PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La realidad aumentada se ha convertido en un nuevo y poderoso activo para las marcas y para las empresas, que la emplean para llegar a sus consumidores y para crear nuevos formatos de mensaje, mucho más memorables y mucho más llamativos.

Una de las últimas empresas en emplearla en una campaña ha sido Burger King en lo que empieza a ser ya uno de sus clásicos, hacer marketing de guerrilla contra sus competidores. La campaña ha aparecido en Brasil y está ligada a su aplicación móvil. Burn That Ad invita a los usuarios a quemar, usando realidad aumentada, los anuncios de sus competidores.

Apuntan al anuncio, unas llamar lo envuelven y, de las cenizas, sale un anuncio de Burger King y un Whopper gratis que pueden recoger en el restaurante de la cadena más cercano. Los responsables de la campaña creen que la realidad aumentada les permite crear una "interacción divertida" y estiman que repartirán medio millón de Whoppers gratis mientras esté en marcha.

El fuego que usan como elemento clave no es solo además un golpe de efecto porque permite 'quemar' a la competencia, sino también un elemento que refuerza la imagen de marca y los valores que quieren transmitir, el diferencial de su producto frente a lo que ofrecen otras compañías de comida rápida.

Por supuesto, la campaña es diferente porque juega con la publicidad de otros y no con la propia. Aun así, muchas empresas han empleado sus propios anuncios como pasarela para crear experiencias de realidad aumentada y han logrado con ello posicionar muy bien su mensaje, viralizándolo.

Otras compañías crearon oportunidades derivadas de sus propios productos. Una compañía de lácteos asiática convertía a sus cartones de leche en la vía para acceder a un juego y a contenidos extra y conectar con los niños y la revista The New Yorker convirtió su portada de papel en algo interactivo.

Absolut Vodka añadió información complementaria a su producto echando mano de una etiqueta en su botella, que era la llave a los datos con realidad aumentada. La lista es mucho más amplia y variada. Compañías como Starbucks o Volvo también la han usado.

La realidad aumentada crea experiencias

Aunque, casi sin lugar a dudas, en lo que las empresas lo están empleando más en crear experiencias memorables que ayudan a posicionar mejor sus productos y sus servicios.

Ikea fue una de las primeras en usar apps para mostrar cómo quedarían las cosas en la casa de los consumidores, pero desde entonces se han sumado muchas más compañías. La cadena estadounidense Home Depot permitía probar cómo quedarían los colores en las paredes de una casa y Amazon ya permite a los compradores de Amazon.com probar en su app como encajan diferentes productos en su hogar antes de comprarlos. La lista sigue con marcas de muy diversos nichos. Sephora, por ejemplo, permite probar maquillaje.

La realidad aumentada sirve aquí para que las compañías creen experiencias memorables y que con ello hagan que sus consumidores se sientan mucho más cómodos con sus procesos de compra. No han comprado a ciegas: han podido ver cómo iban a ser las cosas en el entorno en el que iban a aplicarlas.

Las estimaciones de eMarketer ya apuntan a que los ingresos vinculados a la publicidad en realidad aumentada superarán los 2.000 millones de dólares en todo el mundo en 2022 y rondarán los 779 millones en este año.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo