. Al 60% de la generación del futuro le gustaría que su trabajo contribuyera a mejorar el mundo.

    A la hora de impactar a este público objetivo con un mensaje, conviene tener en cuenta su modo de percibir la información. Internet es, sin lugar a dudas, el medio donde encontrarles y conquistarles. El 41% dedica más de 3 horas diarias a buscar y consumir contenido no relacionado con su actividad escolar. Asimismo, pese a que, en principio, sus recursos económicos son limitados, implican la nada despreciable cifra de 44 mil millones de dólares anuales.

    Adoran las redes sociales, pero no las convencionales. Mientras que Facebook les cautivó allá por 2012 (42%), su afán de privacidad, y de huir de aquellos lugares donde pueda coincidir con sus progenitores llevará al 25% de ellos a abandonar la reina de las redes sociales este año. En su lugar, optan por aquellas plataformas donde pueden obrar con toda confidencialidad, como es el caso de Snapchat. Asimismo, también se puede apreciar un incipiente interés por Instagram, que cerró 2013 con un 23% de ellos.

    Otro aspecto a tener en cuenta es su predisposición a crear contenido, más que únicamente a compartir, como sería el caso de los Millennials.

    Se trata de usuarios principalmente visuales, que han desarrollado un comportamiento multipantalla (5 dispositivos, vs 2 en el caso de los Millennials), seducidos por la imagen. El lapso de tiempo que contamos para mantener la atención del destinatario es de 8 segundos; un periodo que podría disminuir en el caso de estos jóvenes, sobreexpuestos a los impactos.

    Por tanto, para llegar hasta ellos, el mensaje ha de ser breve, preferentemente visual, adaptado a todas los dispositivos y concebido de tal modo que despierte en él la necesidad de saber más, de hacerlo propio e interactuar con él. Incluso lo ideal sería que le motivara a actuar, a obrar en consecuencia, creando su propia respuesta, o mensaje complementario. Se trata de usuarios más activos, que reaccionan especialmente bien ante los retos y propuestas que le ayuden a sentirse realizados.

    Fórmate con IMF y consigue una doble titulación IMF + Universidad Camilo José Cela
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar