Licenciado en Administración y Dirección de Empresas es docente en IEBS y experto en Transformación...
PuroMarketing

El Internet de las Cosas o comúnmente nombrado IoT, de sus siglas en inglés "Internet of Things", parece un concepto simple de entender. Cosas interconectadas a través de Internet.

La siguiente pregunta que uno se hace, es ¿Qué cosas?, ¿Por qué? y ¿Para qué? Por ello vamos a enunciar una de las múltiples definiciones del IoT: "El Internet de las Cosas es un sistema de dispositivos informáticos interrelacionados, máquinas mecánicas y digitales, sensores, objetos, animales o personas a los que se proporcionan unos identificadores únicos, y la capacidad de transferir datos a través de una red sin necesidad de la interacción humano-humano o humano-sistema informático" Con esta definición hemos contestado a las dos primeras preguntas, pero no al:

¿Para qué sirve el Internet de las Cosas?

Para que esos datos transferidos, sean posteriormente procesados y analizados mediante la analítica digital y así poder extraer conclusiones válidas y aprovechables para la optimización de todos y cada uno de los procesos de una empresa; sea esta grande, mediana o pequeña.

¿Cómo funciona técnicamente el Internet de las Cosas?

El Internet de las Cosas técnicamente es muy complejo, e intervienen las tecnologías más avanzadas, tales como el Cloud Computing, Conectividad, la Inteligencia Artificial, el Machine Learning, el Big Data, la Impresión 3D y más recientemente el Blockchain; por citar algunas en pleno auge.

El Internet de las Cosas en la Transformación Digital de la PYME

Antes de adentrarnos en el enorme potencial y aplicaciones prácticas que tiene el IoT en un proceso de Transformación Digital de una empresa, debemos entender exactamente qué significa la Integración o Transformación Digital.

Es mucho más que lo puramente "Digital"; es la utilización de la tecnología para crear nuevos modelos de negocio que satisfagan las crecientes demandas de "Valor" de clientes y empleados. Es construir el futuro de las empresas, en la Era Digital en la que vivimos.

Como podemos deducir de las definiciones, las tecnologías son solamente las herramientas.

Los fundamentos de la Transformación Digital de la empresa, están en cómo se crea una cultura en toda la organización, para reconvertir todas y cada una de las cosas que las personas hacemos en las empresas ahora de forma analógica, utilizando herramientas digitales.

Como todo cambio cultural, no es algo que se pueda realizar de forma inmediata; sino que es un largo proceso en que deben estar totalmente implicados los integrantes de la empresa, y muy en particular su cúpula directiva.

Es el CEO o Director General el que tiene como misión primordial, impregnar, evangelizar y hacer comprender a las personas de la empresa, de la necesidad de ese cambio cultural y operativo.

El objetivo no es la Transformación Digital en sí; es solo un medio.

Llegados a este punto conceptos como, Innovación constante, optimización de los procesos, deshacer los llamados silos mediante el trabajo colaborativo, la formación continua a las personas y la gestión del talento, o la co-creación interna y externa mediante los llamados "gemelos digitales"; todos ellos son ejes fundamentales de cualquier Integración Digital real; aunque no los únicos. La CEDEFOP apunta que en las próximas décadas el 90% de los puestos de trabajo requerirán algún tipo de competencia digital.

¿Y cómo ayuda el Internet de las Cosas a la Digitalización?

Llevamos unos años en el que la tecnología del Internet de las Cosas está experimentando unos crecimientos exponenciales en cuanto a su uso y al número de dispositivos interconectados; y no es por casualidad.

Según la consultora Statista, para este año 2.018, ya existirán a nivel mundial más de 23 Billones de dispositivos interconectados, siendo la previsión para 2.020 de alcanzar los 31 Billones.

Se estima que el mercado global de Internet de las Cosas tendrá un valor de más de 1.000 millones de US$ a partir de 2017, y en adelante.

El Internet de las cosas tiene el potencial de transformar casi todas las funciones en cada industria, desde el Retail , la Sanidad, la Logística, la energía, las telecomunicaciones, los servicios financieros, el entretenimiento y no menos importante la educación y los servicios públicos; al margen de todos los dispositivos interconectados que utilizamos los consumidores a diario.

¿Ecosistemas del Internet de las Cosas?

No vamos a negar que solo las grandes tecnológicas como Amazon, Apple, Google, Alibaba, Microsoft, Cisco, Samsung, IBM, GE, Huawei, Oracle o Intel… tienen la suficiente capacidad tecnológica y financiera para innovar y desarrollar nuevas aplicaciones en su propias plataformas de IoT; pero no lo hacen para todos los productos que ofrecen a sus clientes y consumidores; sino que se "asocian" formando lo que se denominan los Ecosistemas del Internet de las Cosas.

Un Ecosistema de Internet de las Cosas:

Es el conjunto de Plataformas de IoT, que en base al Big Data Analytics y la Co-Creación, un número determinado de empresas Tecnológicas desarrollan Soluciones Digitales Disruptivas para aportar Valor, mayor Rendimiento y Eficiencia a las diferentes Industrias; para Satisfacer las necesidades de la Sociedad y aportar al Consumidor nuevas Experiencias.

Es la interconexión y transmisión de datos entre personas, sensores o dispositivos, negocios, en cualquier lugar y momento

Se fundamentan en 3 conceptos: La Co-Creación, Colaboración y Competición. Y las empresas que lo componen desempeñan diferentes Roles: El de Orquestador o Participante, el de Competidor y el de Complementador.

¿Cómo se pueden beneficiar las PYMES del Internet de las Cosas?

Los Ecosistemas y las Plataformas de IoT, existen para ayudar a las empresas a superar los desafíos técnicos sin la necesidad de resolverlo todo internamente. Es por eso que las Pequeñas y Medianas empresas pueden acceder a usar la tecnología ya desarrollada por las grandes compañías de cualquier industria.

Habitualmente lo hacen a través de lo que se denomina "pago por uso" o mediante licencias por usuario, sin tener la necesidad de realizar importantes inversiones, y con gran ventaja que proporciona la escalabilidad de estos servicios a medida de que el negocio va creciendo.

Uno de los inhibidores de la Transformación Digital de las PYMES, está basado en la falsa creencia de que el acceso a determinadas tecnologías, supone una muy fuerte inversión en éstas y la carencia de personal cualificado para gestionarlas. Pero como acabamos de ver, el Internet de las Cosas puede ayudar a las empresas a superar esas barreras. ¿Cómo?.

Beneficios y Ventajas de las Plataformas del Internet de las Cosas

  1. Inversiones bajas y reducción de costes: Al no utilizar infraestructuras propias, sino que tanto los elementos de hardware como el software están situadas en el Cloud en modelos de pago por uso; las inversiones se limitan a los terminales que precisa la empresa para su gestión en función al número de usuarios, con las consiguiente reducción drástica de los costes.
  2. Escalabilidad: A medida que los negocios van creciendo, las PYMES puede decidir ampliar los servicios sin tener restricciones, ni invertir en nuevas infraestructuras. Solo hay que ampliar los servicios contratados debido al aumento del negocio y posibles nuevos usuarios.
  3. Acceso a los Datos en Tiempo Real: Solamente necesitas una conexión a Internet para poder tener tus datos actualizados y disponer de éstos en cualquier momento, lugar, y a través de cualquier tipo de dispositivo y con un "solo" clic.
  4. Optimización de los procesos en la empresa: La conectividad entre los sensores que están constantemente transmitiendo información, permite conjuntamente con la Analítica de los Datos, introducir mejoras sustanciales en los procesos y dotarlos de una mayor agilidad.
  5. Mejora de la Productividad y Eficiencia: Las cuatro anteriores, conllevan a aumentar la productividad tanto de los activos (máquinas) como de la eficiencia de las personas en sus tareas diarias; con la consiguiente satisfacción, por el trabajo bien realizado y a tiempo.
  6. Mayor rapidez en el time-to-market: O ser más rápidos que tus competidores en ofrecer tus productos o servicios a los clientes. Este hecho va a dotar a la empresa de una ventaja competitiva, ya que si tu producto satisface sus necesidades, el hecho de llegar el primero a su mente, hará que piense antes en él que en cualquier otro al volver a comprarlo.
  7. Mejora de la Experiencia de Usuario: La Experiencia de usuario es uno de los elementos diferenciadores en el proceso de decisión de compra de nuestros clientes, y éstos también usan dispositivos inteligentes. Podemos atraerlos mediante promociones, dándoles información con contenido valioso para ellos y acompañarlos en todo su proceso de compra para que elijan nuestro producto.Invitémoslos en esa promoción a que se descarguen nuestra App conectada al CRM de la empresa, y tendremos a través del IoT, una de las herramientas más apreciadas para poder fidelizarlos.
  8. Servicios personalizados: Con la ingente cantidad de datos que recolectan los sensores de IoT, la Analítica del Big Data ayuda sobremanera en transformarlos en inteligencia de negocio, y así poder conocer cuales son los gustos, actitudes, comportamientos y preferencias de nuestro Buyer Persona; pudiendo personalizarles nuestros productos y los beneficios que les aporta, haciéndoles sentir que son exclusivos y les mimamos.
  9. Empresas organizadas: Una gran ventaja para éstas, es la propia organización interna, ya que con la información que facilita el IoT, las formas de organizarse son más sencillas, efectivas, claras y óptimas.
  10. Nuevos Modelos de Negocio: La innovación del modelo de negocio redefine su valor y lo alinea con la manera en que el cliente desea recibirlo y consumirlo. Este hecho mejora o crea un nuevo valor para los clientes existentes y potenciales. Las soluciones que proporciona el Internet de las Cosas, son un claro ejemplo ello.

Estos son solo 10 de los beneficios reales y constatables que puede tener cualquier PYME con el IoT; pero según sea el sector y la aplicación derivada de la inteligencia de negocio en las empresas hay muchísimos más.Pero, "no es todo Oro lo que reluce", ya que el Internet de las Cosas es aún una tecnología emergente y se enfrenta a retos realmente preocupantes y trascendentales.

¿Retos del Internet de las Cosas?

Los debemos diferenciar entre Técnicos y No técnicos.

Técnicos:

Los constantes ataques cibernéticos que estamos sufriendo en los últimos tiempos, especialmente consta los dispositivos de IoT, según un estudio realizado por Karsperky Labs, en el primer semestre de 2.018 se han encontrado más de 120.000 notificaciones de malware específicamente diseñado para dispositivos IoT.

  1. La Seguridad: Es el que más preocupa. La seguridad de los propios dispositivos, de los datos, las comunicaciones y en toda la Empresa
  2. La Privacidad: El cifrado de los datos personales transferidos a través de Internet, especialmente los que provienen de los wearables; relojes y pulseras inteligentes, Apps de localización o las que proporcionan datos médicos de las personas
  3. Marco Legal y Regulaciones: El uso del IoT, también plantea también cuestiones de tipo legal y regulatorio. En la UE, con la implantación del GDPR, se minimiza esta situación; aunque sigue siendo un problema a resolver.

No Técnicos:

  1. El coste del desarrollo: Aunque cada día los costes de los dispositivos son más bajos debido a la utilización de materias primas como el Grafeno que posee unas propiedades extraordinarias para el desarrollo de la tecnología, tales como la flexibilidad, conductividad y capacidad para almacenar energía; los grandes proyectos de IoT requieren de notables inversiones financieras. No es extraño ver como los grandes jugadores de industrias tan diversas como las farmacéuticas o de fabricantes de chips hayan creado sus propias empresas para financiar su desarrollo.
  2. Las Habilidades necesarias del personal: Este es uno de los factores clave de éxito o fracaso en la puesta en marcha de un proyecto del Internet de las Cosas. El CIO tradicional, se convierte en el "CIO para CualquierCosa", teniendo que readaptar su visión, capacidades y decisiones poniendo foco en entornos de IoT.El nuevo CIO del IoT debe determinar la arquitectura de la plataforma y rodearse del talento necesario para poner en funcionamiento un proyecto de IoT en su organización.

