PuroMarketing

La publicidad aporta muchísimos beneficios a las marcas, es una de las herramientas más atractivas para darse a conocer y mostrar novedades a sus consumidores y potenciales clientes, pero no todo vale.

Por ello, desde la compañía PrivacyCloud, nos revelan algunos consejos que todas las empresas deberían tener en cuenta a la hora de crear su plan de publicidad y otras cosas que a su vez, deberían dejar de hacer si quieren tener éxito y ser respetuosos con sus clientes. Llega la era de la Publicidad Sostenible y las marcas deben comprometerse y ser respetuosos con los consumidores y su privacidad.

COSAS QUE SÍ DEBE HACER LA EMPRESA CON SU PUBLICIDAD

Crear vínculos de confianza con tus potenciales clientes, dejando claro que, si pides sus datos es porque vas a usarlos en su beneficio, aportándole información de calidad sobre nuevas propuestas que pueden beneficiarle, descuentos, información fiable, etc. fidelizándole a la vez.

Usar zero-party data para la personalización y la activación de contenidos y campañas. Es decir, datos que un cliente comparte con una marca de forma intencionada y proactiva, pudiendo incluir preferencias, intención de compra, contexto personal y la forma en la que la persona desea ser reconocida por dicha marca", como especifican en Forrester Research, 2018.

Utilizar canales publicitarios Privacy-First, que se apoyen en datos anónimos y agregados. Es decir, crear grandes espacios donde compartir los datos y la información disponibles con otras empresas, de forma controlada creando una economía de confianza.

    Siempre respetar los principios de Privacidad desde el diseño reflejados en el Reglamento General de Protección de Datos, incluyendo recabar los mínimos datos posibles y retenerlos solo durante el plazo justificado por su uso.

      COSAS QUE NO DEBE HACER LA EMPRESA CON SU PUBLICIDAD

      Comprar bases de datos de terceros- Es muy posible que el consentimiento en origen no sea válido, con lo que hay que tener cuidado. No es oro todo lo que reluce.

      Dar por bueno un consentimiento apoyado en patrones oscuros. ¿Cómo podemos hablar de ganarnos la confianza de nuestros clientes si empezamos buscando trucos para que acepten cookies intrusivas sin una opción sencilla para rechazarlas?

      Subir datos de clientes propios a Facebook para campañas de lookalike, ya que se deja a quienes más han confiado en nosotros a merced de los caprichos de la red social.

      Pujar por marcas de la competencia, aunque los tribunales hayan permitido a Google vivir de ello. Muestra un umbral ético muy bajo y los consumidores se fijan.

        "En este sentido, hay que ser respetuoso con el cliente. Es una de las mejores maneras de generarle confianza y conseguir fidelizarle. Aportándole información de calidad y que sea de su interés hará que quiera conocer cada paso de la empresa y seguir queriendo conocer sus novedades, evitando así el rechazo hacia la marca que podría generar un posible bombardeo indiscriminado de anuncios que no interesan", señala Sergio Maldonado, CEO de PrivacyCloud.