Artículo Por Redacción Marcas En 19, 2023

El arte de los logos de las marcas: La historia que sirvió para marcar las diferencias 

Los mejores logotipos son aquellos que son fácilmente reconocibles y se mantienen relevantes a través del tiempo

La historia de los logotipos se remonta a los primeros días de la humanidad, cuando los seres humanos comenzaron a utilizar símbolos para identificar a tribus, ciudades o reinos. Los primeros logotipos eran simples dibujos o símbolos que representaban a un grupo o a un líder, y se utilizaban en objetos cotidianos como cerámica, tejidos y herramientas.

Con el tiempo, los logotipos comenzaron a ser utilizados en el comercio y la industria. Los comerciantes y los artesanos utilizaban símbolos para identificar sus productos y diferenciarlos de los de la competencia. Estos primeros logotipos eran simples y generalmente consistían en un símbolo o una marca que se grababa en el producto.

La historia que sirvió para marcar las diferencias

Con el advenimiento de la imprenta en el siglo XV, los logotipos comenzaron a ser utilizados en la publicidad y el marketing. Los anuncios impresos y los catálogos comenzaron a incluir logotipos para identificar a las marcas y los productos. Estos primeros logotipos eran simples y generalmente consistían en un nombre o un símbolo que representaba a la marca.

En el siglo XIX, los logotipos comenzaron a evolucionar hacia diseños más complejos y sofisticados. Los diseñadores y los artistas comenzaron a utilizar la tipografía, el color y la ilustración para crear logotipos más impactantes y memorables. Este fue el comienzo del diseño gráfico moderno y de la profesionalización de la creación de logotipos. En la actualidad, los logotipos son un elemento esencial en la identidad visual de cualquier marca o empresa, y son una herramienta clave en el marketing y la publicidad así como uno de los elementos esenciales en la estrategia de branding.

Los grandes logos comerciales

Los mejores logotipos son aquellos que son fácilmente reconocibles y se mantienen relevantes a través del tiempo. Los logotipos mencionados anteriormente son solo algunos ejemplos de los muchos logotipos exitosos que existen en el mundo.

Un buen logotipo debe ser fácilmente reconocible, memorable, coherente con la marca, adaptable, escalable, versátil, evocador emocionalmente, fácil de recordar, original, y fácil de reproducir en diferentes medios y tamaños, evitando el uso de colores o sombras que dificulten su reproducción o calidad visual. También debe ser fácilmente legible y comprensible, incluso cuando se ve en diferentes tamaños y formatos.

De igual forma, un buen logotipo también debe transmitir los valores y la personalidad de la marca. Debe ser coherente con la imagen y la reputación de la marca, y debe ayudar a diferenciarla de la competencia. También es importante que un buen logotipo no es solo el resultado de un diseño atractivo, sino también de una estrategia de marca sólida y bien pensada. Un logotipo exitoso debe ser el resultado de un proceso de investigación y planificación, y debe ser cuidadosamente considerado en relación con el posicionamiento de la marca y los objetivos comerciales.

Logotipos que emocionan

Además de los aspectos mencionados anteriormente, un buen logotipo también debe ser capaz de evocar emociones y conectar con los consumidores de una manera emocional. Un logotipo efectivo debe tener el poder de evocar una respuesta emocional en las personas, ya sea a través de la forma, el color o el mensaje que comunica.

Además, un buen logotipo debe ser fácil de recordar y debe tener una capacidad de permanencia en la mente de las personas. Un logotipo memorable es aquel que se queda grabado en la mente de las personas y que es fácil de reconocer y recordar.

Es importante mencionar que existen muchos ejemplos de logotipos exitosos en el mundo, cada uno con su propia historia y razones detrás de su éxito, estos son solo algunos aspectos generales que se consideran importantes para tener un buen logotipo. Algunos de los logotipos más reconocidos y considerados como los mejores del mundo incluyen el logotipo de Apple, Nike, Coca-Cola, McDonald's, Pepsi, Mercedes-Benz, y Facebook. Estos logotipos son simples, fácilmente reconocibles y han sido diseñados para ser duraderos a través del tiempo. Otros que también son considerados entre los mejores del mundo incluyen los de Google, Amazon, Twitter, Adobe, Shell, BMW, y Louis Vuitton. Estos logotipos son icónicos y han sido diseñados para ser memorables y reconocibles.