6 de las profesiones más demandadas para el Internet de las Cosas

  • Counter hackers: Expertos en Ciberseguridad que tratan de prevenir o mitigar los ataques deliberados de los hackers; además de evitar la pérdida de datos causada por posibles defectos de funcionamiento de los dispositivos. Deben tener amplios conocimientos en el desarrollo de software y en el llamado análisis forense, para identificar los patrones del software malicioso, y desarrollar el suyo propio para bloquearlos e identificar su origen.
  • Arquitectos de IoT: Asumen la responsabilidad del diseño general de la plataforma. Están involucrados en el mapeo de las necesidades del negocio con los requisitos técnicos del IoT, diseñando sus especificaciones e integrando diferentes tecnologías, plataformas y personas. Son responsables de principio a fin del funcionamiento de aplicaciones tales como centros de operación remota, mantenimiento predictivo u operaciones asistidas mediante la realidad aumentada.
  • Analista de Big Data o Científico de Datos: Una de las más demandadas hoy y lo serán más en el futuro y con mejor remuneración salarial tiene, entorno de los 55.000€ a los 80.000 euros brutos anuales. Su tarea principal es la de analizar los datos que proporciona el IoT y el propio Internet, estructurarlos y crear modelos e indicadores que anticipen las tendencias del negocio. Estos profesionales deben tener los conocimientos necesarios para recabar, analizar y gestionar los datos de una forma efectiva para aportar el conocimiento necesario y relevante que permita a la empresa tomar decisiones basadas en la inteligencia del negocio.
  • Especialista en Cloud Computing: Implementar y gestionar una integración en Cloud con los recursos "in situ" en la empresa, es parte de las tareas de estos profesionales. Poseen amplia experiencia como ingenieros de sistemas, de software y administradores de redes. El IoT requiere que diseñen y creen aplicaciones que funcionen con múltiples dispositivos interconectados, siendo capaces de gestionar múltiples redes inteligentes.
  • Ingeniero informático Industrial y Desarrollador "Full Stack":El diseño realizado por el arquitecto de soluciones de IoT se hace realidad gracias al desarrollador de Full Stack, que conoce las tecnologías de back-end y front-end. Significa que puede trabajar con infraestructura, bases de datos, código de back-end (Ruby, Python, Java, etc.) y de front-end (JavaScript, HTML, CSS, etc.). Pero en el IoT hay un importante componente de hardware en la programación industrial. Robots y dispositivos inteligentes necesitan ser programados, incluyendo sistemas integrados (es decir, firmware) e ingeniería eléctrica y mecánica. Adicionalmente el diseño de UI / UX son habilidades que debe poseer.
  • Diseñadores de negocio y UX: Es la profesión que debe asumir el líder de Marketing, requiere un perfil muy polifacético con una formación especializada en UX y su salario oscila entre 25.500 y 30.500 euros al año dependiendo de la experiencia. Debe contar con un pensamiento creativo que buscará oportunidades de negocio que se puedan abordar a través de IoT, para luego adoptarla si solventa un problema real y crea unas mejores experiencias de usuario. Al fin y al cabo, la tecnología no significa nada si no sirve para generar más negocio.

El Internet de las Cosas es ya una tecnología que la tenemos integrada, como consumidores en mayor o menor medida, en nuestra vida cotidiana; y adquiere especial relevancia en la Cuarta Revolución Industrial en la que estamos inmersos con la Era Digital.

No olvidemos que el IoT sirve para solucionar y optimizar las situaciones que se presentan, en general en una sociedad cada vez más digitalizada, puesto que sus aplicaciones ya son innumerables y en un futuro cercano inimaginables.

Aunque todavía es una tecnología que debe superar muchos retos, otras que están teniendo una aceleración espectacular; como la Inteligencia Artificial (AI), el aprendizaje automático de las máquinas (ML), el análisis del Big Data, la Ciberseguridad o el Blockchain; todas ellas van a converger en el IoT.Aquellas películas futuristas de hace ya más de una década como Matrix o Minority Report, las tenemos tocando con los dedos.

Como PYMES,

¿Vamos a dejar pasar esta enorme oportunidad que nos proporciona el Internet de las Cosas y sus múltiples aplicaciones, para ir recorriendo el camino hacia la Transformación Digital y asegurarnos el futuro de nuestros negocios? Para mí la respuesta es clara.El tamaño de empresa importa, pero no decide si el consumidor nos compra a nosotros o a ellos.¿Estáis de acuerdo?