PuroMarketing

¿Cuáles son las cuestiones que preocupan a los responsables de marketing y cuáles son las que están marcando sus agendas, aquellas de las que están hablando todo el tiempo y aquellas de las que no queda más remedio que hacer análisis y aprender sobre ellas? Estas preguntas resultan cruciales a la hora de establecer estrategias sólidas de marketing y también a la hora de estudiar qué ocurre y qué hacen las compañías que lideran el mercado.

Los responsables de marketing están hablando de forma recurrente de ciertos temas y algunos de ellos están empezando a protagonizar sus preocupaciones de un modo claro. Como apuntan en Digiday, tras analizar de qué se estaba hablando en la última conferencia de la estadounidense ANA y de lo que dominaba allí las conversaciones, se podrían apuntar cinco grandes conclusiones sobre lo que está marcando la agenda en marketing.

¡El consumidor ha muerto!

Pero larga vida a las personas. El modo en el que se hace marketing y el modo en el que se llega a los consumidores ha modificado también cómo se empieza a abordar cómo son y cómo se empieza a hablar de ellos. Como explican en el análisis de Digiday, 'marketing humano' fue una de las palabras clave más usadas por una razón clara. Las marcas se están olvidando de que sus consumidores son humanos... cuando empieza a ser más importante que nunca verlos como tales. Son personas y hay que tenerlo siempre en cuenta.

Las marcas tienen que tener claro qué defienden y qué apoyan

O lo que es lo mismo: en estos tiempos las marcas tienen que tener cada vez más claros cuáles son sus ideales y qué es lo que defienden. Las marcas empiezan no solo a tomar partido y a apoyar causas, sino también a hacerlo de forma mucho más clara y hasta más controvertida (véase el caso de Nike). Dado que cada vez se espera que las marcas tengan más significado y sean mucho más que simplemente marcas, los valores han dejado de ser optativos.

Los cambios de mercado están haciendo que las empresas tengan más excusas para llevarse las cosas 'in-house'

Una de las grandes tendencias de los últimos años ha sido el movimiento dentro de las compañías a llevarse sus esfuerzos de marketing a dentro de la propia compañía. O, lo que es lo mismo, las empresas se están creando sus propias agencias dentro de su organigrama y prescindiendo de las agencias externas y de los intermediarios. Para estas últimas, este movimiento es un problema. Más lo es si se tiene en cuenta que las últimas necesidades de las empresas se están viendo como una especie de excusa para hacer todavía más este cambio.

La corriente que está haciendo que cada vez existan más marcas que operan directamente a los consumidores (marcas que se venden de un modo directo) está apuntalando la necesidad (todavía más) de las agencias 'in-house'.

Los marketeros saben todavía demasiado poco sobre datos

Aunque los datos son una de las grandes obsesiones de los responsables de marketing y se han convertido en uno de esos elementos siempre presentes en el mundo del marketing, lo cierto es que les queda mucho por saber y por aprender sobre ellos. Como concluyen en Digiday al hilo de lo aprendido, los responsables de marketing tienen que aprender todavúa cuándo y por qué los datos son útiles a sus compañías y no quedarse simplemente con lugares comunes o con unas cuantas ideas sobre ello.

La diversidad tiene que convertirse en un objetivo corporativo

Ante sociedades cada vez más diversas, las empresas tienen que serlo también cada vez más y especialmente tienen que lograrlo con sus equipos de marketing.