PuroMarketing

¿Son todos los anunciosiguales? La pregunta parece tener una respuesta clara: no, no lo son.Cada empresa y cada marca trabaja para hacer que sean diferentes, nosolo en el contenido sino también en el continente. Pero, lo que sesuele olvidar cuando se responde a esa pregunta, es que los anunciospueden ser también diferentes por culpa del espacio en el que seencuentran. ¿Cambia quién acompaña al anuncio la naturaleza delmismo?

Los estudios demuestranque sí, que hay espacios en los que posicionar los anuncios onlineayuda a lograr muchos mejores resultados y a conseguir mejoresefectos sobre los receptores. Uno de los últimos estudios que se hancentrado en esta cuestión ha sido un trabajo en el terreno de laneurociencia, que haestudiado qué partes del cerebro son las que 'trabajan' cuandose expone a los internautas a anuncios en diferentes tipos deespacios. La muestra de participantes abarcó a internautas dediferentes grupos demográficos (la franja de edad estaba en los 18 a60 años) a los que se dejó navegar libremente por la red.

Los participantes podíannavegar a su antojo por varias webs, pero en ellas se acabanencontrando con la publicidad que el estudio usaba como elementomedidor. El anuncio se sirvió tanto en sites premium (medios concontenidos de referencia) como en redes sociales, para determinardónde funcionan mejor los anuncios.

El estudio se centró enanalizar cómo respondía el cerebro a estos estímulos, al tiempoque se cruzaba con datos grabados del comportamiento 'externo' de losinternautas, que eran grabados con una videocámara.

Lo que ha demostrado el estudio

Las conclusiones sonbastante interesantes. Si se quiere que los mensajes de las marcas sequeden en la memoria de los consumidores, no quedará más remedioque anunciarse en los considerados sites premium. Estas webs son lasque muestran una actividad más clara en la parte del cerebro ligadaa la memoria. De hecho, las conclusiones del análisis apuntan a quela actividad en la parte izquierda del cerebro ligada a la memoriaera un 42% más elevada cuando se navegaba en sites premium quecuando se hacía en redes sociales.

Los datos ligados a lamemoria también eran más fuertes en el hemisferio derecho, con unosresultados un 9% más intensos. La parte izquierda es la que procesael lenguaje, los colores y todos los elementos de este estilo,mientras que la parte derecha trabaja sobre la parte emocional.

No es el único dato queresulta favorable para las páginas web premium. También tienenmejores resultados en tiempo de visionado (un 17% mejores) y enengagement, entendido como relevancia para la persona que estáviendo el mensaje, (un 29%) frente a los datos que logran las redessociales.

Eso sí, no todos losdatos son completamente malos para las redes sociales. Ellas son lasque tienen mejores cifras en lo que atención inmediata se refiere.Los anuncios en redes sociales funcionan mejor en lo que respecta alo inmediato, aunque después no cuajen en la memoria a largo plazo.