Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Una imagen más cercana a las mujeres reales
Los juguetes tienen que ser ahora más inclusivos, mostrando más realidades y demostrando a los niños que el mundo es mucho más variado de lo que los juguetes del pasado mostraban
La nueva Barbie es un reflejo de como han cambiado los consumidores y deben hacerlo las marcas
1.295 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • Los mejores contenidos al mejor precio ¡Descubra más de 40 millones de fotos, vectores y vídeos!
  • Llega una nueva forma de entender el marketing de contenidos
  • PURO MARKETING

    Mattel acaba de anunciar un cambio en el diseño de sus populares muñecas Barbie que se ha convertido en material para cientos de noticias, para comentarios y más comentarios en redes sociales y que ha servido para que todo el mundo establezca su teoría y dé su opinión sobre lo que la gran multinacional ha hecho. La muñeca Barbie dejará de tener un cuerpo único y llegará al mercado en varios formatos. Ahora Barbie tendrá curvas, será bajita o será alta, al tiempo que contará con diferentes peinados y diferentes orígenes.

    En total, la nueva Barbie tendrá cuatro tipos de cuerpo, siete tonos de piel, 22 colores de ojos y 24 peinados diferentes, lo que creará al final 33 muñecas distintas que harán que haya una Barbie para cada persona (o al menos eso es lo que están intentando transmitir). Como recuerdan en la CNN, este no es el primer movimiento que Mattel realiza para hacer de la Barbie algo más realista. El verano pasado cambió la estructura de sus pies, con tobillos que ahora pueden moverse, para permitirle calzar zapatos planos. Hasta ahora, Barbie solo podía llevar zapatos de altísimo tacón.

    Aun así, el cambio realizado ahora por Mattel es el más grande jamás hecho en la estructura y el diseño de Barbie y el más ambicioso. Y, también, se podría decir que el más marcado por las circunstancias. Barbie, una muñeca con unas cuantas décadas de vida y que se había convertido en uno de los símbolos de muchas cosas en los últimos años, se ha visto obligada a aceptar no solo los cambios de intereses de los consumidores sino también los cambios sociales y los cambios en lo que los consumidores esperan de las marcas.

    A Barbie, al final, quienes la cambiaron fueron las tendencias de consumo.

    Mujeres reales

    Mattel ha visto, de hecho, como sus cifras de ventas han ido cayendo en los últimos tiempos. Los últimos resultados de la marca mostraban un retroceso en ventas, marcado por un cambio en los modelos de juguetes que triunfan (Mattel no está consiguiendo entrar en el nuevo boom de lo tecnológico y lo electrónico) y sobre todo por el retroceso de las ventas de Barbie. Tras años de bonanza y de ser la reina de la industria juguetera, Barbie acumula ya cuatro trimestres de caída de ventas.

    ¿Qué es lo que le ocurre a la muñeca? Barbie no se ha sabido adaptar a los tiempos. La muñeca ha sido siempre el objeto de las críticas de los analistas que miraban al juguete desde una perspectiva feminista, ya que la muñeca no representaba a las mujeres reales y vendía un mundo glamuroso muy poco realista. La cintura de Barbie es, por ejemplo, anatómicamente imposible. Y no solo eso: diferentes estudios (ahora mismo los medios los están citando en masa al hilo de los cambios lanzados por Mattel) señalaban que el jugar con Barbies no era muy positivo para la autoestima.

    Y, aunque Barbie ha ido desempeñando diferentes profesiones a lo largo de los años y demostrándole a las niñas que pueden ser cualquier cosa, desde astronautas a presentadoras de televisión a científicas, los padres habían empezado a ver a la muñeca como un ejemplo más bien de un mensaje del pasado y no del presente. En medio de la tendencia creciente de presentar otros modelos femeninos, Barbie se había quedado un tanto caduca. "La gente quiere muñecas que se parezcan a ellos", dice un experto a Los Angeles Times, donde también recuerdan que incluso Disney se ha visto obligado a cambiar. Las últimas películas tienen protagonistas femeninas muy diferentes a las de sus películas tradicionales. Ya no son princesas esperando a ser salvadas por el príncipe y, de hecho, Frozen fue convertida por la crítica en la película feminista de Disney.

    "Barbie refleja el mundo que las niñas ven a su alrededor", explica a Fortune Richard Dickson, el CEO de Mattel. "Su habilidad para desarrollarse y evolucionar con los tiempos, manteniéndose fiel a su espíritu, es una razón central por la que Barbie es la muñeca número uno en lo que muñecas de moda se refiere", añade.

    La presión sobre Barbie para adaptarse a los tiempos acumula ya años y, de hecho, la muñeca ya protagonizó diferentes campañas para 'lavar su cara'. La última, que se convirtió en viral, reforzaba la idea de que Barbie enseñaba a las niñas que podían ser cualquier cosa.

    Los juguetes, más inclusivos

    La tendencia es además generalizada y no solo afecta a Barbie (aunque Barbie, siendo como era algo con tanto tiempo y que se había convertido en un símbolo de lo que más se criticaba, es el ejemplo más claro). Los juguetes están siendo llamados a adaptarse a los tiempos y a cambiar. La sociedad ha cambiado y los consumidores piden cosas distintas.

    Los juguetes tienen que ser ahora más inclusivos, mostrando más realidades y demostrando a los niños que el mundo es mucho más variado de lo que los juguetes del pasado mostraban. Al fin y al cabo, el juego tiene una voluntad también educativa. Lego presentaba recientemente una figura en silla de ruedas y se rumorea que lanzará un perro guía.

    Las técnicas del marketing online, con el máster más prestigioso. UPF Barcelona School of Management
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar