PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

En los últimos años, los datos se han convertido en el epicentro de la estrategia de marketing. No solo es cada vez más fácil acceder a grandes cantidades de datos y analizar mucho mejor qué ocurre y cómo son los consumidores, sino que además las actuaciones de las empresas están cada vez más marcadas por esa situación. Esto es, no solo se trata de que cada vez los datos son más accesibles sino también que el mercado responde y espera mucho más lo que los datos aportan. Pero ¿se puede ir un paso más allá en el uso de datos y en cómo se emplean para perfilar las audiencias?

Eso es lo que proponen las augmented analytics, la analítica aumentada, como se podría traducir.

Como explican en un análisis en Warc, las augmented analytics van a ser una de las grandes tendencias durante el año que viene en el mundo del marketing. Será uno de los elementos que modifiquen por completo qué se hace y el modo en el que se hace.

Por qué se necesita este nuevo perfil

¿Cuáles son las razones de este cambio? La clave está en la propia situación de los datos. Desde que se descubrió su potencial y desde que empezó a verse claro cómo estaban cambiando las cosas, las empresas han ido apostando más y más por la información. Al mismo tiempo, han ido apareciendo muchas más fuentes de datos. Cada vez hay más y más información que llega desde más y más escenarios.

Todo ello hace que abarcar todo ese boom de datos sea cada vez más complicado, pero también que las empresas tengan que echar mano a nuevas vías para lograr procesarlos. Como explican en el análisis, cada vez se está echando mano más del machine learning y de la inteligencia artificial para lograr sacar todo lo posible de los datos.

Eso sí: esas herramientas por ellas mismas no son suficientes. En el cruce entre esa tecnología y lo que se necesita aparecen las augmented analytics.

Cómo cambiará el trabajo en datos

Las augmented analytics son una mezcla de tecnología y talento. Suman el poder de la IA y del machine learning con la simplificación del trabajo que supone automatizar algunos de los procesos con el poder de la visión de los expertos humanos. El hecho de que se hayan incorporado mejoras a la tecnología, como el que se pueda procesar mejor el lenguaje natural o que se simplifique cómo se ofrecen resultados, hace que el papel de la tecnología pueda ser mucho más fluido.

Todo fluye más rápido, dado que la tecnología asume una carga del trabajo y hace que los trabajadores no tengan que perder el tiempo buscando patrones y tendencias, pero no pierde la visión que los expertos tienen, porque ellos también están 'en el ajo'. Dado que pueden eliminar de su trabajo diario la parte más tecnológica, podrán centrarse en mejorar el valor logrado y en obtener los mejores resultados.

Al mismo tiempo, también se espera que su papel puedan asumirlo perfiles menos técnicos y más expertos. Dado que la parte más techie la hace la tecnología, sus perfiles estarán más centrados en el alcance humano. Tanto es así que podría ser una llave para el boom de los citizen data scientists.

De hecho, los analistas creen que el impacto no solo se notará en el terreno del marketing y en el equipo más centrado en datos. El poder de la información y el alcance de estos perfiles de nuevo cuño llegará a todos los terrenos de la empresa. Habrá analistas de datos en todos los departamentos, desde recursos humanos a ventas, pasando por atención al cliente y claro está marketing. Sus conclusiones se aplicarán así a todas las áreas y mejorarán las decisiones de negocio y su eficiencia.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo