Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Las búsquedas móviles se convertirán en el epicentro del posicionamiento
De aquí a cinco años, las marcas tendrán que aprender las nuevas normas que cambiarán cómo hacen posicionamiento web.
¿Qué aspectos clave cambiarán el SEO del futuro?
440 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Ven a la conferencia gratuita el próximo 4 de octubre en IL3-UB. ¡Reserva tu plaza!
  • Matricúlate en los másters de marketing digital, social media, ecommerce o mobile business
  • Másteres en Gestión empresas de Moda, en Marketing Moda y en Estilismo, Publicidad y Audiovisuales
  • PURO MARKETING

    El SEO es una ciencia viva. Las normas sobre lo que hay que hacer y lo que no están siempre en constante evolución, ya que los buscadores están siempre preocupados por hacer que sus resultados sean los mejores. En un entorno tan competitivo como es la red, las compañías que gestionan estas herramientas están obsesionadas con ofrecer al internauta lo que realmente necesita en el momento en el que lo quiere. Y esto hace que el cómo se llega a los contenidos y el cómo los buscadores los leen y los priorizan sea diferente hoy a lo que era ayer.

    Las marcas tienen por tanto que estar al día de lo que hay en internet y tienen que ser capaces de ser eficientes a la hora de comprender lo que los buscadores esperan y quieren. Hacer SEO no es además simplemente 'vivir el momento' sino que además hay que estar muy al tanto de lo que puede suceder mañana. Hay que adelantarse a los cambios y jugar con ellos. Y dado que la red está en plena mutación es más importante que nunca saber qué se debe esperar del futuro. En The Next Web han hecho un análisis que permite comprender cómo cambiará el SEO y qué es lo que hay que esperar de aquí a 5 años. Estos son los tres puntos clave que marcarán las búsquedas del futuro.

    Las búsquedas móviles se convertirán en el epicentro del posicionamiento

    Una de las cuestiones que han tomado más fuerza en los últimos años ha sido el mundo móvil. Los consumidores cada vez emplean más estos dispositivos y, al usarlos cada vez más, están modificando el cómo se usan y para qué se usan estos terminales. De este modo, el móvil es cada vez más decisivo y, sobre todo, está vampirizando más cosas que antes se hacían en otros escenarios. Las búsquedas han migrado al móvil, como demostraban las estadísticas que se lanzaban al mundo cuando Google decidió actualizar su algoritmo para darle más importancia al modo en el que se comportan las webs en entornos móviles. El móvil es ya el 50% de las búsquedas.

    "Deberíamos dejar de hablar de internet móvil y de internet de escritorio. Es como hablar de televisiones de color frente a televisiones en blanco y negro", apunta un experto a The Newt Web.

    Y mientras el móvil se está convirtiendo en una parte cada vez más importante de la conectividad de los consumidores, también empieza a serlo en la estrategia de las marcas y por supuesto en el posicionamiento web. El primer punto es la actualización del algoritmo de Google, que ha hecho que lo móvil sea cada vez más importante.

    El segundo punto es el que apunta el análisis. A medida que la actividad móvil es más habitual y sobre todo más compleja (los consumidores dedican muchísimo tiempo a sus apps), los buscadores van a empezar a tener que cambiar sus normas y cómo leen la web (según Forrester, el 84% del tiempo se dedica a estar en apps en móvil). Los buscadores modificarán sus comportamientos en los próximos años para adecuarse a ello y la estrategia SEO de las marcas tendrá que cambiar con ello.

    Los cambios ya están empezando a producirse. Cada vez hay más buscadores para apps o de apps o más eficientes en este terreno. Como explican en el análisis, los sistemas que emplean las tiendas de apps ahora mismo son muy similares a los que usaban los directorios del principio de la red y los servicios de búsqueda son aún deficientes. El futuro estará en manos de quienes sepan dominar la búsqueda en y de aplicaciones y de las marcas que sean capaces de posicionarse ahí de forma destacada.

    Las búsquedas sociales dejarán de ser una curiosidad

    Otro de los puntos que han cambiado en los últimos años sobre cómo se navega online está en el peso cada vez mayor de las redes sociales. Los consumidores emplean las redes sociales de forma recurrente y estas están siendo el hogar de cada vez más y más contenidos que no siempre son buscables. Las propias redes sociales cuentan con sus propios buscadores, pero estos no siempre eficientes. Sin embargo, eso no impide que cada vez se busquen más y más cosas en ellas. Según los datos que apunta The Next Web, en Facebook se realizan cada día 1.500 millones de búsquedas.

    ¿Qué es lo que esto supone? En primer lugar, que los buscadores de las redes sociales tienen un futuro por delante muy importante y que serán mejorados y empleados cada vez más y más. En segundo lugar, que el SEO se va a convertir en algo aún más complejo en el que ahora también habrá que pensar en términos sociales. Las marcas tendrán que optimizar su actividad para que está aparezca en los buscadores sociales de forma destacada. Y esa búsqueda, ese SEO, no tendrá nada que ver con lo que se hace ahora mismo cuando se piensa en Google. Dado además que estas redes sociales están captando cada vez más tiempo y más atención por parte de los internautas (la carrera por los vídeos no es más que una manera de hacer que los internautas estén ahí más tiempo y herramientas como Instant Articles solo sirven para que se generen más contenidos y de los que además captan la atención de los consumidores más tiempo).

    Las marcas tendrán por tanto que redefinir lo que están haciendo en redes sociales y tendrán que trabajar para posicionar sus contenidos de forma destacada.

    Y el futuro tendrá buscadores aún más complejos

    A todo esto se suma el hecho de que las búsquedas son un terreno cada vez más complejo y más complicado, uno en el que las marcas tienen que jugar con cada vez más elementos y con cada vez más variables. A las búsquedas tradicionales hay que sumar ahora las búsquedas de voz y los asistentes personales, cuya popularidad está en aumento y que modificarán cómo funcionan las búsquedas. La lista de asistentes personales es cada vez más larga, lo que hace que cada vez sea más habitual echar mano de ellos. Las previsiones son que en el futuro sean aún más relevantes.

    ¿Cómo hay que jugar en este nuevo patio de juegos? Las normas de SEO tradicionales no valen y hay que hacer un SEO específico para posicionarse de forma más atractiva para estos buscadores. Lo primero que hay que tener en cuenta es que estos buscadores emplean el lenguaje natural, lo que lleva a repensar todo lo que se estaba haciendo hasta ahora (las marcas estaban obsesionadas con las palabras clave y con redactar para buscadores: este será un nuevo paso hacia al redactar de una forma natural).

    A esto hay que sumar que estos buscadores echan mano de la propia historia del usuario. Es decir, su historial de navegación y de búsquedas y el contexto en el que se hacen las preguntas modifica las respuestas (no es lo mismo preguntarle a Siri por un zapatero en Burgos que en Zaragoza), lo que hace que posicionarse sea más complejo. Y, finalmente, estas herramientas hacen que el potencial de búsquedas, las ventanas posibles para realizar búsquedas, se multipliquen.
    Las técnicas del marketing online, con el máster más prestigioso. UPF Barcelona School of Management
  • Comentarios (1)
    • Publicado hace 7 meses
      Hay dos áreas que me siguen intrigando en lo que se refiere al futuro del SEO, pero en las que no veo que se haga mucha referencia: el internet de las cosas (Internet of things) y la ropa inteligente (wearable technology). La interacción con los objetos que nos rodean, además de la ropa que estemos vistiendo, estoy seguro que de alguna forma intervendrá en las búsquedas, tal como hoy en día hace la geolocalización del usuario o la personalización de su navegador. Pero, ¿de qué forma? Quizás... leer más
      Hay dos áreas que me siguen intrigando en lo que se refiere al futuro del SEO, pero en las que no veo que se haga mucha referencia: el internet de las cosas (Internet of things) y la ropa inteligente (wearable technology). La interacción con los objetos que nos rodean, además de la ropa que estemos vistiendo, estoy seguro que de alguna forma intervendrá en las búsquedas, tal como hoy en día hace la geolocalización del usuario o la personalización de su navegador. Pero, ¿de qué forma? Quizás todavía sea pronto para hacer ninguna predicción. [leer menos]
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios