PuroMarketing

La inversión en marketing de contenidos por parte de las marcas continúa en aumento. Según la encuesta realizada por el Custom Content Council (CCC) en colaboración con ContetWise, en la actualidad las empresas destinan un 37% de su presupuesto a este área, y tienen previsto seguir invirtiendo en ella.

El 80% de las empresas y marcas encuestadas seguirá incluyendo el marketing de contenidos dentro de su estrategia, una tendencia que podría suponer un incremento hasta el 40% la inversión en 2014; un 3% más que en 2013. Se trata de un dato superior al reflejado en el estudio del CMI (Content Marketing Institute) y MarketingProfs, donde se india que las B2B invertirán el 30% de su presupuesto al marketing de contenidos, mientras que las empresas B2C solo destinarán un 24%.

En cuanto a la distribución de este presupuesto, el estudio de CCC muestra que más de la mitad de los recursos (52%) se destinan al personal, mientras que la producción supone un 32% del total, y la distribución un 18%.

Los objetivos que llevan a las empresas a desarrollar una estrategia de contenidos se centran en ofrecer información útil al público objetivo (49%), junto con generar confianza y mantener su interés en la marca, además de conseguir fidelizarle. Además, se trata de un tipo de marketing muy rentable, cuyo coste es hasta un 62% menor que las acciones de marketing tradicional.

Estas razones llevan al 90% de las empresas a incluir el marketing de contenidos dentro de su estrategia. Según recogía Demand Metric en junio, el 80% de los marketers considera que es el futuro de marketing, y debería ser ya una parte central de la estrategia de toda empresa.

De otra parte, los usuarios demandan activamente este tipo de contenido por parte de las marcas. Un 80% valora la información que le aportan las marcas, mientras que el 70% afirma que prefiere consumir contenido sobre una marca, antes que tener que "tragarse" sus anuncios. Un 60% confirma el hecho de que leer este tipo de información le sirve a la hora de tomar sus decisiones de compra. 

Por tanto, el marketing de contenidos supone una opción rentable que satisface las necesidades tanto marcas como de clientes. De ahí que las marcas destinen cada vez una mayor parte de su presupuesto en esta dirección.