PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Cuando Inditex lanzó hace unos cuantos años ya Zara Home, la enseña funcionaba como una especie de versión del universo Zara para el hogar. Zara Home vendía textil (desde alfombras a fundas nórdicas) con cosas para el hogar más centradas en la decoración (velas, marcos de fotos, tazas y vasos de última moda) que en la utilidad. En Zara Home no había soluciones de almacenaje, muebles fáciles de montar o estanterías. Zara Home era más una tienda de cosas bonitas que la tienda para amueblar tu casa. En definitiva, Zara Home no era Ikea.

Pero ¿está llamada la marca del hogar de Inditex a serlo en el futuro? En la nota de prensa de presentación de sus últimos resultados, Inditex anunciaba que iba a empezar a vender a través de la red en Reino Unido productos de Zara Home y que además había ampliado el tipo de productos que vendía esa marca.

"Zara Home, en el trimestre, también lanzó su primera línea de utensilios de cocina, dentro de su otoño invierno", explicaban. Pero lo cierto es que el cambio no se queda solo en ese punto: en Reino Unido, Inditex planea probar a integrar Zara Home con sus tiendas Zara.

Los productos de la división hogar se venderán en la tienda online de Zara y poco a poco se convertirá en un mercado más de la marca de moda. "Nuestra idea para el futuro es considerar Zara Home como la cuarta división de Zara", apuntaba Pablo Isla, el presidente de Inditex. Para ellos, es una cuestión lógica, ya que en algunos casos las dos enseñas comparten espacios. "Es un paso lógico en la vida de la cadena", añadía.

Uno de los muebles que ahora vende Zara Home

Muebles de Zara Home

El cambio no solo implicará la venta online y una versión más omnicanal del negocio (no hay que olvidar que Inditex entró tarde en el ecommerce, pero que ha recuperado mucho en los años que lleva en ello y lo ha convertido en uno de sus grandes activos), sino que además supondrá ampliar el tipo de cosas que vende. Se podría decir que Zara Home va a salir de su zona de confort: empezará a vender muebles y pequeños electrodomésticos.

Hasta ahora, Inditex no estaba en ese mercado, pero ahora cuenta con su propia oferta de nicho en ese terreno. Por vender, ahora también vende utensilios de cocina, como tarteras o cazos (menos glamurosos que las fundas nórdicas, pero igualmente necesarios). Esto ha hecho, recuerdan desde Expansión, que se haya convertido en un rival mucho más fuerte para compañías como Ikea o Leroy Merlin, con las que antes solo se enfrentaba en puntos muy específicos.

Los productos que venden son además variados: tienen desde exprimidores a tostadoras a cabeceros de cama, que diseñan in-home en Inditex (siguiendo el mismo criterio de que sean de tendencia: "es un concepto que significa última tendencia, ya sea para tu armario o para vestir tu hogar", decían desde la compañía a Expansión) y produciéndolos por terceros expertos en estas áreas.

Además, también vende colaboraciones con marcas conocidas, como Smeg (de electrodomésticos) o Phaidon (de libros de recetas).

Uno de los electrodomésticos en el catálogo de Zara Home

El impacto que tendrá en la industria

Zara Home ya cuenta con una tienda global, pero unirla a la de Zara podría darle además más visibilidad. Puede que por ahora solo ocurra en la versión británica de la cadena, pero los planes son hacer esta sinergia de marcas y este asentamiento omnicanal de la marca a un nivel global.

Y, teniendo en cuenta que Inditex ha aprendido muy bien las lecciones de qué hacer en ecommerce y que va a aplicar sus modelos de fast-fashion para hacer colecciones rápidas de ultratendencia también para lo que vende online para el hogar, se puede comprender por qué esto es un golpe importante para la industria del mobiliario y la decoración.

Al fin y al cabo, los gigantes de este terreno más clásicos aún no han acabado de posicionarse bien en el mercado del comercio electrónico. Ikea entró tarde en el ecommerce y sigue obligando a pagar a sus usuarios gastos de envío muy elevados, especialmente si se compra desde un lugar en el que no hay tiendas Ikea. Inditex ha usado, en moda, la plataforma online, entre otras cosas, para llegar a aquellos mercados en los que su presencia física es limitada o inexistente y conseguir así cobertura global para su marca. ¿Hará lo mismo en mobiliario y decoración?

Los muebles y los productos para el hogar son todavía un mercado por conquistar por completo para el comercio electrónico, pero uno en el que se están produciendo grandes movimientos. Amazon tiene ya sus propias marcas de muebles y las tiendas online especializadas están apareciendo de forma cada vez más recurrente.