PuroMarketing

Uno de los elementos más importantes en la estrategia en internet de cualquier empresa es el posicionamiento en buscadores. Los consumidores acceden a la red empleando estas herramientas (o mejor se podría decir que empleando Google) y estar en un buen puesto en alguna de ellas es la solución básica y fundamental para conseguir que los internautas accedan a lo que se le quiere mostrar. Pero alcanzar esos primeros puestos no es fácil y hay que trabajar duro para lograrlo. El SEO es, por tanto, una disciplina que no debe ser olvidada a la hora de afrontar la estrategia del año.

Pero ¿qué traerá 2015 en el terreno del SEO? Las previsiones para el futuro inmediato en SEO son bastante continuistas. Los expertos no esperan cambios realmente disruptivos sino más bien puntos que se apoyan de forma bastante directa en lo que se ha estado viendo en los últimos tiempos en cuestiones de posicionamiento.

Los links deben ser ganados, no comprados

Conseguir que otros linken a la propia página ha sido una de las habituales estrategias para conseguir posicionamiento y sigue siendo valorado como una de las maneras en las que se confirma la autoridad de una página sobre una materia. Si los demás apuntan a ellos, será porque saben de lo que están hablando. Pero aunque los links siguen siendo una herramienta clave para conseguir un buen posicionamiento web, hay que olvidar ya para siempre las estrategias de hacerse con ellos de forma no natural.

En el pasado las granjas de enlaces funcionaban muy bien e impulsaban a las páginas que los usaban a las primeras posiciones. Las diferentes actualizaciones de Google han ido priorizando otros tipos de enlaces y han hecho que este tipo de soluciones sean cada vez menos valiosas. Lo que hay que hacer ahora es conseguir links de calidad y en 2015 no se puede descuidar.

Por ello, muchas compañías están empezando a unir (o a hacer que trabajen de forma más relacionada) los departamentos de comunicación y SEO (los primeros consiguen que hablen de ellos y con suerte ese contenido reportará un link). El SEO dejará de ir por libre y el departamento que se encarga de ello se integrará de forma mucho más directa con los departamentos de marketing y comunicación.

En definitiva, hay que crear elementos en la página que sean lo suficientemente atractivos como para que los demás los linken. Los enlaces conseguidos porque si ya no funcionan.

Optimización móvil

Todo el mundo sabe ya - y no será por estudios que no lo han advertido - que el tráfico móvil será el que marque el consumo de internet en el mañana. Cada vez son más los consumidores que emplean sus dispositivos móviles para acceder a la red y pronto serán más que quienes lo hagan desde escritorio. Pero aunque por el momento los últimos siguen siendo los primeros, los buscadores (Google realmente) ya valoran más a aquellas páginas que saben responder a las necesidades de ambos.

Google aprecia el diseño responsivo y que la web funcione de forma adecuada a todos los niveles. Estar optimizada para dispositivos móviles no solo permite que llegue a todos los consumidores, sino que además hará que Google la valore más. Y si en 2014 este hecho se comentaba y se recomendaba, en 2015 no se puede dejar pasar.

Y, si no, la partida la pueden ganar las aplicaciones. Hay quien adelanta que en 2015 se empezará a ver cómo las apps entran poderosamente en los resultados de búsqueda de Google.

Impulsar la comunidad

Algo que triunfa ya entre los consumidores es obvio que tiene interés también para otros lectores. El pensamiento es una deducción racional que también funciona para Google. El buscador valora aquellas páginas en las que se producen comentarios, por eso hay quien recomienda crear blogs corporativos que sean realmente interactivos, y crear comunidades. Hacer que los consumidores hablen de los productos no solo ayudará a llegar a otros consumidores, también lo hará con Google.

Las redes sociales, por otra parte, son cada vez más importantes en cuestiones de posicionamiento. Los buscadores tienen más en cuenta qué está pasando en esa área para determinar si realmente son o no interesantes las cosas que se están ofreciendo. Por ello es inteligente concentrarse en crear activas conversaciones sociales y escoger a aquellas que resultan especialmente relevantes.

Además hay quienes apuntan que tras el fiasco de Google + (y la progresiva retirada de su sistema de autoría) Google empezará a dar cada vez más peso a lo que sucede en Facebook y en Twitter para determinar qué es y qué no es importante.

Contenidos de calidad

Los internautas valoran los contenidos de calidad, aunque la idea generalizada que se ha tenido hasta ahora es que sobre todo quieren acceder a contenidos breves que puedan ser leídos rápidos. Los cambios en los patrones de consumo (ahí están los contenidos longform, cada vez más habituales) lo demuestran. Pero no solo lo valoran los internautas, sino también los motores de búsqueda. Las diferentes actualizaciones de Google han ido premiando a aquellos que apostaban por contenidos de mayor extensión y también a quienes cometían menos faltas de gramática y ortografía, en un intento por premiar a quienes lo están haciendo bien y esforzándose y por tanto dando el mejor servicio a los consumidores.

Los vídeos son, de forma paralela, una respuesta a lo que los consumidores buscan y quieren (el consumo de vídeos es cada vez más elevado) y una fórmula para garantizar altos tiempos de permanencia... y conseguir así que los buscadores prioricen al site en posicionamiento.

Importancia de lo local

Cada vez lo local es más importante. Los consumidores quieren saber qué tienen cerca y cómo llegar a ello y servicios como los mapas se convierten en fuentes muy elevadas de tráfico. Las últimas actualizaciones de Google han ido dando más importancia a estos elementos. De hecho, Pigeon - su último cambio en el algoritmo - mostraba, según los expertos, el compromiso de Google por ser más eficiente a la hora de ofrecer información de proximidad y fortalecerse en cuestiones locales.

El futuro pasará aún más por ese aspecto, sobre todo a medida que los consumidores empiecen a emplear no solo sus smartphones en movilidad para conectarse a internet. Los wearables harán que lo próximo sea aún más relevante y los buscadores darán aún más peso a lo cercano.

Google no es el único buscador del mundo

Cuando se habla de SEO y posicionamiento en buscadores se piensa directamente en Google, ya que es el buscador con una mayor cuota de mercado. Pero si algo se repite en las previsiones sobre qué ocurrirá en SEO en 2015 es el punto de que Google no es el único buscador disponible en el mercado. ¿Por qué hay que empezar a prestar más atención ahora a otros buscadores que la que se prestaba antes?

Quizás sea una manera de posicionarse a medio plazo y de tener en cuenta pequeños - pero existentes - cambios. Mozilla, por ejemplo, ya no traerá Google como buscador de serie, sino Yahoo (que se convertirá en el buscador que espera al consumidor cuando abre el aún muy popular navegador). Lo mismo sucederá con Safari a lo largo de 2015: Google dejará de ser su buscador por defecto y tanto Yahoo como Bing están posicionándose para tomar el relevo.