PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En la última estimación de taquilla global de Comscore, los datos no fueron especialmente positivos. En todo el mundo, las películas más taquilleras en el fin de semana del 15 de marzo eran Bloodshot, con 22,3 millones de dólares, seguida por Onward, con 17,3 millones, y El hombre invisible, con 12,2 millones. Por poner en contexto, en el fin de semana del 12 de enero, por ejemplo, la taquilla de las tres películas más populares en todo el mundo fue de 56,4 millones de dólares (1917), 39,3 (la última entrega de Star Wars) y 36,6 (la última de Jumanji).

El miedo a la pandemia del coronavirus y el hecho de que muchos países han, directamente, cerrado cines y salas han impactado brutalmente en las cifras de taquilla. Los grandes estrenos previstos para estas semanas han tenido que reorganizarse. Algunas películas se han aplazado a meses siguientes y otras, que ya habían entrado en el circuito, están recogiendo velas e intentando encontrar una solución.

Y la solución podría ser la de quemar las ventanas de distribución, a las que la industria del cine se ha aferrado poderosamente durante los últimos años. La comercialización en ventanas ha sido una de las piezas de funcionamiento de la industria audiovisual durante décadas. El gran estreno llegaba al cine, luego al vídeo, luego a la televisión de pago y finalmente a la de abierto.

La aparición de las grandes plataformas de VoD y el hecho de que ellas produjesen sus propios contenidos dinamitó esa frecuencia de trabajo. Las plataformas de streaming no respetaban lanzamientos escalonados y estrenaban sus grandes películas, aquellas que querían que compitiesen en premios, en cines y en sus propias plataformas a la vez. Netflix ha empezado a dar un pequeño margen, por la presión de la industria, pero es solo de unas semanas.

Para las majors del cine, la pandemia del coronavirus las pone en una situación sin precedentes. Sus grandes estrenos, esos que iban a ir a salas de cine, no pueden llegar a ellas porque, incluso en aquellos países en los que aún no se han cerrado las actividades públicas, tendrán una audiencia mínima. ¿Qué hacer? El VoD podría ser la solución. Los propios consumidores lo están pidiendo. Hace unos días circulaba un tuit pidiendo a Universal que metiese Emma, uno de sus grandes estrenos del año, entre la oferta de pago en iTunes.

Hollywood parece que va a dar ese salto. Entre perderlo todo y saltar al VoD, van a optar por el VoD.

Universal, de las primeras

Universal ha sido la primera de las grandes majors que lo ha anunciado. En una nota de prensa en su site oficial, han anunciado que Trolls World Tour se convertirá en su primera película estrenada directamente en salas y en visionado en hogar.

"NBC Universal anuncia hoy que Universal Pictures hará que sus películas estén disponibles en casa el mismo día que sus lanzamientos globales en cine, dado que las circunstancias actuales hacen más complicado ver nuestros filmes", explican en la nota de prensa. La películas de los trolls, el clásico título con tirón entre el público infantil, llegará bajo demanda el 20 de marzo. La película era una de las grandes apuestas del estudio para la temporada de Semana Santa y los festivos de esos días (al menos en Estados Unidos).

Otras películas, como The Hunt, El hombre invisible y Emma, estarán disponibles "en los servicios bajo demanda más populares" para alquiler durante 48 horas. Lo harán con un precio "sugerido" de alquiler de 19,99 dólares en Estados Unidos "y el equivalente precio en mercados internacionales". En Estados Unidos, las películas se lanzarán en Comcast y Sky y sites de alquiler de cine. Fuera de Estados Unidos, la compañía no ha dado muchos más datos.

"Más que retrasar estas películas o lanzarlas en un escenario de distribución complicado, queremos ofrecer una opción para que la gente vea estas películas en casa de un modo que es tanto accesible como abordable" (en términos económicos", explicaba Jeff Shell, CEO de NBCUniversal, indicando que cree que la gente seguirá yendo al cine en los lugares que puede.

Frozen 2, a Disney+

¿Se sumarán otros gigantes del cine? Es bastante esperable. Los analistas no creen que estas medidas les vayan a permitir a los estudios recuperar el dinero perdido (no puedes pedir el mismo dinero por un alquiler que por un visionado en cine) y algunos creen que deberían simplemente retrasar los estrenos. Sin embargo, en eso no tienen en cuenta el impacto que en términos de imagen tiene el permitir a sus potenciales espectadores acceder a los títulos en VoD. El retorno positivo es muy importante.

Disney ya ha anunciado que mueve las fechas de estreno de Frozen 2 en VoD: la película está ya disponible en Estados Unidos en Disney+. Bob Chapek, el CEO de The Walt Disney Company, explicaba que creían que los mensajes del filme "son increíblemente relevantes durante este tiempo". Las nuevas aventuras de Elsa y Anna llegaron tres meses antes de lo previsto al streaming. Por ahora, no se sabe si harán lo mismo en Europa. Disney+ llega a finales de este mes.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo