PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Conseguir un buen titular es todo un reto para quienes se dedican a la dura tarea de generar contenido. Sin lugar a dudas nos sería de gran ayuda conocer cuáles son los titulares que mejor funcionan, qué recursos son los que utilizan en los posts que reciben más visitas e interacciones. Pues estamos de suerte, porque Startup Moon ha publicado un estudio, elaborado a partir del análisis de más de 100 blogs, donde se determinan los atributos comunes a sus titulares más populares.

Una información realmente útil, que aplicada en nuestra estrategia de marketing de contenidos puede llegar a marcar la diferencia entre el éxito y viralidad de nuestra información o el pasar inadvertidos.

El "Gore" vende.  Resulta sorprendente, pero según el estudio, los titulares que incluyen palabras tan sensacionalistas como matar, guerra, sangre o venganza, utilizando el lado oscuro para transmitir el problema surgen un gran efecto entre los lectores. Hagamos una prueba "El e-mailing ha muerto, olvídate de intentar conquistar a tus clientes a través de su bandeja de entrada" o ¿Es efectivo el e-mailing para conquistar clientes?; si te pones en lo peor, conseguirás atraer a usuarios preocupados por este tema.

Siempre negativo, mejor que positivo. La palabra "no" causa estragos, así como las órdenes relacionadas con dejar de hacer algo o mostrar cuál sería el resultado de dejar de hacerlo. Los titulares del tipo "Google Penguin acabará con tu posicionamiento, a no ser que mejores tu estrategia de contenidos" o "Sin engagement, no hay comunidad en Facebook" suelen despertar una mezcla de curiosidad y preocupación por el tema que proponen.

A tenor de los dos resultados anteriores, se podría concluir que los títulos que causan cierto temor o ansiedad ante la posibilidad de perder algo, son los que generan más expectación.

Las listas y los números siguen funcionando. Las cifras son sinónimo de credulidad, como es el caso de los números que ofrecen los resultados de estudios, las estadísticas que demuestran qué tendencias son las más recomendables o los resultados contrastados de pruebas y experimentos varios. De otra parte, aquellos titulares que prometan resultados y hagan alarde de efectividad no pasan por alto a los ojos de los usuarios. Aquellos titulares que indican "10 formas de acercarte a tu cliente", "5 reglas de oro para mejorar la convertibilidad de tu site", o "1 de cada 3 clientes busca información a través del móvil"  captan llamativamente nuestra atención.

El aprendizaje vende. Además de advertir a los usuarios sobre lo que es mejor no hacer, también les servirá que les adoctrines sobre cómo pueden aprender de un modo fácil y rápido acerca de ese tema que les preocupa. Eso sí, olvídate del utilizar el "Cómo" para enunciar tu mensaje, esta manida introducción ya no causa el efecto deseado. Así, en lugar de decir "Cómo aprender a usar Facebook", resulta más eficaz decir "Aprende a usar Facebook en 5 días."

Aprovéchate de su fama. Utiliza en tus titulares temas y términos de actualidad, adaptados a tu contenido, claro está. Haz referencia al nuevo juguete de Google, o al último lanzamiento de Apple; todo es válido si eres capaz de relacionar estos términos en un creativo titular. 

Magnifica tu mensaje. Los titulares más virales incluyen los términos del tipo "sorprendente, inteligente, amplia, gran, crítico"; de este modo consiguen destacar entre la vasta cantidad de mensajes que se suceden día a día en el panorama online.

Los datos de Startup Moon indican que aquellos titulares que intentan anunciar novedades no consiguen atraer la atención del público. Probablemente se confunden entre las notas de prensa y anuncios de marcas, todo ello contenido con un marcado carácter promocional. 

¿Qué titulares son los que más te llaman la atención? ¿Qué técnicas utilizas para despertar el interés de los usuarios?

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo