Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
PATROCINA
Lo que la neurociencia dice sobre cómo las redes sociales afectan a nuestro cerebro
557 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Fórmate en SEO, SEM, Analítica Web, Community Manager y Content Curator y crea tu propio proyecto
  • Afronta los retos que la digitalización plantea a las empresas a nivel estratégico y operativo
  • PuroMarketing

    Las redes sociales se han hecho cada vez más y más populares y han empezado a afectar a cada vez a más elementos de nuestra vida cotidiana. Por ello, cada vez son más y más variados los estudios que analizan cómo sus efectos están cambiando nuestro día a día, nuestra percepción del mundo o nuestro bienestar psicológico.

    Por supuesto, todas estas alteraciones tienen un eco en cómo nos relacionamos con los demás y en cómo nos relacionamos con las marcas. Que Facebook que estemos más tristes o más contentos no es solo una de esas cosas que sirven para un par de artículos en la sección de bienestar de una revista, sino que puede tener un impacto mucho más complejo. Para las marcas y las empresas, puede ser la razón para obligarles a cambiar por completo su estrategia.

    Y, por ello, estudiar el impacto que tienen las redes sociales es muy importante y decisivo, ya que es lo que permite comprender cómo están cambiando las cosas. Una de las áreas de estudio es la de la neurociencia, que en los últimos tiempos ha investigado cómo las redes sociales están afectando a nuestro cerebro.

    El efecto me gusta

    Un estudio realizado en la UCLA analizó cómo impactaba la actividad que se genera en las redes sociales en la actividad cerebral y descubrió que hay un vínculo entre lo que ocurre en un escenario y en otro. Se suele decir que en las redes sociales hay un cierto egocentrismo y que publicamos lo que queremos que vean los demás, pero lo cierto es que no es simplemente una cuestión de ego sino también de impacto en nuestro cerebro y su actividad. Como demostraron los analistas estudiando qué ocurría en el cerebro de los adolescentes cuando se enfrentaban a las redes sociales, lo que ocurre allí puede activar nuestra sensación de recompensa. Cuando los sujetos de estudio veían que sus fotos lograban muchos me gusta en Instagram, se activaba la parte del cerebro asociada a la recompensa.

    Igualmente, los investigadores también determinaron que se generaba un efecto de presión de grupo. Las fotos que tenían menos me gusta eran las que eran recibidas de forma menos positiva.

    Prejuicios y sus efectos

    Otro estudio de neurociencia demostró que las fotos modificadas (los selfies a los que se le han aplicado filtros) generan una respuesta negativa. Nuestro cerebro ha empezado a comportarse de un nuevo modo. A medida que recibimos más u más imágenes cada día, se ha reeducado para ver lo modificado de forma negativa.

    La estructura del cerebro

    En una especie de complicado giro sobre lo que las redes sociales hacen a nuestro cerebro, un estudio ha establecido un vínculo entre lo que ocurre en Facebook y lo que ocurre con el tamaño de nuestro cerebro. Los datos señalan que las personas con más amigos tienen más materia gris en ciertas partes de su cerebro. El debate está ahora en saber qué ocurrió antes. ¿Hay una relación causa efecto y en qué dirección? Los expertos no saben si el tamaño de nuestro cerebro impacta lo que hacemos o si el proceso ocurre a la inversa (lo que hacemos en las redes sociales afecta al tamaño de nuestro cerebro).

    Afronta los retos que la digitalización plantea a las empresas a nivel estratégico y operativo
  • Comentarios (1)
    • Publicado el 04-11-2017
      ¿Tiene que ver con el neuromarketing del que tanto se ha hablado recientemente?
      1 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios