PuroMarketing

Si algo ha quedado claro en los últimos tiempos en lo que a redes sociales toca, es que han visto en el vídeo uno de sus grandes y futuros 'El Dorado'. A lo largo de los últimos años, las redes sociales no solo han ido abriendo las puertas al vídeo y han ido lanzando herramientas que hacían mucho más fácil compartir estos contenidos sino que además han comenzado a centrar su estrategia en este punto. Cada vez tienen más opciones de vídeo y cada vez estas son más y más importantes, tanto en su oferta de contenidos como en su cuenta de resultados.

El último movimiento en el mercado del vídeo por parte de las redes sociales llega desde Facebook. La compañía ha ampliado Watch. Su sistema de visionado de contenidos (una suerte de plataforma de VoD propia) llevaba ya unos cuantos meses operativa en Estados Unidos. Ahora, la plataforma llegará a todas partes. Facebook la está lanzando globalmente y, como explican en Business Insider, está abriendo a los editores de contenidos internacionales el monetizar sus contenidos en vídeo.

Reino Unido, Irlanda, Nueva Zelanda y Australia son los primeros mercados en los que se ha empezado con esa última cuestión. En septiembre, esta opción llegará a más países, entre ellos España. Los editores de contenidos tienen ahora acceso a un sistema, llamado Creator Studio, en el que pueden gestionar su inventario de vídeos y acceder a nuevas métricas sobre sus audiencias.

Por qué Facebook lanza Watch de forma global

Pero si Facebook está lanzando de forma global la plataforma es por una razón clara: Watch es una apuesta no solo por el vídeo sino también por la publicidad vinculada al mismo. Cuantos más vídeos haya disponibles, más anuncios se podrán lanzar con ellos. A medida que ha ido abriendo a las páginas la posibilidad de monetizar estos contenidos, también ha ido abriendo más oportunidades para servir anuncios en pre-roll y en mid-roll.

De hecho, como apuntan en el análisis de Business Insider, los vídeos que Facebook está considerando válidos para monetizar en Watch no son necesariamente vídeos vinculados a programas. Puede ser un episodio de un programa pero puede ser también simplemente un clip de vídeo. Facebook se llevará el 45% de los ingresos publicitarios que genere el vídeo.

Y es que la clave de todo este interés de las redes sociales por el vídeo está justo ahí, en los ingresos publicitarios que puede generar. Los internautas han ido buscando cada vez más contenidos en vídeo y se han posicionado cada vez más y más a favor de este tipo de contenidos, lo que ha llevado a que el vídeo protagonice más y más horas de atención.

Si los internautas quieren ver vídeos, las marcas y las empresas estarán más que interesadas en emplearlos para llegar hasta ellos usándolos como plataforma. En los últimos tiempos, el vídeo ha ido aumentando su peso en los presupuestos publicitarios y a las redes sociales este movimiento les ha venido muy a cuenta.

Más consumo móvil, más dinero en redes sociales

De hecho, como apuntan en las conclusiones de un estudio de Warc, el gasto de los anunciantes en vídeos online está creciendo rápidamente (gracias sobre todo al móvil) y la mayoría de ese gasto se está yendo directamente a mano de las redes sociales. Es una suerte de relación causa-efecto. Según los datos del estudio, el 60% del consumo de vídeo online se realiza ya desde dispositivos móviles, lo que ha llegado a los anunciantes inviertan de forma clara en plataformas optimizadas para móvil y sociales, como es el caso de YouTube y Facebook.

Por ello, Facebook se intenta posicionar de forma sólida. "Facebook tiene la esperanza de hacerse con la iniciativa con su plataforma Watch, que está siendo posicionada como un entorno seguro para las marcas ofreciendo segmentación de audiencias avanzada", explica un analista de Warc.