PuroMarketing

Esperar que los baby boomers y los Z se comporten igual es un error
Así cambia según la edad del consumidor el impacto del social media marketing

Las redes sociales se han convertido en un elemento común en la vida online de los ciudadanos y, a medida que más y más grupos de edad se digitalizan, también se ha asentado como una pieza transversal. Esto es, ya no es solo algo que hagan los jóvenes, sino que se emplea por todas las edades. Todo ello lleva a que las redes sociales se conviertan en un granero de potenciales consumidores, que las marcas ven de forma muy atractiva.

Aun así, no puede entenderse el universo de las redes sociales con generalidades. Hay que comprender lo que importa a unos y a otros y lo que los diferencia cuando se trabaja la estrategia de social media marketing.

El cómo se descubren marcas y el qué se conozcan sus productos cambia un tanto según la generación a la que analice, como acaba de demostrar un estudio de Sprout Social y The Harris Poll.

En términos generales, hay tres elementos que son los que más funcionan para todos los consumidores. El primero es la publicidad. Un 58% de los consumidores de cualquier edad descubren productos y marcas gracias a los anuncios de la televisión y la radio. El segundo son las redes sociales, con un 55% descubriendo cosas gracias a los social media. Y, finalmente, está el boca a boca, que funcina para el 50% de los encuestados.

Sin embargo, en el descubrimiento de productos vía redes sociales se produce un abrupto cambio generacional. Para los consumidores más jóvenes el es elemento que arrasa, mientras que para los de más edad es el que resulta menos importante. Así, el 78% de los miembros de la generación Z descubre así productos y marcas, como lo hacen el 61% de los millenials y hasta el 56% de los de la generación X. Entre los baby boomers, la cifra cae al 35%.

También cambian las tornas cuando lo que se analiza es cuáles son las fuentes favoritas para recibir información sobre las marcas y cuáles se creen que se convertirán en las primarias en el futuro cercano. Ahí, quienes ganan son las redes sociales. Son la vía favorita para el 33% de los encuestados y el 35% cree que se convertirá en la fuente de información principal a tres años vista.

Las redes sociales como punto de conexión

Pero, incluso en aquellos grupos demográficos en los que el descubrimiento de productos no es tan claro vía redes sociales, sí hay una percepción clara de que las redes sociales funcionan como un altavoz para conectar con ellas. En general, un 68% de los consumidores asegura que las redes sociales les permiten interactuar de forma directa con las marcas y las empresas. Aunque también hay una diferencia entre los más jóvenes y los consumidores de más edad bastante notable, los porcentajes son altos en todos los grupos.

Así, un 76% de los Z, un 75% de los millennials y un 74% de los X están fuertemente de acuerdo o más o menos de acuerdo con esa idea. En el caso de los baby boomers, es el 48%.

Así se usan las redes sociales en términos de marca

El estudio también ha preguntado cómo conectan con las marcas y cuál suele ser la actividad habitual que se realiza vinculada a sus perfiles sociales. El 45% de los encuestados da likes, el 43% sigue a marcas y el 32% deja reviews. Un 23% comparte contenidos de marcas, un 21% usa las redes sociales para quejarse de fallos, un 20% contacta con marcas de forma privada y otro 20% sigue a influencers que son brand ambassadors. Solo un 18% etiqueta a las marcas en sus propias actualizaciones.

Los consumidores ven las redes sociales como un elemento de una cierta utilidad en su relación con las compañías y en sus patrones de consumo. Un 43% las emplean para descubrir nuevos productos, marcas y servicios, un 42% para acceder a más información sobre ellos y un 36% para comprar productos. Un 33% usa su perfil para recomendar productos, marcas y servicios a sus amigos y familiares.