PuroMarketing

El canal de ElRubius en YouTube podría haber batido el record en el número de espectadores viendo de forma simultánea contenidos en streaming en la plataforma. Solo falta una confirmación oficial desde YouTube, como recuerdan los medios generalistas que han seguido el asunto. E

n el momento de pico de interés entre la audiencia, la retransmisión superó - en el propio canal de ElRubius - el millón de espectadores, batiendo la cifra que se tenía contabilizada como máxima de espectadores viendo en directo un streaming en YouTube previa sobre juegos (las cifras de los streamings de los debates de los candidatos a la presidencia en EEUU en los últimos años han sido mucho más elevadas). La cantidad podría ser además muy superior en términos de audiencia porque el mismo streaming se estaba emitiendo también desde otros canales.

¿Cómo consiguió llegar a tantos espectadores con una emisión en streaming? La clave está en el qué tipo de vídeo era y en quiénes eran sus protagonistas. El youtuber organizó un torneo de Fortnite (un juego que está despertando ahora mismo mucho interés) y lo hizo además invitando a los 100 youtubers más importantes en España y Latinoamérica en juegos. Es decir, no solo la emisión principal estaba en uno de los canales con más alcance en español en YouTube, sino que además estaba apoyada por otras muchas cuentas que también tienen un alcance masivo.

Todo esto permite aprender varias cosas sobre cómo se consumen contenidos y sobre quiénes funcionan como elementos con tirón en este terreno. De entrada, si el vídeo ha tenido una audiencia tan elevada y ha llegado a máximos millonarios lo ha hecho por quienes estaban implicados. Quien había hecho el llamamiento había sido ElRubius, con sus millones de subscriptores y, sobre todo, con el eco que tiene entre ellos.

Se podría decir que lo que ha ocurrido demuestra, una vez más, que en la carrera por ser influencers no todo el mundo es exactamente igual y que la línea entre el influencer real y el que quiere serlo está bastante clara en el poder que tiene su llamada. El influencer real es el que consigue movilizar a audiencias millonarias y el que logra conectar con una audiencia masiva.

Lo que dice de la audiencia

Pero esto no es solo lo que se puede leer - en términos de marketing y de consumo de contenidos - de lo que acaba de ocurrir. Las cifras de audiencia del vídeo (que en formato acumulado supera ya los 15 millones de visionados) también dicen mucho sobre los nuevos hábitos de acceso a los mismos por parte de los consumidores más jóvenes.

Esas cifras de audiencia resultan cada vez más complicadas de lograr para la televisión convencional, especialmente si se limita la masa de espectadores al grupo de audiencia al que llegan vídeos como estos en YouTube. La tele tiene serios problemas para conectar con la audiencia más joven, que está dejando de ver sus contenidos (de un modo tradicional y usando las televisiones 'de siempre' para acceder a ellos).

Los jóvenes han empezado a acceder de forma bastante masiva a los contenidos bajo demanda y en servicios online y, además, han comenzado a buscar no tanto contenidos generalistas que llegan a una audiencia potencialmente muy amplia sino más bien contenidos de nicho. Los canales especializados en videojuegos en YouTube son un claro ejemplo. No llegan a todo el mundo, ni siquiera llegan a todos los jóvenes, pero sí llegan a un nicho concreto que son fieles consumidores de esta información.