Los logotipos de Apple, Coca-Cola y Nike son considerados como algunos de los más valiosos y reconocidos en el mundo. El logotipo de Apple ha sido elogiado por su sencillez y elegancia, mientras que el logotipo de Coca-Cola es conocido en todo el mundo como un símbolo de la marca. El logotipo de Nike es también muy reconocible y se ha convertido en un símbolo de la marca de deportes.

La evolución de los logotipos

Al igual que cambian los tiempos, también lo hacen muchos de los logos de las marcas más reconocidas. Por ejemplo, el logotipo de Mercedes-Benz fue introducido por la marca en 1902, aunque ha evolucionado a lo largo de los años, comenzando con una estrella de tres puntas dentro de un círculo en 1902, evolucionando a una estrella de cuatro puntas dentro de un círculo en 1909, y finalmente convirtiéndose en la estrella sola con el nombre de la marca debajo en la actualidad. Cada cambio en el logotipo ha reflejado el crecimiento y el cambio de la compañía y su enfoque en la tecnología de vehículos.

Otro caso popular es el logotipo de Starbucks, que también ha tenido varios cambios a lo largo de su historia. El primer logotipo de la marca, introducido en 1971, consistía en una imagen de un sireno desnuda con dos alas y dos colas, rodeando el nombre "Starbucks Coffee, Tea and Spices". En 1992, el logotipo fue actualizado de nuevo para incluir una imagen de la sirena con solo dos alas y una cola, rodeando el nombre de la marca en una letra negra y cursiva. Como se puede comprobar, cada cambio en el logotipo ha reflejado un enfoque en la simplicidad y en el nombre de la marca.

Logotipo e Isotipo, dos caras de una misma moneda

Un logotipo y un isotipo son dos tipos diferentes de elementos de identidad visual de una marca. Un logotipo es un símbolo o gráfico que representa a una empresa o marca. Puede ser una combinación de letras, números o símbolos, y suele ser utilizado para identificar y diferenciar a una empresa o marca de otras similares.

Por el contrario, el isotipo es un símbolo gráfico que representa a una empresa o marca a través de un símbolo o icono. A diferencia de un logotipo, un isotipo no suele incluir letras o números, y suele ser utilizado para representar a una empresa o marca de manera más abstracta. Por ejemplo, el isotipo de la marca Shell es una concha, el isotipo de la Apple es una manzana mordida.

De forma resumida y fácil de entender, un logotipo suele ser una combinación de letras, números o símbolos que representan a una empresa o marca, mientras que un isotipo es un símbolo o icono que representa a una empresa o marca de manera más abstracta. Ambas son elementos importantes en la identidad visual de una marca, pero cumplen roles diferentes.

Tipografía, el hermano mayor de la familia corporativa

La tipografía es un elemento importante en la creación de un logotipo comercial. El tipo de letra elegido puede transmitir una sensación o emoción específica y puede ayudar a diferenciar a una marca de otras. Por ejemplo, una letra elegante y serif puede sugerir tradición y estabilidad, mientras que una letra moderna y sin serif puede sugerir innovación y tecnología. Es importante elegir una tipografía que sea legible y fácil de reconocer, especialmente en tamaños pequeños. También es importante asegurarse de que la tipografía elegida no sea demasiado similar a otras utilizadas por otras marcas, para evitar confusiones.

La elección de la tipografía también puede depender del sector o industria en el que la empresa se encuentra. Por ejemplo, una empresa de finanzas podría utilizar una letra seria y conservadora para reforzar su imagen como una empresa confiable y estable. Por ejemplo,

Las tipografías o tipos de letra Sans-serif son tipografías sin "serifs" (pequeñas líneas que se encuentran en las puntas de las letras). Son legibles y modernas, y se utilizan comúnmente en logotipos para empresas de tecnología y servicios de internet. Por otro lado, las denominadas "Serifs", tienen un aspecto más tradicional y se utilizan comúnmente en logotipos para empresas de servicios financieros y de consultoría. Además de estas, también encontraremos las tipo Display, que son tipografías elaboradas y llamativas que se utilizan comúnmente en logotipos para empresas de entretenimiento y productos de lujo. Por último, las de tipo “Script” son aquellas que imitan la escritura a mano. Son elegantes y se utilizan comúnmente en logotipos para empresas de eventos y servicios de belleza.

Recomendados
Patrocinados