Noticia
Reputación online
¿Está la mala praxis en gestión de datos hundiendo la reputación de marcas y empresas?
Los consumidores reconocen que prefieren comprar a aquellas empresas que sí hacen bien las cosas en lo referente a la gestión de datos 
Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Entre los atributos que los consumidores analizan a la hora de fiarse – o no – de una marca, la gestión de los datos personales es una más. Los datos se han asentado como una parte fundamental de cómo se hacen negocios y de cómo se sostiene la estrategia de marketing, pero también se ha convertido en un elemento decisivo en términos de reputación. Los consumidores se fían – o no – de las marcas y de las empresas según su histórico de cómo han tratado la privacidad de los consumidores.

Así lo demuestra un estudio reciente, aunque las crisis de reputación que han ido afectando a compañías que han metido la pata en privacidad ya apuntan claramente en esa dirección. Un análisis de The Harris Poll para Permutive, que parte de una muestra de consumidores británicos y estadounidenses como fuente para el análisis, señala que el 75% de los compradores no se siente cómodo comprando algo a una marca o compañía con una ética de los datos personales pobre. Esto es, la privacidad importa y mucho a los consumidores y una mala trayectoria en ese terreno genera resquemor.

Incluso, los internautas tienen unas expectativas elevadas en cómo y cuándo las compañías deben proteger esos datos. Un 34% de los encuestados considera que las marcas son siempre responsables de proteger su información online, sea como sea que se la han dado. Tanto si son datos que los consumidores les han dado como si son otros que han cosechado de forma indirecta, estos consumidores ponen unos estándares de protección elevados como lo esperable.

Menos confianza en privacidad

Lo problemático para las compañías no es solo que los datos se hayan convertido en una pieza fundamental de la reputación, sino también que lo que se usa como baremos para comprender qué es o qué no un compartimiento ético empieza a afectar a cuestiones de la estrategia más cotidiana de marketing y publicidad online. Así, el estudio ha identificado una tendencia, la de que cada vez los consumidores se fían menos de la publicidad segmentada online. Se está empezando a vincular con lo inquietante.

Un 74% de los encuestados muestra preocupación por cómo las marcas son capaces de seguir sus comportamientos online y cómo lo usan para hacer nichos para la publicidad. En parte, posiblemente, esta inquietud parte del desconocimiento: solo el 27% de los consumidores entiende realmente cómo funciona este uso de datos.

Pero que no lo entiendan no quiere decir que no estén haciendo ya cosas para evitar recibir esa publicidad segmentada y, por extensión, poniéndoselo más complicado a las compañías en su estrategia de datos. Un 42% de los consumidores reconoce que, de poder, no daría ningún dato personal a las marcas y un 51% querría escoger qué datos da y cuáles no.

Eso sí, si las compañías hacen bien las cosas sus buenas prácticas en privacidad podrían suponer un buen retorno. El 89% de los consumidores encuestados asegura que preferirían consumir con aquellas marcas que protegen su privacidad y no hacerlo con las que no lo hacen. Esto es, una buena praxis en gestión de datos se puede convertir en un activo valioso para captar a los consumidores.

Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!