PuroMarketing

Desde las cifras del paro a los datos de nuevos diagnósticos, las herramientas usan toda la información posible sobre la pandemia para afinar la estrategia 
¿Cómo sobrevivir a la pandemia? Las grandes empresas están usando más big data en sus estrategia de marketing

Sobrevivir a la pandemia del coronavirus y a sus consecuencias directas e indirectas se ha convertido en el gran reto para las marcas y empresas durante este 2020 (y posiblemente lo seguirá siendo en 2021). Las compañías deben afinar sus estrategias, convertirse en mucho más ágiles para lograr responder a los siempre cambiantes retos que impone la pandemia y encontrar nuevas vías constantes para llegar a los consumidores, algo que en estos tiempos implica mucho ecommerce para sobrellevar la segunda ola pero también ser capaces de adelantarse a las necesidades de los usuarios.

Y, para ser capaces de adelantarse a las necesidades de los consumidores y a los cambios de tendencias (constantes por otra parte) que está generando el contexto, los marketeros están recurriendo a la tecnología y a los datos. Si el big data se había asentado en la última década como una pieza clave para hacer marketing y para conectar con los consumidores sabiendo qué quieren y cuándo, la epidemia de la covid-19 y su impacto en los mercados ha afianzado esa realidad.

Como apuntan en The Wall Street Journal, analizando lo que están haciendo grandes marcas y agencias, los datos se han convertido en mucho más cruciales y decisivos a la hora de tomar decisiones. El peinado de datos y la inclusión de nuevas fuentes de información entre las que operan como claves para establecer la acción de las marcas se han convertido en habituales.

Desde datos de infección a las cifras del paro

¿En qué se están basando las compañías para tomar decisiones de mercado? El Journal usa como referencia para esta oleada de nueva dependencia de los datos el servicio que Omnicom Group ha lanzado, una nueva herramienta de análisis de datos que usan grandes marcas como Bacardi o Mercedes. La solución parte de 35 datos concretos y usa 30 mercados como referencia.

La información que se usa como guía es la de hábitos de consumo de medios, precios de la publicidad, percepción del consumidor, tráfico en tiendas, patrones de compra o restricciones gubernamentales para establecer qué ocurre en el mercado. También, y muy vinculado al momento, el nuevo elemento de gestión de datos tiene en cuenta las fluctuaciones en casos de coronavirus y los ratios de mortalidad de la enfermedad.

Estos son algunos de los datos básicos que sigue la herramienta y que les permite a las compañías tomar decisiones de estrategia de ventas y de marketing y publicidad. Partiendo de lo que dice la información, establecen en qué estado se encuentra el mercado y qué será la estrategia más efectiva (por ejemplo, qué canales se deberían llevar el grueso de la inversión o que tipo de productos potenciar).

Aunque este es el ejemplo del que ofrecen más información, no es la única plataforma o la única compañía que está empleando el big data como elemento de guía para sobrevivir a estos tiempos y que ha aumentado, por tanto, las fuentes de datos que emplea y el modo en el que las usa. Otras compañías están perfilando qué ocurre en sus mercados concretos o cómo deben cambiar sus campañas de publicidad para que no les pille el mercado con el paso cambiado.

Universal McCann, otra de las grandes agencias que ha lanzado servicios que usan datos para guiar el mercado, tiene, según apunta el Journal, una plataforma que usa machine learning para predecir cómo fluctuará la demanda de productos en diferentes categorías en varios países. Entre los datos que tiene en cuenta la herramienta también se encuentran los de casos de covid, los de restricciones marcadas por los gobiernos locales o las cifras del paro.