Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Por qué triunfan estos jóvenes creadores
Los niños sueñan con ser youtubers: sus referentes en la red de vídeos son cada vez más jóvenes y por tanto más parecidos a ellos
La edad de oro de las jóvenes estrellas de YouTube
1.045 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • Selecciona contenidos y crear de forma sencilla tus eBooks en PDF
  • Prácticas profesionales, asesoramiento individualizado, headhunters, inglés Premium opcional
  • PURO MARKETING

    Preguntarles a los niños qué quieren ser de mayor es una de esas cuestiones que abuelos, tíos y señoras un tanto cotillas de parada de autobús suelen hacer de forma recurrente. Las respuestas suelen ser siempre las mismas y suelen ser bastante irrelevantes. Sin embargo, cuando se hace esa misma pregunta de forma masiva, las respuestas se convierten en algo mucho más interesante y en una información que muchas veces ayuda a ver cómo están cambiando los modos y las costumbres. Y así una de estas encuestas, elaborada por Adecco, pone de manifiesto algo que los analistas de internet ya estaban viendo. Los youtubers están viviendo su edad de oro.

    En la lista de respuestas que los niños ofrecen cuando se le hace la pregunta de qué quieren ser de mayor, hay cada vez más profesiones del universo 2.0. Los niños del presente quieren ser youtubers, probadores de videojuegos o gamers, community managers y blogueros, además de las clásicas profesiones que suelen aparecer siempre en estos listados. Si quieren ser estas cosas es porque conocen estas profesiones y, sobre todo, porque están cada vez más en conexión con ellas.

    Y es que los jóvenes y los niños se han convertido en consumidores activos y recurrentes de la red y han encontrado en ella a su guía generalizada. Para ellos, la red es la principal fuente de información y la que está haciendo que los demás medios de comunicación se estén quedando obsoletos. Buscan todo lo que necesitan (información y entreteniemiento) en la red y lo hacen, además, echando mano de nuevas fuentes. Quienes están triunfando en la red no son los medios tradicionales en su versión adaptada a lo que internet reclama, sino más bien los nuevos jugadores que están sirviendo contenidos nativos para esos universos. En la red, los jóvenes y los niños no buscan al canal de tele tradicional en su versión online, sino que directamente echan mano de los contenidos que han aparecido directamente en esos entornos. Se van directamente a YouTube y, una vez allí, se van a lo que están publicando los youtubers, las estrellas de YouTube.

    Esas estrellas de YouTube son además cada vez más jóvenes, algo que se siente especialmente si se está fuera de ese grupo demográfico y se va a ver lo que esos jóvenes ven. Quienes les ofrecen contenidos no son mucho más mayores que ellos. Son ellos, en realidad, encumbrados a la nueva realidad de estrellas de internet. Si se mira la lista de los youtubers que están haciendo más dinero (Forbes sacó una hace unos meses), la mayoría está por debajo de 30 y son veinteañeros. Es, en definitiva, la edad dorada de las jóvenes estrellas de YouTube.

    Por qué triunfan estos jóvenes creadores

    ¿Qué es lo que lleva a que estos jóvenes, que muchas veces empiezan a crear contenidos de forma claramente amateur, se incorporen raudos y veloces a las listas de los más vistos en YouTube? El que estén hablando a una audiencia potencial que bien podrían ser ellos les da un punto de ventaja sobre otros jugadores. Ellos comprenden a la audiencia, saben lo que quieren (al fin y al cabo, es lo mismo que lo que ellos quieren) y lo hacen de una forma clara y directa. Mientras los grandes medios y las televisiones se esfuerzan por intentar comprender qué quieren los jóvenes (sin éxito), ya hay quien se está llevando a esa audiencia.

    Por otro lado, no solo han comprendido lo que quiere su audiencia, sino que están dispuestos a dárselo por muy extraño que sea. Ningún directivo de una televisión podría aceptar que lo que tiene que hacer es sentar a un gamer a jugar durante horas, grabarlo en vídeo y sacarlo como contenido y nadie tampoco en su sano juicio (se podría, de una forma cuestionable, añadir) aceptaría como contenido con potencial para conectar con el público el poner a alguien a hablar en susurros sobre cualquier cosa. Más exitosa o más de nicho, las dos son tendencias que están ahora mismo teniendo su momento en YouTube y a las que ya se han entregado estos youtubers jóvenes y exitosos.

    No hay más que ver cuál es el último formato viral en vídeos (100.000 visitas en 23 minutos?) para comprender qué es lo que pasa. La última moda es el mukbang, vídeos en los que se come ante la cámara una bolsa de comida de la forma más rápida posible. Hay quien le busca una explicación de neurociencia (las neuronas espejo hacen que nos saciemos viendo estos vídeos) pero sea como sea es uno más de esos booms de los jóvenes youtubers.

    Por haber hay hasta mixs en los que se mezclan todas estas tendencias: gente comiendo ante la cámara y hablando en susurros.

    Así, los jóvenes encuentran en estos productores de contenido esos contenidos que los medios tradicionales no les ofrecen, pero que ellos quieren ver, mientras que estos productores de contenidos han encontrado una nueva forma de crear ingresos. Han encontrado una profesión de la era de internet.

    A todo esto hay que sumar que se produce una identificación. Frente al muchas veces paternalista presentador de televisión, la estrella de YouTube es como uno mismo, es el otro lado del espejo. Y por ello funciona.

    Ciudad sin ley

    El hecho de que estos jóvenes estén teniendo tanto éxito no es, sin embargo, una cuestión meramente de cambio de gustos, sino que está teniendo un impacto también en los contenidos y en la publicidad que se sirve asociada a esos. Si estos jóvenes youtubers están entrando en su edad de oro no es solo por sus increíbles audiencias sino también porque las marcas cada vez cuentan más con ellos. Los usan para vender seguros, para hablar de ONGs o para apuntalar el último taquillazo de Hollywood. Y así el joven creador con una webcam se convierte de pronto en un 'entrepreneur'.

    Pero esta situación crea un nuevo terreno de juego y uno en el que las cosas no están nada claras. Las marcas no tienen ni idea de qué hacer con estos jóvenes creadores y ellos mismos tampoco tienen claro cómo funciona el mundo publicitario, lo que está haciendo que algunas normas básicas de la publicidad no siempre se cumplan. Ahí está el reciente caso de PewDiePie, uno de los youtubers que entra siempre en las listas de influencers de nuevo cuño y que suele encabezar las listas de quienes hacen más dinero en la red de vídeos. Una investigación demostró que jugaba al despiste a la hora de presentar la publicidad, que aparecían camuflada como contenido legítimo.

    Prácticas profesionales, asesoramiento individualizado, headhunters, inglés Premium opcional
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar