Diario Digital Líder de Marketing, Publicidad y Social media en Español

closed
Iniciar sesión
AdBlock Plus detectado!
  • Hemos detectado que navega a través de nuestro sitio web utilizando un sistema de bloqueo de publicidad. Desactive sus funciones para poder navegar libremente

    Entienda que la presencia de anunciantes en nuestro sitio web, es importante para poder ofrecerle siempre los mejores contenidos y el acceso a los mismos de forma gratuita

    Para acceder a nuestros contenidos, por favor, desactive su plugin y actualice esta págiona

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies

  • Patrocinados
  • ¿Necesitas una imágen? ¡Encuentra tu foto en fotolia.com!
  • Programa Profesional Marketing de Contenidos
  • Envía emails a tus contactos de forma segura, sin Spam. Pruébalo!
  • Te esperamos en el mayor encuentro para profesionales del marketing. Aforo limitado
  • La Mejor Herramienta de Email Marketing
  • Ya no basta con satisfacer a los clientes; ahora hay que dejarlos encantados

    Philip Kotler tiene mucha razón, la mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos

    Tags: clientes | marketing | estrategia | empresas | Publicado por Carmen Santo
    08-10-2012 (10:27:02)
    Philip Kotler tiene mucha razón, la mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos

    Las palabras de Philip Kotler, mundialmente conocido como "padre del marketing moderno", son auténticas perlas de sabiduría, que conviene analizar, con el fin de extraer todo el jugo de sus valiosos consejos. Aquí tenemos una muestra de sus frases más representativas, aplicadas al marketing social:

    "El futuro no está por venir. Ya llegó."


    Ciertamente, la revolución ya ha comenzado, todo el planteamiento de marketing tradicional ha quedado obsoleto. Se ha producido un importante traslado de poder, de la empresa al cliente; ahora es éste quien pone las reglas, y la empresa debe someterse a sus mandatorios.

    "El vendedor de éxito se preocupa primero por el cliente, y luego por los productos."


    La principal preocupación de las marcas ha de ser el usuario; es el auténtico protagonista de toda estrategia comercial. Si no se tienen en cuenta sus exigencias, no conseguirá que éste elija su producto.

    "¿Quién debe diseñar en última instancia el producto? El cliente, por supuesto."


    Él es quien tiene la última palabra, quien va a decidir si cumple sus expectativas, si tiene el precio adecuado o si desempeña correctamente las funciones para las que ha sido concebido. Si no se ajusta a los requisitos que el cliente considera, será rechazado. De hecho, "Los clientes compran a la empresa que, desde su punto de vista, ofrece el valor más alto entregado al cliente".


    El pensamiento de marketing está sufriendo un cambio: de maximizar la utilidad que la empresa obtiene de cada transacción a maximizar la utilidad mutua que se obtiene de cada relación.


    La transacción comercial, la venta pura y dura, ha dado paso a una relación entre la marca y el cliente. Ha habido un acercamiento, ahora la marca se presta a hablar con el consumidor, es más, ha dispuesto a tal fin nuevos canales, como son las redes sociales, o el CRM social. El fin último de la empresa no es que el cliente compre el producto, sino hacer que la experiencia con la marca sea altamente positiva, para así conseguir fidelizarle, que se mantenga a su lado.


    Ya no basta con satisfacer a los clientes; ahora hay que dejarlos encantados.


    La empresa ha de empeñarse a fondo por conocer al cliente, saber qué le gusta, qué espera de la empresa. Únicamente de este modo podrá ofrecerle un servicio impecable, pensado exclusivamente para él, consiguiendo que éste se sienta atendido como se merece.


    La mejor manera de retener a los clientes es pensar todo el tiempo en cómo darles más por menos.


    Trabajar constantemente por conseguir su fidelización, por anticiparse a sus pensamientos, desvivirse por aportarle contenido relevante, hacer crecer en ellos el deseo de querer más; en definitiva, vivir por y para el cliente.


    La clave para retener a clientes es la satisfacción de los clientes. Un cliente muy satisfecho se mantiene leal más tiempo, compra más, habla favorablemente acerca de la empresa y sus productos, presta menos atención a la competencia y es menos sensible al precio.


    Para ello resulta imprescindible escucharle atentamente, prestar atención a todos sus gestos, seguir todos sus pasos; cualquier detalle puede dar datos relevantes que le ayuden a conocerle, con el fin de mejorar su grado de satisfacción.

    El marketing actual gira en torno al cliente, quien ya no es considerado como un ser al que convencer para que compre nuestro producto, sino que ahora es él quien transmite sus necesidades y la empresa debe volcarse por satisfacerlas, esforzándose día a día por mantener el interés del cliente. ¿Qué haces para satisfacer a tus clientes?


    Comentarios
    • Publicado el 24-04-2014 por Redacción
      Si te ha gustado este artículo y quieres expresar o compartir tu opinión, puedes participar añadiendo tu propio comentario
    ¿Su primer comentario? Regístrese y accede a todos los servicios sin límites
    Publicar un nuevo comentario
    • Nombre
    • Email. No será publicado ( Requerido )
    • Comentario
      Tags html y enlaces no permitidos
    • Inserte código de Seguridad
    • Código
    Suscríbete gratis y recibe todos los días nuestras novedades en tu correo electrónico
    Publicidad
    Ahora en Portada
    (18:19:37) - M-commerce, social media y ROPO (busca en Internet y compra en...
    (10:46:53) - A la hora de diseñar una estrategia de marketing, son muchos...
    (17:10:01) - Pinterest continúa reforzando su liderazgo como red social de primer nivel...
    (16:44:50) - Los Millennials constituyen el segmento de población más numeroso, especialmente activo...
    Publicidad