PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En uno de los muchos análisis que los dominicales publicaban estos días sobre los precios de la compra, un especialista apuntaba que no era necesariamente que los precios del supermercado hubiesen subido estos días.

Para no pocos consumidores la sensación era la de que estaban gastando más dinero en la compra de supermercado del que gastaban normalmente y esto ocurría porque muchos estaban haciendo la compra en el supermercado más cercano a su casa, que no necesariamente era el que habitualmente empleaban. Ir al super barato se había convertido en un comportamiento limitado, como también el elegir los productos que se estaban comprando. No siempre puedes comprar lo que quieres o lo que es más barato, sino que hay que quedarse con lo que hay en ese momento en el supermercado.

A todo ello hay que sumar que también ha cambiado nuestra cesta de la compra, aumentando la compra de productos 'capricho', que adquirimos como una suerte de premio para estos días, y la compra de marcas propietarias (aunque es de esperar que cuando todo esto gane la partida la ganen las marcas blancas). Pero también, y como acaba de demostrar un estudio, los consumidores están probando más marcas durante la pandemia, incluso aquellas que hasta ahora se habían resistido.

Como acaba de demostrar un estudio estadounidense, los consumidores atrapados en sus casas están dedicando el tiempo que tienen ahora a probar marcas y productos que no estaban usando antes.

Más de la mitad prueba marcas nuevas

Más de la mitad de los encuestados asegura que ha probado productos en categorías tan diversas como comida, bebidas, bienestar o productos para bebés que no habían usado antes durante el último mes.

Los miembros de la Generación Z, los consumidores más jóvenes, son quienes han probado más productos en general y los millennials los que más han probado productos de marcas nuevas para bebés. Los Z están probando especialmente nuevos productos en belleza y cuidado personal y en comidas y bebidas.

Esta última categoría es la que un mayor porcentaje tiene de descubrimiento, junto con la de productos del hogar. Un 33% de los encuestados reconoce haber probado marcas nuevas en ambos dos nichos de mercado.

Para el 67% de los consumidores, en general, la crisis del coronavirus ha cambiado de gran manera o en cierto grado su visión de las marcas.

Marcas con las que luego se quedarán

Estos cambios, además, son interesantes para las marcas porque les abren una nueva oportunidad de conexión con los consumidores. El 48% de los encuestados reconoce que de forma definitiva seguirán usando marcas que han descubierto durante este período, con los millennials y los Z superando ese dato (50 y 55% respectivamente).

Como explica Susan French, responsable del estudio, la crisis se ha convertido así en una "oportunidad para adquirir nuevos consumidores" y debería ser también un momento para invertir en crear "infraestructura de marca" para fidelizar a esos clientes.

Una vez que se ha roto la barrera de lo nuevo, las marcas deben responder a las expectativas de los consumidores, que buscan valor (79%), calidad (71%), seguridad para empleados y clientes (58%), disponibilidad rápida (58%) y que la marca retorne valor a la comunidad (47%) en las empresas.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo