Cursos y Formación
Las áreas en las que los marketeros deben mejorar su formación
Ciertas áreas funcionan como pilares de lo que va a ser - y es - la estrategia de marketing, por lo que los marketeros deben mejorar sus conocimientos 
Publicado por Redacción

Si hay una lección que los marketeros han tenido que aprender es que en su profesión la formación continua es crucial. Los cursos de marketing y los planes educativos son una constante.

Ya sea un master en alguna área de marketing, un curso específico o una serie de congresos y conferencias, los profesionales de marketing acaban echando mano de algún elemento formativo para comprender a qué deben enfrentarse. Dado que el mercado cambia de forma continua y que la profesión siempre está sumida en cosas nuevas, los marketeros necesitan seguir estudiando para ponerse al día.

Pero ¿en qué áreas deben formarse los marketeros? ¿Qué deben tener en cuenta para ampliar conocimientos o afianzar sus saberes?

Quizás, a primera vista, se podría pensar que todos tienen que ponerse a estudiar sobre el metaverso, porque parece que es de lo que todo el mundo está hablando ahora. Y, aunque sí que hay que empezar ya a prestar atención a qué va a suponer el metaverso, los marketeros tienen aún que afianzar conocimientos en áreas más básicas.

Redes sociales

Es posible que haya muchos marketeros que piensen que ya han aprendido todo lo que hay por aprender en este terreno. Al fin y al cabo, las redes sociales llevan mucho tiempo en el mercado y llevan años dominando las estrategias de marketing.

Sin embargo, si hay un terreno en el que la formación continua es importante es este, porque los ciclos de vida de las redes sociales son muy acelerados y la necesidad de saber qué es lo que importa ahora y cuáles son las mejores herramientas para llegar a los consumidores más necesarias que nunca. Los marketeros no pueden dejar nunca de estudiar los social media y lo que deben hacer en ese terreno.

Privacidad y datos

Una de las cuestiones en las que hay consenso es en la importancia creciente de la tecnología para el marketing. Las fronteras entre el departamento de TI y el de marketing son cada vez más difusas y borrosas. Por ello, los marketeros han tenido que ir adquiriendo cada vez más conocimientos en tecnología y han tenido que incorporar a sus responsabilidades áreas que en otro momento no hubiesen tenido nada que ver con ellos.

Aunque todo lo que importa en tecnología importa también en marketing, quizás un terreno en el que los marketeros deben formarse de forma especial es en el de los datos. Los datos son clave para muchísimas cosas, especialmente para diseñar acciones de marketing, adelantar necesidades de los consumidores y ser mucho más efectivos a la hora de conectar con el público.

Los marketeros deben sentirse cómodos en el universo de los datos, pero también deben tener muy presentes sus límites. Por tanto, formarse en privacidad y estudiar todos los mecanismos legales que limitan qué se puede hacer y qué no es clave.

Sostenibilidad

Poco importa qué término de moda se emplee para hablar de esto, pero la sostenibilidad - y sostenibilidad no es simplemente ser más ecológico y reciclar - se ha convertido en una de las prioridades destacadas que deben tener en cuenta las empresas.

Eso también implica que el trabajo de los marketeros debe estar conectado a este terreno. Es importante que los marketeros comprendan el amplio concepto de lo que es sostenible y que se centren en áreas que a veces quedan un poco de lado cuando nos sentamos a leer sobre sostenibilidad.

De hecho, también podemos sumar aquí cuestiones como las de género y el feminismo. La igualdad de género forma, al final, parte de los llamados objetivos de desarrollo sostenible. Los marketeros deben comprender bien qué implica todo esto y no quedarse solo con un par de clichés.

Reputación

La reputación se ha convertido en un activo muy valioso en tiempos especialmente complejos. Cuando el mercado entra en crisis y cuando los consumidores reducen sus patrones de compra, pocas cosas son las que separan a las empresas entre triunfar y dejarse arrastrar por la mala situación.

En ocasiones, lo importante son los precios. Y siempre, lo crucial es la reputación. Una marca en la que confías es una en la que te apoyas a pesar de todo. Los marketeros deben comprender ahora más que nunca qué importa en reputación y cómo trabajar para asentarla.

Publicado por Redacción

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!