PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Cada vez es más habitual y menos extraño acabar haciendo ciertas cosas. Estar debatiendo sobre alguna cuestión, hablar sobre cierto producto y ya directamente sacar el móvil, buscarlo en la tienda online de confianza y pedirlo. También es cada vez menos extraño ponerse a buscar cosas online mientras se está en una tienda física, comparando los precios de uno y de otro y estableciendo dónde está la mejor oferta. En algunas tiendas, de hecho, son los propios vendedores quienes te acaban dirigiendo a su versión online cuando el producto no está en tienda.

En los tiempos que corren, cada vez estamos más y más conectados y cada vez es más y más visible lo que la red tiene para ofrecernos. El móvil es omnipresente y hace que seamos incapaces de abandonar la red. Todo lo buscamos, todo lo comparamos y todo lo podemos comprar online. Y, por tanto, se está cambiando cómo nos relacionamos con las marcas pero también cómo enfocamos el consumo. Puede que antes la vida se separase entre los momentos de consumo y los momentos que no lo eran. Ahora cualquier momento puede ser una ventana para consumir.

De hecho, hay quienes empiezan ya a hablar de una nueva suerte de era, de un nuevo momento en los tiempos del consumo. Es el tiempo del Living Commerce. ¿Qué es para ellos el Living Commerce? Es ese momento en el que los consumidores lo esperan todo y lo quieren todo, como apuntan en una columna en The Drum.

Es un momento y hora en el que somos capaces de tomar decisiones de consumo las 24 horas del día y todos los días de la semana y en los que además se espera que las marcas, las empresas y los retailers sean capaces de tener en cuenta esos criterios y esa nueva realidad. Los consumidores quieren que las compañías se adapten a un escenario en el que todas las ocasiones pueden ser oportunidades de venta y, además, quieren sentirse bien haciéndolo, comprando en cualquier momento.

Esto implica que la estrategia de las compañías tiene que ser mucho más eficiente y que tiene que afrontar puntos diferentes y nuevas complicaciones. Tienen que seguir siendo relevantes en un momento en el que la relevancia es cada vez más complicada de lograr y necesitan además estar preparados para responder a estos consumidores en todo momento y a toda hora. Tienen que ser capaces de ir siempre un paso por delante.

Cómo conectar con el consumidor que vive para comprar

Pero ¿cómo hacerlo de forma que no solo sea efectiva sino también que cumpla con las expectativas de los consumidores y que no cruce las líneas rojas de lo que no debe hacerse? En la columna de The Drum apuntan unas cuantas líneas maestras que pueden ayudar a comprender cómo deben actuar las empresas.

De entrada, es importante emplear la tecnología, ya que ayuda a posicionarse de un modo más efectivo, pero no se puede abusar de ella. Hay que encontrar, apuntan, el equilibrio entre algoritmos y humanidad.

Esto es, hay que usar los datos y la tecnología de forma efectiva y sacarle el mejor partido posible, pero al mismo tiempo es necesario comprender también el lado humano de las cosas y comprender las emociones de los consumidores.

Por otro lado, hay que ser capaces de responder a las necesidades constantes de consumo. En el análisis hablan de considerar a las propias personas como ventanas de venta. Hay que ser capaces de asumir cuándo quieren las cosas y ofrecerles esas ventanas de consumo. Cuando alguien lee una receta, por ejemplo, quiere ser capaz de hacerse ya con los ingredientes, por ejemplo. Igualmente, es importante comprender cómo han cambiado los procesos de ventas y cómo hay que tratarlos. Las marcas tienen que ser capaces de gestionar los momentos, que son las oportunidades para posicionar productos y servicios.

Y, finalmente, todo esto tiene que ser preparado de un modo diferente. Las compañías necesitan crear sus hojas de ruta y sus estrategias ajustadas a estas realidades y a estas exigencias de los consumidores.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo