Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
El boom del cómo se hace entre empresas y marcas
El vídeo ayuda a dotar al mensaje de mucho más realismo, de mucha más credibilidad
El poder de la transparencia o cómo convertirse en viral mostrando los secretos de tu negocio en vídeo
1.328 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Plan de Becas. Titulación Universitaria. Prácticas profesionales garantizadas. Bolsa de empleo
  • Matricúlate en los másters de marketing digital, social media, ecommerce o mobile business
  • Especialización de Marca y Comunicación corporativa. Conviértete en #eltúquequieresser
  • PuroMarketing

    Uno de los casos más conocidos de campaña de marketing de McDonald's en internet y uno de los que consiguió hacerse más viral fue una campaña de hace unos años que tuvo además muchas reediciones y sirvió de inspiración para más cosas. La campaña consiguió además salir del mercado en el que había sido lanzada en origen (era una campaña de McDonald's Canadá) y conquistar el mercado más global. Todo el mundo parecía conocerla y todo el mundo parecía haber visto alguno de los vídeos que la firma había lanzado.

    ¿Qué es lo que hizo que la campaña de McDonald's triunfara? En realidad, no fue ni el tener detrás a una multinacional ni el que tuviesen un elevado presupuesto ni nada por ese estilo. La clave del éxito de esta campaña estuvo en el elemento que era la clave del vídeo y en el que se basaba toda la estrategia y todo lo que se creó asociado a ella. En esa serie de vídeos, McDonald's permitía que la gente de la calle le hiciese preguntas (esas preguntas que todo el mundo tiene sobre su comida como cómo se hacen los nuggets o cómo se hacían los photoshots de los productos para que pareciesen tan apetitosos en los anuncios) y ellos las contestaban. Pero, para hacerlo, no sentaban a un portavoz ante la cámara y lo ponían a dar un discurso. No, la firma no optó por este formato. Lo que McDonald's hizo fue llevar a las cámaras a esos lugares, grabarlo y lanzarlo en vídeo.

    La campaña triunfó porque ayudó a construir confianza (algo que no siempre tiene esa marca en concreto) y ayudó a generar la idea de que lo que estaba mostrando era que allí no había trampa ni cartón. La filial de la multinacional apostó por la transparencia y se convirtió en viral.

    Es posible sentirse tentado a pensar que solo una gran multinacional puede conseguir ese efecto o que la transparencia es un elemento que solo importa cuando se juega en ciertas ligas, aunque lo cierto es que llegar a esa conclusión es un error. La transparencia puede ayudar a todo el mundo y es una estrategia que le funciona a todas las marcas. Pongamos por caso el último vídeo viral que circula entre los perfiles en Facebook en España.

    El vídeo muestra cómo se debe hacer un txuleton vasco. Detrás está el Grupo Sagardi, una cadena de restaurantes vascos en Barcelona que solo tiene 19.126 fans en Facebook (el solo viene por la cifra que va a seguir a continuación) y que ya ha conseguido con el vídeo en el que lo demuestra 1.448.364 reproducciones (posiblemente sean muchas más cuando este artículo pase de ser escrito a ser publicado), ha sido ya 24.579 veces compartido y ha recibido más de 900 comentarios y más de 6.600 reacciones. El vídeo es muy sencillo, muy corto y muy transparente. Iñaki Lz de Viñaspre, el presidente del grupo, sale simplemente asando en una parrilla un chuletón y explica lo que se debe y lo que no se debe hacer cuando se hace. Las imágenes están grabadas en lo que parece una de las parrillas de uno de sus restaurantes y en las que se puede ver el proceso desde el principio hasta el final, cuando la carne abandona para ir a la mesa.

    No han hecho nada especial en el vídeo, no han invertido miles y miles de euros en hacer efectos especiales o en conseguir un contenido superior y no han complicado en absoluto la imagen. Lo único que han hecho es ser transparentes, mostrar al consumidor cómo hacen uno de los productos más emblemáticos de su cocina y explicarles cómo podrían hacerlo ellos si quisiesen. Y así han conseguido el éxito. Poco importa, en realidad, que nunca se haya ido a ese restaurante o que no se sea fan de ese perfil en Facebook. El posible que algún contacto lo vea, lo comente o reaccione al mismo y así el vídeo llegue hasta uno.

    El poder de ser transparente

    Lo que estas dos historias demuestran y lo que hace que sean tan interesantes es el hecho del punto en común que tienen y que explica por qué han triunfado. Las dos marcas, desde sus dos ámbitos diferentes de actuación y desde sus dos tamaños distintos, se han convertido en virales contando lo que hacen, invitando a las cámaras a la cocina y apostando por contar lo que los consumidores perciben que es la 'verdad'.

    Los consumidores tienen una relación muy específica con la imagen y especialmente con el vídeo. Puede que las marcas ya hayan contado en muchas ocasiones estas cuestiones empleando la palabra escrita o que ya hayan puesto a algún portavoz a contar la respuesta a esas cuestiones (las preguntas que se le hacían a McDonald's por ejemplo no eran en absoluto novedosas: la gente siempre quiere saber lo mismo), pero sus respuestas posiblemente no tuvieron tanto éxito o lograron tanto grado de credibilidad como las que lograron con estos acercamientos.

    La razón de que pasase esto es clara: los consumidores sienten que estos mensajes son mucho más potencialmente reales que los que las marcas lanzan por otros canales. El vídeo ayuda a dotar al mensaje de mucho más realismo, de mucha más credibilidad. Sumado al hecho de que la marca ha decidido ser transparente, ha decidido invitar al consumidor al lugar al que nunca entra, el efecto se multiplica y el receptor siente que por fin le están contando algo que no sabía y sobre todo algo que es realmente cierto.

    Esto es lo que hace que la respuesta sea tan positiva y que el engagement que despiertan estos contenidos sea tan elevado. Si se quiere triunfar con el vídeo online, por tanto, no queda más remedio que invitar al espectador al otro lado y dejarle ver todo lo quieren ver.

    El boom del cómo se hace

    Estos vídeos se podrían encuadrar además en una corriente mucho mayor y que está consiguiendo tener mucho éxito en redes sociales. Varios son los medios que han lanzado perfiles en Facebook especializados en contenidos que muestran el cómo se hacen las cosas. Los vídeos son de corta duración, muy sencillos y casi siempre protagonizados por recetas. Estas cuentas acumulan millones de fans y sus vídeos más y más reproducciones.

    Uno de los grandes triunfadores del mercado es la cuenta asociada a Buzzfeed, Tasty. Como explican sus responsables a Fortune, si triunfan es porque la gente ama ese tipo de contenidos y consumen esas imágenes de comida que les recuerdan a su infancia o que son comidas asociadas a sentirse mejor. Los contenidos son breves y están además pensados para ese canal en concreto, como ocurre con los de sus competidoras, como pueden ser Tastemade. Aunque los contenidos de estos perfiles suelen poder encontrarse en otros canales también, como YouTube, la construcción del vídeo está muy pensada para Facebook y funciona muy bien en esos escenarios (tanto que las imágenes pueden verse incluso sin sonido y seguir siendo 'disfrutables').

    Plan de Becas. Titulación Universitaria. Prácticas profesionales garantizadas. Bolsa de empleo
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar