PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

¿Qué impacto tienen las redes sociales y la actividad que las marcas y las empresas mantienen en ellas en los resultados de las compañías? Esta ha sido la pregunta subyacente desde que las marcas tomaron las redes sociales y desde que se posicionaron en las mismas, ya que, a pesar de las promesas y los análisis que al principio apuntaban que las redes sociales eran una suerte de maná gratuito, estar en redes sociales tiene un coste y supone destinar a ello recursos, inversión y horas de trabajo. Por tanto, las redes sociales deben valer para algo.

A primera vista se podría pensar que las redes sociales ayudan a comunicar y a transmitir los mensajes de las marcas, pero las compañías necesitan cuestiones mucho más tangibles y más vinculadas con sus cuentas de resultados. Y en esto es en lo que se ha centrado el último estudio de Sprout Social sobre social media y empresas, analizando la conexión entre ventas y estrategia de social media marketing. Cuando un consumidor 'te sigue' no solo está escuchando o viendo tus mensajes en ese entorno. Se está asentando como cliente.

Los datos apuntan que, cuando el consumidor ha establecido esa relación con la marca en las redes sociales, mantienen el vínculo más allá de ellas. Esto es, la relación que han cerrado en el entorno de los social media ayuda en la fidelización fuera de ellos. Si los sigues en Twitter o en Facebook, es probable que después acabes comprando sus productos y respondiendo a sus estímulos.

Según las conclusiones de Sprout Social, nueve de cada 10 personas reconocen que compran a aquellas marcas que siguen en redes sociales, sean las redes que sean Esto es, a la hora de comprar se decantan antes por aquellas marcas que están siguiendo de forma habitual.

Curiosamente, el impacto de la relación entre redes sociales y consumo ha ido en aumento. En el último estudio que Sprout Social hizo sobre este tema, el año pasado, los datos mostraban una preferencia del 75%.

Los contenidos audiovisuales, prioritarios para los jóvenes

De todas las redes sociales y de todos los tipos de contenidos, hay uno que resulta mucho más notable e influyente. Se trata del contenido audiovisual, al menos entre los consumidores más jóvenes.

Por tanto, aquellas redes sociales en las que el epicentro está en la imagen, ya sea el vídeo como en YouTube o las fotos como en Instagram, son las que tienen un mayor impacto aumentando la popularidad de marcas y productos entre los consumidores más jóvenes.

Además, estas redes sociales son las que están logrando más interés y atención entre los más jóvenes. El 73% de los miembros de la Generación Z asegura que va a pasar más tiempo en Instagram en el futuro y el 65% que lo hará con YouTube.

Lo que los consumidores esperan

Todos estos datos resultan especialmente valiosos para las marcas en términos de lograr objetivos. Los marketeros aseguran que buscan lograr mejor conocimiento de marca usando las redes sociales (69%), aumentar el tráfico web (52%) y hacer crecer su audiencia (46%).

Las compañías deben, eso sí, tener en cuenta de forma más clara las expectativas de los consumidores cuando gestionan sus contenidos y toman decisiones sobre qué incluir en sus perfiles. Según los datos del estudio, los consumidores quieren engagement (61%), transparencia (45%) y un servicio de atención al cliente que sea sólido (44%).

En este último punto, no se trata solo de solucionar problemas sino también de hacerlo rápido. Un 79% de los encuestados espera que las compañías les respondan en la primera hora.

be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo