PuroMarketing

Las marcas pierden el 68% de su tráfico móvil, debido a una mala optimización. Una conclusión que revela el estudio de BrightEdge tras el análisis de miles de millones de palabras clave y piezas de contenido.

Según los datos del informe, smartphones y tabletas registran una tercera parte de las búsquedas orgánicas por parte de los usuarios. Una demanda por parte de los usuarios que estaría perjudicando seriamente el tráfico de las empresas, a causa de una deficiente adaptación a estos dispositivos.

BrightEdge ha podido comprobar que los sitios web no optimizados para móvil pierden posiciones en los resultados de búsqueda. Su estudio muestra que el 62% de las palabras clave rankea de forma diferente, en función de si se trata de dispositivo móvil, u ordenador. Debido a ello, los sites no optimizados para móviles pueden llegar a perder 2 posiciones en los resultados orgánicos, lo cual conlleva asimismo un notable descenso en el CTR. Una penalización que les puede llevar a perder hasta un 68% de su tráfico derivado de las búsquedas móviles.

Pero no está todo perdido. BrightEdge indica que, si las empresas fueran capaces de solventar este problema, y mejorar su adaptación para los dispositivos móviles, podrían aumentar su tráfico un 212%.

Por su parte, Google ha mostrado claramente su apuesta por mejorar la experiencia del usuario móvil, lo cual va en detrimento de los sites no optimizados para estos dispositivos. Una de sus medidas más relevantes es la de advertir en los resultados de búsqueda a través de estos dispositivos cuando una página de destino no está debidamente optimizada.

Una medida que se hizo pública a principios de este mes, y ya es posible apreciar en Estados Unidos, para las búsquedas en inglés. Desde ahora, el Google incluirá en los resultados de búsqueda un mensaje junto a aquellos sites cuya que dirijan a una página no adaptada para los dispositivos inteligentes.

Con esta medida se pretende avisar a los usuarios de que la página de destino podría no mostrar adecuadamente el contenido que necesitan, debido a una falta de adaptación a su dispositivo. No en vano, los usuarios evitan visitar este tipo de páginas. Según los datos aportados en abril por Harris Interactive, ante esta situación el 16% de los clientes se mostró dispuesto a recurrir a la competencia, así como que el 13% optaría por abandonar la página, para no volver.

Una deficiente adaptación a los dispositivos móviles supone una lacra para las empresas, que les lleva a perder dos terceras partes de sus clientes potenciales; esfumándose con ello buena parte de sus oportunidades de negocio.