Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
El usar cierto tipo de mensajes solo consigue malos resultados en conexión con los consumidores
Los consumidores no se fían de las marcas que no lo hacen bien en las redes sociales y se fían mucho menos de aquellas que realizan prácticas que rozan lo punible online
Los consumidores son cada vez más desconfiados con las marcas en redes sociales
1.419 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Másteres en Gestión empresas de Moda, en Marketing Moda y en Estilismo, Publicidad y Audiovisuales
  • En Selligent te explicamos cómo aumentar fácilmente el ROI con el marketing basado en datos
  • Las técnicas del marketing online, con el máster más prestigioso. UPF Barcelona School of Management
  • PURO MARKETING

    Las redes sociales son una parte fundamental en la estrategia de las empresas en internet y se están convirtiendo en una parte fundamental de simplemente toda la estrategia de marketing. Las compañías han empezado a comprender que las redes sociales son un elemento prácticamente incuestionable, inevitable, algo que tienen que emplear y usar casi sea como sea, porque los consumidores están ahí y porque esperan que las marcas también lo estén.

    Pero lo cierto es que las cosas no son tan sencillas. No vale con simplemente estar en las redes sociales y no sirve con simplemente poner un par de mensajes y subir un par de fotos. Las marcas tienen que esforzarse para ser mucho más eficientes y para ser capaces de ofrecer elementos más valiosos a los seguidores. Estos quieren que las marcas ofrezcan valor añadido, que ofrezcan algo interesante y que sirve para algo, y ofrecer simplemente spam corporativo no ayudará a conseguir los objetivos. Lo cierto es, sin embargo, que el usar cierto tipo de mensajes no solo consigue malos resultados en conexión con los consumidores sino que logra también un efecto mucho más negativo.

    El usar cierto tipo de mensajes solo consigue malos resultados en conexión con los consumidores

    Los consumidores no se fían de las marcas que no lo hacen bien en las redes sociales y se fían mucho menos de aquellas que realizan prácticas que rozan lo punible online. Hacer que aparezcan buenos comentarios y mensajes positivos es muy tentador, tanto que no es difícil caer en la tentación de hacerlo uno mismo, por poner un ejemplo de mensajes cuestionables en redes sociales. Este tipo de mensajes no solo es más habitual de lo que pueda parecer sino que además son peor recibidos de lo que las marcas piensan.

    Así lo acaba de demostrar un estudio del Chartered Institute of Marketing. Según sus datos, los consumidores aseguran que ven cada vez más actualizaciones "cuestionables" en redes sociales.

    ¿Cuáles son esas actualizaciones cuestionables? Un cuarto de los encuestados señala que ha visto opiniones falsas de las marcas y un 21% que ha encontrado a marcas que pagan o incentivan el que se dejen mensajes positivos en redes sociales sin que, por supuesto, esos mensajes dejen claro que han sido premiados para hacerlo. A esto hay que sumar un 16% que asegura haber visto a consumidores siendo pagados para simplemente promocionar un producto.

    A los consumidores no les gusta nada

    Esta información no solo revela un alza en este tipo de comportamientos sino que además es un golpe directo contra la línea de flotación de las marcas en redes sociales, ya que este tipo de comportamientos no son nada bien recibidos por los consumidores. Un 38% de los encuestados asegura que huiría de una marca en redes sociales que hiciese pasar este tipo de contenidos por reales y verdaderos.

    El problema está, sin embargo, en que cada vez es más difícil descubrir qué es verdad y qué es mentira (uno de los problemas en general que presenta el marketing de contenidos) y los consumidores tienen cada vez más complicado el saber si están ante un contenido generado de forma orgánica o uno de pago. Según los datos del estudio, solo el 19% de los encuestados es capaz de diferenciar realmente lo que es publicidad de lo que es contenido generado de forma natural en redes sociales, una cifra mucho más baja que el 38% que lo lograba en 2014.

    Las marcas tienen que crear por tanto mecanismos que hagan más evidente y claro qué es publicidad y qué no (ya que en algún momento el consumidor se dará cuenta de la verdad y se creará una oleada de mala imagen para la compañía en cuestión) y, sobre todo, tienen que poner a la honestidad en el epicentro de su estrategia en redes sociales. Ya no se trata solo de que el consumidor la espere y la valore, sino que además en los tiempos de la red es cada vez más fácil comprobar la información y las mentiras corporativas son cada vez más fáciles de ser atrapadas.

    Modalidad Online o Semipresencial · Bolsa de Empleo y Prácticas · Becas de hasta el 65%
  • Comentarios (1)
    • Publicado hace 14 días
      Sobresalir en las redes requiere de mucho más que solo imágenes graciosas, requiere también de crearse una buena imagen profesional. Muy buen articulo gracias. Mónica Borunda Estratega Digital
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios