PuroMarketing

El método de pago más extendido en el comercio electrónico europeo es la tarjeta de crédito. En Alemania son muy comunes las domiciliaciones bancarias y las facturas. En Francia el cheque tradicional se sigue utilizando y por regla general los británicos son los que ofrecen menos métodos de pago. Estos son los resultados obtenidos por el comparador de precios idealo acerca de los métodos de pago al realizar compras online.

idealo ha analizado qué opciones de pago están disponibles en las tiendas online de Europa y qué diferencias existen entre los países examinados. Para ello, se han tomado como referencia las mejores tiendas online* de los portales de idealo en España, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Polonia. A pesar del gran peso que tienen en Europa los métodos de pago estándar, como la tarjeta de crédito o PayPal, el estudio también revela algunas de las diferencias más notables entre los países.

Métodos de pago estrella: Tarjeta de crédito y sistemas de pago electrónico

Solo cinco de los métodos de pago observados están representados en todos los países del estudio: tarjeta de crédito, tarjeta de débito, sistemas de pago electrónicos, pago anticipado y sorprendentemente también el pago a plazos. Sin embargo, su distribución difiere enormemente de un país a otro. Por ejemplo, mientras que el pago anticipado se acepta en casi todas las tiendas de Polonia (96 %), son muy pocas las tiendas británicas que ofrecen esta opción (4 %).

Los métodos de pago más extendidos en Europa son la tarjeta de crédito y los sistemas de pago electrónico, y son los únicos métodos ofrecidos en más de un 70 % de las tiendas analizadas en cada país.

Tarjetas de crédito: Visa y MasterCard dominan Europa


La tarjeta de crédito más aceptada en Europa es la Visa. En España, Gran Bretaña y Francia se acepta en todas las tiendas analizadas y solo tiene una aceptación similar la Mastercard. En total, la visa y/o la MasterCard se aceptan en por lo menos un 72 % de las tiendas analizadas en cada país. En tercer lugar se encuentra American Express (AMEX), que se utiliza principalmente en el Reino Unido, pero también es aceptada en la mitad de las tiendas alemanas analizadas (52 %).

E-payment: PayPal se lleva el primer puesto

Los países en los que el e-payment está más aceptado son Alemania e Italia, dónde nueve de cada diez tiendas ofrecen opciones de pago electrónico.

PayPal domina el mercado de pagos electrónicos en todos los países estudiados mucho. Sin embargo, le sigue muy de cerca en Alemania el servicio de pago Sofort Banking, dónde se ofrece como medio de pago en un 80 por ciento de las tiendas online analizadas en nuestro estudio.

La gran novedad viene de Polonia por la extensa variedad de sistemas de pago electrónico ofrecidos. Además del líder, PayPal, las tiendas polacas analizadas aceptan otros seis sistemas de pago electrónico (SOFORT Banking, PayU, Przelewy24, dotpay, Paybynet und Skrill). El mayor competidor de PayPal (62 %) que en este caso representa el servicio de pago de Polonia Payu, proporcionan el 56 por ciento de los minoristas para el pago en la tienda online disponible.

El m-payment escala puestos pero muy lentamente

Los pagos a través del teléfono móvil por NFC, BLE o códigos QR rara vez se utilizan en el comercio electrónico. La razón principal es que estas opciones de pago están más diseñadas para pagar en las tiendas minoristas. Añaden más bien poco valor al comercio online, dado que muchos proveedores de pago electrónico cuentan con apps y versiones móviles que permiten pagar a través del teléfono y hacer que sea igual de cómodo y sencillo que desde el PC.

En Alemania solo 3 de las 50 tiendas analizadas (6 %) ofrecen explícitamente métodos de pago móviles. Dos de estos utilizan el servicio de Yapital, mediante el cual se genera un código QR que aparece en la pantalla. Para formalizar el pago basta con escanear el código con el smartphone. El sistema utilizado por la tercera tienda es mpass: con este método el pago se efectúa al introducir el número de teléfono, una contraseña y un mTAN, que es un número de autenticación generado para comprobar una transacción a través de un móvil.

Peculiaridades específicas de cada país en el pago online

A pesar del predominio en Europa de la tarjeta de crédito y de los pagos electrónicos, sobre todo de PayPal, se pueden observar diferencias interesantes entre países.

España: El pago por adelantado gana al contra reembolso

Aunque España, junto con Alemania, es el único país del estudio en el que se encuentra la domiciliación bancaria, no se trata de un método con mucha aceptación, ya que solo una de las tiendas examinadas acepta este tipo de pago.

Al igual que en Italia, en España el pago por adelantado está muy extendido (84 %). Sin embargo, aquí solo una de cada 5 tiendas ofrece la opción de pago contra reembolso. Del mismo modo que sucede en el país vecino, Francia, ninguna de las tiendas españolas analizadas acepta la compra a cuenta.

En Alemania: domiciliación bancaria, una peculiaridad

En Alemania, las tarjetas de crédito como medio de pago son menos comunes que en el extranjero, algo que también puede verse en el comercio electrónico. Mientras que en España, Francia y en el Reino Unido se puede pagar con tarjeta de crédito en todas las tiendas examinados, en Alemania 1 de cada 5 tiendas (22 %) no acepta el pago con tarjeta de crédito. En este país dominan los método de pago electrónico (90 %), que se encuentran muy por delante de las tarjetas de crédito.

Por otro lado, la variedad de opciones de pago ofrecidos en Alemania es mayor que en todos los demás países estudiados. Con este análisis se han identificado hasta un total de diez métodos de pago diferentes, desde pagos por adelantado hasta m-payments, al analizar las 50 mejores tiendas de Alemania. Entre ellas se encuentran muchas opciones de pago "clásicas" como el pago contra reembolso, la factura o el pago por adelantado.

El principio de "primero el producto y luego el dinero" es bastante impopular entre la mayoría de los distribuidores. En las tiendas online alemanes el pago tras factura (llamada en alemán Rechnung) está relativamente generalizado. Más de la mitad (64 %) de distribuidores analizados lo ofrece. Algunos comerciantes utilizan distribuidores externos como Klarna Bill o Safe para ofrecer este servicio y así evitan tanto la carga administrativa como el riesgo de incumplimiento de los pagos.

En comparación con los otros países (excepto Polonia), en Alemania también se suele ofrecer (22%) el pago contra reembolso, una señal de la creciente combinación entre canales online y offline.

Curiosamente en Alemania el pago mediante domiciliación bancaria es muy poco común, ofrecido por solo un 19 % de las tiendas online analizadas. De hecho, salvo una única tienda en España, esta opción no se ofrece en los demás países analizados como método de pago.

De todas las tiendas analizadas, las opciones de pago móviles solo se utilizan en Alemania, e incluso en este país, solo en 3 de las 50 tiendas.

Francia: cheque, la estrella gala

Francia es, junto con Italia, el único país en el estudio en el que el pago por giro postal también es posible. Sin embargo, es mucho menos común en las tiendas francesas, donde solo el 8 % lo ofrecen, que en las italianas (22 %).

Más de las tres cuartas partes de las tiendas en Francia aceptan el pago fraccionado, una cifra muy superior a la de los otros países.

La mayor especificidad francesa es el cheque. Este método de pago, bastante anticuado en el resto de Europa, es aceptado en un 68 % de las tiendas francesas. Sin embargo, lo que no se encuentra en ninguna de las tiendas examinadas es la domiciliación bancaria, pago tras factura y el pago contra reembolso.

Italia: la specialità italiana, el giro postal

Las opciones de pago por adelantado o contra reembolso también son comunes en Italia. Además de los métodos de pago en línea más comunes (tarjeta de crédito, pago electrónico), la transferencia por adelantado se sitúa en tercer lugar al ser aceptada por el 84 % de las tiendas italianas. El siguiente método más popular es el pago contra reembolso, ofrecido por el 72 % de las tiendas.

El pago en efectivo en tienda tiene un papel muy secundario, como la domiciliación bancaria o el pago en cuenta.

Sin embargo, la especialidad italiana es el giro postal, en la que el cliente paga la cantidad adeudada en efectivo en una oficina de correos, desde donde se hace llegar a la tienda, y no es necesaria ninguna cuenta bancaria para pagar la factura pendiente. En Italia todavía se puede encontrar este método de pago en una de cada cinco tiendas analizadas.

Reino Unido: pocas alternativas al pago con tarjeta y PayPal

La gama más pequeña de opciones de pago se puede observar en el comercio online del Reino Unido. Ello se debe probablemente al hecho de que la tarjeta de crédito ya lleva tiempo establecida como un método de pago más. Por lo tanto, la mayor parte de las tiendas ofrecen tarjeta de crédito o débito (100 %) o los servicios de pago electrónico (70 por ciento) como único método de pago.

Apenas se encuentran alternativas a estos dos métodos. Un 12 % de los minoristas aceptan el pago fraccionado y solo una de las tiendas analizadas acepta el pago en tienda, lo mismo que sucede con el cheque.

Hábitos de pago nacionales en el contexto internacionalizado

Además de las estrategias de ventas, canales de comercialización y sistemas de atención al cliente, la elección de los métodos de pago adecuados supone todo un reto para las tiendas online. Aquellos clientes que no encuentran el sistema de pago preferido cancelan la compra en la mitad de los casos.

Con la creciente internacionalización del comercio electrónico, ciertos métodos de pago se van extendiendo con rapidez, especialmente el pago con tarjeta de crédito y PayPal. Sin embargo, tal y como muestra el estudio, sigue habiendo características especiales de cada zona en lo que a métodos de pago online se refiere. Es importante que los vendedores tengan en cuenta esta información y puedan ajustar su oferta de manera consecuente, especialmente si quieren entrar con éxito a otros países.