PuroMarketing

Las redes sociales se han convertido en los últimos años en una parte indispensable y determinante del marketing en internet y de la estrategia de marketing, al final, en general. A pesar de ello, también se ha creado una suerte de relación más estrecha entre unos sectores y el social media que otros. Ciertos nichos de consumo, por ejemplo, están fuertemente presentes en las redes sociales, mientras que otros han permanecido un poco más al margen, casi como si el cambio no fuera con ellos.

Pero en realidad las redes sociales son para todos y tienen un alcance mucho más completo y complejo de lo que se podría señalar. Algunas estimaciones ya apuntan a que las redes sociales se llevarán el 25% de todo el gasto online de marcas y empresas en 2018.

Y esos números no hacen más que demostrar que las empresas tienen que estar en ellas, lo miren como lo miren. En 2018, por tanto, muchos sectores que se habían quedado un tanto atrás o que no habían entrado de lleno tendrán que recuperar el tiempo perdido. Como apuntan en un análisis publicado en AdWeek, 4 serán las industrias que se convertirán en estrellas emergentes de las redes sociales durante el año.

Hostelería

En realidad, se podría decir que el mundo del turismo y de la hostelería llevan ya bastante tiempo viéndose sacudidos por la red y por los cambios que esta impone. A su tradicional relación con los cambios se ha sumado ahora el modo en el que la tecnología ha impactado en su negocio. Ya no se trata solo de que los destinos de moda cambien de forma recurrente, es que además las nuevas tecnologías han modificado por completo la competencia en el sector, el cómo se consume en el mismo y hasta cómo se llega al consumidor. Y, sin embargo, aún no se le está sacando todo el partido suficiente a las redes sociales. Eso es lo que señalan en las conclusiones del análisis.

La industria de la hostelería podría jugar mejor sus cartas en el social media. Las grandes marcas del sector están empezando a integrarlas en más cosas, como pueden ser reservas y servicios, pero queda mucho por hacer, especialmente teniendo en cuenta el elevado peso que las redes sociales tienen en las decisiones de compra que se toman en esta industria.

Además, a medida que la tecnología impone más cambios, como puede ser el pago móvil, los jugadores tendrán que ser más capaces de asentarse en el terreno de las redes sociales. Un estudio global sobre la industria de la hostelería posicionaba a la estrategia y gestión de las redes sociales como la tercera área en la que más se va a gastar por esta industria, solo adelantada por la gestión para generar más ingresos y el marketing digital.

Sector fabril

Una de las tradicionales ideas que asumían los directivos cuando se enfrentaban a las redes sociales era el de pensar que estas eran sobre todo para ciertos sectores y ciertas áreas. Si el terreno de trabajo en el que se concentraba lo que se hacía entraba en ciertas áreas, era muy probable que pensasen que aquello no era para ellos y escurriesen el bulto. Pero este era solo uno de los errores 'de siempre' en lo que a social media marketing se refiere y uno en el que se empieza a ver cada vez más claro. Las redes sociales pueden ser para todos y lo único que hay que cambiar y ajustar es el cómo usarlas.

Y uno de los sectores que han comprendido que esto es así es el fabril. El mundo de la manufactura está empezando a entrar en las redes sociales usando YouTube, LinkedIn, Facebook, Twitter y Google+ en ese orden de preferencia. Están en redes sociales con fines educativos en relación a sus consumidores, para promover el reconocimiento de marca, para mejorar las relaciones B2B o para gestionar el feedback de los consumidores.

Farmacéuticas

Estar en redes sociales para una empresa farmacéutica para más o menos como entrar en un avispero, ya que lo que se puede decir y lo que no está muy ligado (la publicidad de productos médicos es algo que suele estar regulado en todas partes). Sin embargo, esta industria es una de las que está entrando con fuerza en redes sociales, aunque lo hagan centrándose sobre todo en cuatro tipos de estrategias.

Por un lado, abren perfiles corporativos, en los que se habla de la historia de la empresa, sus trabajadores y se da una visión general. Por otro, cuentan con perfiles ligados a las potenciales carreras en la industria. A ellos se suman dos tipos de perfiles y estrategias ligados a productos. Están los que se centran en las cosas que se venden sin receta médica, en las que se habla del producto, y las que son páginas de comunidad, que se centran en enfermedades concretas pero que no hablan de medicamentos.

El mundo de las finanzas

Otro terreno que también está muy regulado y en el que también está muy controlado lo que se puede decir y lo que no, lo que hace que las redes sociales también parezcan peligrosas. Si a eso se sumaba que el mercado tradicional de estas industrias (baby boomers y jubilados) no estaba en las redes sociales, se comprende el desinterés que tenían estas marcas por ellas. Sin embargo, en los últimos años estos consumidores han entrado en masas en redes sociales, lo que les ha llevado a mostrar más interés por ellas.

A eso se suma que este tipo de compañías tienen que trabajar en lograr la confianza de sus consumidores, algo para lo que las redes sociales son uno de los elementos clave.