PuroMarketing

Apple podría estar trabajando en una oferta de suscripción para acceder a podcasts 
La gran batalla por el control de los contenidos está ahora en los podcasts 

Cuando Audible aterrizó en España hace unos meses, no solo lo hizo usando como gancho sus audiolibros - justamente el elemento clave tradicional del servicio - sino que también usó como elemento de llamada para los potenciales clientes los podcasts. "Miles de audiolibros y podcasts originales", nos vende la web del servicio, todo por 9,99 euros al mes. Audible fichó incluso a nombres populares, como Alaska, para crear "originales", contenidos exclusivos que solo se pueden encontrar en su plataforma.

El lanzamiento es uno más en el cada vez más competitivo mundo de los contenidos sonoros y no solo un ejemplo del tirón emergente de los audiolibros sino - y sobre todo - de cómo los podcasts se han convertido en el próximo gran terreno de batalla de las grandes compañías.

Si hace unos años los podcasts aparecían, triunfaban y eran escuchados por sus seguidores en sus webs o vía agregadores de esos contenidos, ahora las grandes compañías buscan crear macroservicios que permitan, con un pago mensual o con anuncios, acceder a todos esos contenidos desde una misma plataforma. Lo del "Netflix de los podcasts" está un tanto manido, pero es, en esencia, lo que varias compañías parecen estar trabajando para lograr.

La guerra no es exactamente nueva. Tras batallar por el streaming de vídeo y por hacerse un hueco en el emergente mercado VoD, y ahora que empieza a estar saturado, las grandes van a por el del sonido, con la batalla del podcast. En septiembre, Amazon anunciaba que sumaba podcasts a Amazon Music (su alternativa a Spotify). En los meses previos, Spotify había estado cerrando acuerdos y desembolsando dinero (600 millones de dólares se contaba justo entonces) para fichar a estrellas podcasteras y para asegurarse contenidos únicos.

Suscripciones, Apple y más movimientos

Desde entonces, las cosas se han ido haciendo más y más complejas y más y más players han entrado en la que es ya claramente la guerra del podcast. Apple es la última en hacer su movimiento, o mejor dicho en parecer que va a hacer un gran movimiento. Según ha filtrado hace unos días la prensa estadounidense, Apple está planteándose lanzar un servicio de suscripción que "va a cambiar cómo la gente escucha podcasts", según personas cercanas al desarrollo.

No se sabe cómo será o cuando llegará, pero parece casi incuestionable que lo hará. Al fin y al cabo, esta filtración llega tras otros muchos análisis y exclusivas sobre movimientos de Apple en la industria de los podcasts. Si Apple Podcasts+ existirá finalmente o no queda por ver (y hay quienes creen, como ocurre con Vulture, que el movimiento no tiene mucho sentido), pero Apple está posicionada en la batalla por la atención de los oyentes.

En las últimas semanas, otras filtraciones y otras acciones corporativas también han asentado movimientos de otros gigantes en el mercado podcast. Amazon cerró 2020 comprando Wondery, una compañía productora de podcasts que valoró (no son cifras oficiales, pero sí las que apuntan fuentes cercanas a The New York Times) en 300 millones de dólares. La compra llega en un momento en el que el consumo de podcasts va en aumento y Amazon la ha vinculado al buscar dotar a Amazon Music de más contenidos podcast.

A eso hay que sumar que una encuesta en redes sociales de Spotify despertó una oleada de especulación sobre si la compañía estaría o no planteándose lanzar una suscripción para escuchar únicamente podcasts.

Y, aunque no tiene que ver con el mercado podcast, otros movimientos de gigantes de contenidos han generado nuevas posiciones en el terreno del audio. YouTube lanzó sus anuncios solo de audio (pensados sobre todo para quien usa la plataforma para escuchar canciones) y Netflix parece estar experimentando con una opción solo audio en su app de Android.