PuroMarketing

Construir una imagen de marca y mantener una identidad de marca no es nada fácil ni sencillo. Además, el proceso es cambiante y las empresas responsables de las marcas tienen que estar siempre al día. Deben saber cuáles son las expectativas de los consumidores en cada momento y lo que estos quieren. ¿Cómo se conectará con ellos? Para las marcas, la respuesta a esa pregunta es crucial y, por ello, necesitan ser plenamente conscientes de que la respuesta es cambiante.

Lo que hace unos años funcionaba ya no necesariamente funciona ahora. Los consumidores han cambiado y las marcas deben hacerlo con ellos. A la hora de construir y mantener esa imagen, las marcas deben enfrentarse a nuevas tendencias, nuevas situaciones y nuevas herramientas. Comprender cuáles son los nuevos paradigmas para las marcas es por tanto crucial para la supervivencia.

Pero ¿cuáles son esos nuevos paradigmas? ¿Qué deben hacer ahora mismo las marcas para construir su imagen y para conectar con el público? Según un análisis que publica FastCompany, hay que centrarse en ciertos elementos.

Interactuar con la audiencia ya no es una opción

En realidad, es una obligación. De hecho, en el análisis lo ponen de un modo mucho más claro: estamos ya en la fase de interactuar con la audiencia o morir. Los consumidores esperan ya de las marcas que estas les hablen y que conecten con ellos de un modo mucho más directo y cercano. Pero para las empresas esto no es el único punto a su favor. Las actividades y acciones que permiten interactuar con los consumidores tienen otro punto que las hace interesantes: aumentan la curiosidad del consumidor por las marcas y por sus productos. Evitan, al final, que la marca o empresa y sus productos sean simplemente aburridos.

La diversidad y la inclusión no son ya una cuestión de RSC

Las prácticas de responsabilidad social corporativa incluían habitualmente menciones a minorías y planes relacionados con hacer a las compañías lugares más diversos de trabajo. Sin embargo, esta cuestión no debe estar en la RSC y no debe limitarse a ello. Si el mundo en el que opera la empresa es diverso, ¿por qué esta no lo es? Y esto se aplica a todo tipo de negocios y marcas y a todas las áreas de trabajo en las mismas.

El nacimiento y auge del 'creative curation'

Entre las nuevas cuestiones que tienen que abordar los responsables de estrategia y quienes se encargan de tomar las decisiones sobre lo que las marcas hacen o no, se encuentra ahora también el de asumir el trabajo de lo que en inglés se ha bautizado como 'creative curation'. Básicamente, consiste, como explican en el análisis, en unir las tendencias culturales con las oportunidades de mercado que permitirán llegar al consumidor. Es el aprovechar la cuestión de moda para mejorar la experiencia y la relación con el cliente. Por ejemplo, es lo que hacen quienes usan la realidad aumentada para posicionar servicios que simplifican la toma de decisiones por parte del consumidor.

La mixed-reality está a la vuelta de la esquina

¿Qué es este punto? En cierto modo, y viendo lo que los analistas dicen de ello, es casi como si el mercado omnicanal estuviera al acecho, pero multiplicado por 1.000. Hasta ahora, los consumidores ya estaban usando varios puntos de conexión para llegar a los productos que le interesaban y para conectar con las marcas y empresas. Es esa situación en la que los consumidores no solo miran información en tienda, sino también en sus dispositivos móviles o se conectan a una app de mensajería para hablar de sus intenciones de compra con sus amigos.

El futuro será todavía más intenso en este terreno, porque las propias tiendas y las propias experiencias de consumo se llenarán aún más de espacios y herramientas que hacen que se generen más oportunidades para estas situaciones. El futuro del consumo estará lleno de lo que los expertos llaman 'mixed momments', momentos en los que se mezclan diferentes puntos de contacto y diferentes fuentes de información, y los creativos no tendrán más remedio que trabajar para ellos y para que estos sean los mejores momentos de contacto con la marca posibles.

Se terminará el trabajo continuo con la agencia y se comenzará el trabajo por proyectos

Una de las cuestiones que se ha ido señalando de forma bastante recurrente en los últimos meses es que las agencias están en crisis y que las empresas y marcas que hasta ahora eran sus clientes están buscando pastos más verdes. Los analistas tienen claro que está cambiando el modelo. Antes, la agencia se contrataba en una suerte de continuo. Lo hacía todo y duraba su tiempo. Ahora no se trata de seguir ese modelo, sino de trabajar por proyectos en los que se cambiarán los aliados para que siempre sean los más adecuados.