Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
No todas las páginas caerán
La conclusión a la que Facebook ha llegado es que existen muchas actualizaciones de páginas corporativas que en realidad son anuncios de las compañías
Facebook limitará aún más el alcance orgánico de las actualizaciones de páginas
102 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • Presencial y Semipresencial en Madrid · UCJC · Prácticas Remuneradas ¡Admisiones abiertas!
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • PuroMarketing

    Facebook ha anunciado un nuevo cambio en cómo organiza el feed de noticias, uno más y un nuevo clavo en la tapa del ataúd de las marcas y su alcance orgánico dentro de la red social. La red social ha justificado el movimiento señalando que se trata de algo que quieren sus usuarios. "Como parte de una investigación en curso, le preguntamos a cientos de miles de personas cómo se sentían en relación al contenido de su feed de noticias", explican desde Facebook en la actualización de su blog corporativo en la que anuncian el cambio. "La gente nos dijo que querían ver más historias de sus amigos y de las páginas que les interesan y menos contenido promocional", añaden.

    La conclusión a la que Facebook ha llegado es que existen muchas actualizaciones de páginas corporativas que en realidad son anuncios de las compañías que están detrás de esas páginas y que los consumidores los perciben como tales (y no les gustan).

    En este saco, la red social mete de forma clara a tres tipos de actualizaciones de perfil, que son las que ha identificado como publicidad. Por un lado, están las actualizaciones que empujan a la gente a comprar un producto o a instalar una aplicación. Por otro, están los que empujan a participar en concursos y promociones sin que exista "un contexto real". Y por último están aquellas actualizaciones que usan el mismo contenido que los anuncios que publica la página. Todo ello es, a ojos de Facebook, publicidad.

    La compañía explica que el algoritmo que organiza el feed pone límites al número de anuncios que sus consumidores reciben, no puede realmente hacerlo con las actualizaciones de página que en realidad son anuncios (o que los usuarios de la red social acaban viendo como anuncios). Por ello, va a tomar cartas en el asunto y va a alterar el algoritmo que organiza el feed de noticias (otra vez) para conseguir reducir el alcance orgánico de estos contenidos. A partid de enero de 2015, prometen, los consumidores tendrán menos actualizaciones de este estilo en su feed de novedades.

    No todas las páginas caerán

    Facebook ha intentado dejar claro que esto no es un ataque en general contra las actualizaciones de las páginas corporativas y que no implica que, al cambio, el número de anuncios 'reales' que los consumidores verán cuando accedan a sus perfiles vaya a subir. Caerán en alcance quienes usan sus perfiles para publicar publicidad y no contenidos (aunque lo cierto es que trazar la línea entre uno y otro cuando se trata de una página corporativa parece bastante complicado).

    "Este cambio no aumentará el número de anuncios que la gente ve en sus feeds de noticias", apuntan desde Facebook. "La idea es aumentar la relevancia y la calidad de las historias en general - incluidos los post de páginas - que la gente ve en su feed de noticias", añaden. Una portavoz de la compañía ha explicado a los medios estadounidenses que el algoritmo de Facebook empleará para medir las actualizaciones de las páginas los mismos criterios que usa con los anuncios, comprobando cuestiones como el número de personas que realmente muestran engagement con ellos o quienes optan por esconderlos. Partiendo de estos criterios establecerá lo que deja y no deja que llegue al feed de noticias.

    Pérdida de alcance orgánico y subida de los anuncios

    El cambio no es más que otro más en la lista de modificaciones que Facebook ha hecho en su algoritmo en los últimos meses y que han vuelto ligeramente locos a los responsables de páginas corporativas. En general, las páginas han visto en los últimos tiempos cómo caían sus cifras de alcance orgánico. Hace unos meses, la red social explicaba que esta caída se debía al hecho de que cada vez había más actualizaciones y más usuarios en la red social, lo que hacía que fuese más complicado que una actualización llegase a los usuarios (si hay más que leer, más posible es que existan otros a quienes los usuarios quieran leer antes).

    Al mismo tiempo, Facebook ha implementado medidas para reducir el impacto que pueden tener las historias (al menos, o esa es la justificación) las historias de poca calidad. La red social ha empezado a penalizar el llamado click-baiting, esos links que se publican con apelaciones que hacen que los consumidores se sientan más que impulsados a hacer clic (nunca creerás lo que?), y ha empezado a priorizar la actualidad sobre todas las cosas.

    Pero, de forma paralela, también ha ido aumentando el precio de la publicidad. A principios de año, las historias patrocinadas en Facebook costaban tres veces más que cuatro meses atrás. Los anuncios en Facebook han subido su precio en un 274% en solo un año, según estadísticas de AdAge, a pesar de que el número de impresiones publicitarias se ha reducido en un 56%.

    Escuela de Negocios Top5 en Rankings. Becas de hasta el 65% y ayudas al estudio. Bolsa de empleo
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar