Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Crece la influencia social sobre los compradores
Los consumidores se han vuelto más exigentes y prácticos, pero también ha crecido la influencia social sobre ellos
¿Cómo ha cambiado el consumidor en los últimos cinco años?
1.153 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Fórmate en las últimas tendencias en marketing digital y desarrolla tu propio proyecto
  • Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • Formación integral en los canales digitales y los social media. Con casos prácticos y ejemplos reales
  • PuroMarketing - Marketing, Publicidad, Negocios y Social Media en Español

    El viaje de compra ha sufrido una completa transformación durante los últimos años, y hoy la compra online, la comunicación a través de las redes sociales o los cupones móviles están a la orden del día. Lo cierto es que los consumidores se han adaptado rápidamente a esta nueva situación, pero poder comprar lo que quieren cómo, cuándo y dónde quieren, también los ha vuelto más exigentes hacia los retailers.

    Pero este no es el único cambio que ha experimentado el consumidor, en sus hábitos de compra, durante los últimos cinco años, tal y como descubrimos en un reciente informe de The Integer Group que indaga, precisamente, en las nuevas tendencias de compra.

    Lo primero que se destaca es que el consumidor se ha vuelvo más práctico.

    Es cierto que hay muchas actitudes de compra que no han cambiado, y la compra por impulso, o el shopping como actividad de ocio y social siguen a la orden del día. Pero más allá de esto, sí se percibe que la recesión económica tuvo un importante impacto sobre la manera de comprar, volviendo a los consumidores más funcionales y centrados en el ahorro, algo que se ha mantenido incluso cuando la presión económica comenzó a disminuir.

    Así, el porcentaje de consumidores que hacen una lista antes de salir de compras se ha más que doblado desde 2009, pasando del 29% al 63%. También se ha incrementado el número de compradores que buscan activamente por cupones descuento, aumentando del 36% al 45%.

    Por otro lado, a pesar de que la mayoría de los encuestados disfrutaban, en general, del hecho de ir de compras, cada vez son más los que consideran esencial facilitar la experiencia de compra lo máximo posible, especialmente en productos de tipo práctico como la alimentación. La popularización del ecommerce ha hecho al consumidor más cómodo que nunca y así, más de la mitad afirma que lo que quiere al ir de compras es poder entrar y salir con lo que quiere lo más rápido posible. También ha crecido el número de personas que ven comprar como una obligación en lugar de un placer (del 21% al 37%).

    Crece la influencia social sobre los compradores

    A pesar de que los consumidores se han vuelto más prácticos y frugales, eso no quiere decir que su única preocupación a la hora de comprar sea el tiempo o el dinero. Los consumidores parecen estar hoy sometidos a mucha más presión e influencia social a la hora de hacer sus compras, y el porcentaje de compradores que preguntan la opinión de amigos y familiares antes de adquirir un nuevo servicio ha aumentado considerablemente: del 7% al 21%.

    También son más los que consideran que lo que uno compra dice mucho de sí mismo (28%) y los que necesitan comprar la última versión de los productos (el 13%, frente al 6% en 2009).

    Además, parece empezar a recuperarse el interés por las marcas, tras varios años en los que la recesión había favorecido el consumo de marcas blancas. Frente a otras tendencias actuales en auge como el no-logo, son muchos aún los consumidores que consideran que las marcas son importantes para ellos (el porcentaje aumentó del 14% en 2009 hasta el 28% en 2015). A pesar de que sigue disminuyendo el número de consumidores que creen que los productos de marca son de mejor calidad o más fiables, las marcas siguen aportando algo al cliente en comparación con las marcas blancas.

    El precio sigue siendo esencial, pero no el único criterio para escoger un comercio

    ¿Cuál es el criterio más importante para escoger una tienda? Aunque hay básicos como el precio o la relación calidad-precio que siguen siendo esenciales para el 40%, crece la importancia de otros extras como una buena atención al cliente, una producción de calidad, o la existencia de programas de fidelización o de descuentos.

    En general, los consumidores se han vuelto más exigentes y esperan un mayor número de servicios por parte de los retailers. Por otro lado, la búsqueda de "comodidad" va ahora mucho más allá de contar con una tienda cerca. Los consumidores buscan nuevas soluciones que hagan su experiencia de compra más eficaz y agradable y valoran servicios como el ecommerce o la recogida de los pedidos en caja.

    Matricúlate en los másters de marketing digital, social media, ecommerce o mobile business
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar