PuroMarketing

A pesar de que muchos sigan etiquetándolo como el recurso fácil de la publicidad, lo cierto es que digan lo que digan el sexo vende y además, es capaz de generar la suficiente atención, notoriedad para alcanzar el éxito y el objetivo de cualquier acción publicitaria que lo utilice como reclamo entre "sus ingredientes".

Sin embargo, esta fórmula publicitaria en muchas ocasiones puede conllevar a la provocación o a la alarma social convertida en polémica cuando su empleo roza los límites de la ética, creencias, condiciones, o algunos de los aspectos más sensibles de sociedad más tradicional o conservadora.

En esta ocasión, la nueva campaña publicitaria de la firma de moda holandesa Suit Supply en Reino Unido, se suma a la larga lista de campañas polémicas duramente criticadas en Reino Unido. Una campaña a la que muchos de los británicos han calificado como provocadora y hasta de carácter pornográfico.

Lo cierto es que los diferentes anuncios gráficos de esta campaña publicitaria son explícitos y dejan clara su intención de generar la mayor expectación e impacto recurriendo a un alto contenido erótico y sexual. Pero más allá de ello, se manifiesta una vez más la utilización de la mujer como objetos de deseo, además de su exhibición a la mirada de menores de edad.

Por todo ello, tras las diferentes quejas y denuncias de los consumidores y el público británico, la Comisión de Código de Conducta Publicitaria ha iniciado una investigación sobre la propia campaña publicitaria cuya polémica y denuncias también han saltado a la red a través de los medios sociales.

En la red social Twitter, han sido numerosas las quejas y denuncias sobre dicha campaña y las protestas contra la propia compañía, que tras la polémica generada decidía eliminar algunas de las controvertidas imágenes de su sitio en Facebook, a petición de la propia red social.