PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El ganador de la gran batalla de la publicidad en internet en los próximos años será, posiblemente, quien mejor posicionado esté para hacerse con los consumidores móviles. Las empresas tienen previsiones de gastar mucho más dinero en marketing móvil durante este año, lo que no es más que una primera muestra de lo que se puede esperar. El futuro pasará por una aún mayor inversión publicitaria en ese terreno y las compañías que aspiran a repartirse el pastel publicitario en internet lo tienen cada vez más claro.

Facebook es una de las grandes competidoras para hacerse con la mejor parte de ese emergente mercado de la publicidad móvil. La compañía está sumida en una guerra con Google para conseguir convertirse en el líder de este mercado. Algunos analistas ya han predicho que Facebook adelantará a Google en el futuro inmediato. Las últimas cifras de las consultoras confirmas que el futuro próximo de Facebook estará muy ligado al mercado móvil. Tanto que, según una previsión de eMarketer, se espera que en 2016 el 75% de los ingresos de Facebook estén ligados al móvil.

El salto es más impresionante si se comparan con las últimas cifras conocidas de ingresos anuales de la compañía. En 2013, Facebook hizo 6.990 millones de dólares en anuncios en dispositivos móviles, lo que supone el 45% de sus ingresos. En 2016, tres años después de esa cifras y el año que viene, serán 7.390 millones de dólares, el 75% del total. Este crecimiento le permitiría, además, alcanzar los 18.000 millones de dólares de ingresos y acercarse a las mejores previsiones sobre su futuro.

Facebook también será muy fuerte en penetración entre usuarios móviles. eMarketer espera que a cierre del año, tenga 1.000 millones de usuarios móviles, superando esa cifra en 2016 y llegando a los 1.340 millones en 2018.

Pero ¿cómo va a conseguir Facebook hacer que sus ingresos por publicidad en dispositivos móviles crezcan tanto? Según las especulaciones que hacen en Business Insider al hilo de los datos de eMarketer, la clave estaría en un cambio de precio. Facebook empezaría a vender anuncios premium para terminales móviles y rompería así con la tendencia actual de que los precios en publicidad para dispositivos móviles son siempre más bajos que los precios de los anuncios para escritorio.

Además, Facebook mantiene una experiencia de uso muy similar entre lo que ocurre en escritorio y lo que ocurre en dispositivos móviles, lo que hace que los anunciantes no tengan que modificar de forma sustancial las campañas que destinan a un campo para que encajen en otro. Es más fácil y por tanto más seductor.

La cuestión de las cookies

Y, de forma paralela a todo esto, Facebook está consiguiendo posicionarse como una de las soluciones más claras a uno de los principales problemas que afectan ahora mismo a los anunciantes y a sus soportes. Los dispositivos móviles y las cookies no se llevan muy bien y, sin embargo, esta es la forma habitual en la que se miden los resultados de las cosas en la red. ¿Cómo conseguir una solución para lo que se está convirtiendo en un problema?

Facebook lo está empezando a ofrecer con su plataforma Atlas (plataforma que está posicionándose ya en el mercado de una forma que podría ser muy poderosa en el futuro: ya se va a utilizar para medir la fiabilidad de Google), que se basa en login sociales y en elementos similares (la fuerza de Facebook es que está presente en todas partes gracias a elementos como los botones de me gusta) para establecer cifras y ratios.

Al no necesitar cookies puede funcionar - y lo hace - allí donde ellas no llegan, como es el caso de los dispositivos móviles, lo que se convierte en un punto más de ventaja para la red social.