PuroMarketing

  • CONTENIDO PATROCINADO
Auditoría SEO y Linkbuilding, pilares básicos de una estrategia de posicionamiento

En la estrategia de marketing digital, el SEO sigue siendo uno de los elementos básicos y fundamentales. Es elemental, porque los consumidores siguen empleando de forma masiva los buscadores -y Google de forma específica- para encontrar a marcas y productos. Es fundamental, porque su ROI es muy elevado y logra impulsar de forma notable lo que consigue la estrategia de marketing. Así, las compañías deben centrarse en su estrategia de posicionamiento web y trabajar su SEO.

Para ello, nada mejor que contar con la ayuda de los expertos en posicionamiento SEO, como es el caso de Eskimoz. Esta compañía cuenta con una plantilla de más de 100 consultores en Europa dedicados de forma exclusiva al posicionamiento web: la empresa trabaja únicamente en SEO, lo que los lleva a saber muy bien cómo se debe trabajar para lograr el éxito a la hora de conquistar los resultados de Google. Además, Eskimoz no se centra solo en dar consejos sobre cómo debe hacerse la estrategia SEO, sino que trabaja en su implementación, logrando que sus clientes la lleven a la práctica. Es "un 80% de producción y un 20% de consejos".

En cualquier caso, la estrategia SEO debe partir de los pilares seguros y básicos sobre los que debe asentarse una estrategia de posicionamiento web.

Para empezar: Auditoría SEO

Así, antes de lanzarse a hacer cambios o a aplicar mejoras, hay que sentar las bases. Para ello, resulta crucial antes de empezar a trabajar realizar un análisis SEO. Casi se podría decir que es como una suerte de examen detectivesco: se necesita investigar qué está haciendo la compañía y qué resultados logra en su estrategia de posicionamiento web.

Una auditoría SEO debe ser realizada por manos expertas, que se encargarán de examinar qué hace la propia compañía y qué sus principales competidores. No es únicamente crear un listado de palabras clave básicas del mercado en el que se mueve y ver cómo lo hace o uno de mejores páginas posicionadas y cuántas son de la compañía. Se trata de un examen en profundidad de todo lo que respecta al posicionamiento web.

Es, en cierto modo, la Selectividad de la estrategia SEO corporativa. Cuando se termina el proceso, se logran conclusiones sólidas de cuáles son las fortalezas y las debilidades del SEO de la empresa. Una vez hecho ese trabajo, se tiene una visión realista y completa de en qué estado se encuentra la web y qué se debe hacer para mejorar datos.

Para impulsar: Linkbuilding

Una vez que se conocen los errores, es el momento de solucionarlos. También es el momento de hacer mejoras y esforzarse por lograr amplificar el alcance de la web corporativa. Ahí es donde entra en juego la estrategia de linkbuilding, que, como explican desde Eskimoz, es "uno de los canales de optimización principales cuando se implementa una estrategia de posicionamiento SEO".

Construir una buena estrategia de linkbuilding no implica intentar ser linkado en cualquier web y con cualquier excusa. Los tiempos en los que lo que importaban eran los links casi al peso han quedado ya muy lejos. Ahora, los enlaces deben resultar naturales y aportar valor. Solo así Google los tendrá en cuenta a la hora de posicionar un site en sus resultados.

De hecho, un estudio de Eskimoz señala el dominio de las anclas naturales en la estrategia de los marketeros: son el 83% de las que utilizan. También se busca aparecer en sites de medios y en contenidos de calidad, porque estos impactarán de una manera más positiva en la estrategia SEO.