PuroMarketing

Los anuncios orientados a compra, la gran apuesta de YouTube

Las marcas, vendedores y minoristas cada vez confían más en YouTube para llegar a su público objetivo, y no tiene nada de particular: si tenemos en cuenta que el 90% de los internautas ve vídeo online, que muchos jóvenes entran en YouTube a diario, o que cada minuto se cargan 400 horas de vídeo en la plataforma, este aumento de la inversión por parte de las marcas no tiene nada de extraño.

Pero además, los comerciantes están priorizando un formato en concreto: los anuncios de YouTube TrueView, es decir, aquellos que le dan opciones al espectador, ya sea saltando los anuncios pre-roll después de 5 segundos, eligiendo el anuncio que quiere ver (entre vídeos o en los resultados de búsquedas) o apareciendo en display para vídeos relacionados. Es decir, formatos que permiten al anunciante pagar solo cuando el consumidor ha realizado efectivamente una acción y ha interactuado, de alguna manera, con el spot.

Un estudio de Pixability, reseñado por Digiday, ha analizado el gasto en YouTube de los 100 principales retailers, y entre todos ellos ha aumentado el gasto en anuncios TrueView respecto al pasado año. Y no poco precisamente: para el último trimestre de 2015 los comerciantes habrán gastado un 200% más respecto al 2014, y solo durante este año hubo un incremento del 77% entre el segundo y el tercer trimestre.

Las predicciones de Pixability para este trimestre son de que el gasto en anuncios TrueView por parte de estos retailers top alcance los 41 millones de dólares, con marcas como Walmart liderando la inversión (ellos solos gastarán 17 millones). Aunque en general, el sector que más está gastando en estos anuncios es el de las tiendas online, con el gigante Amazon como mejor representante (su gasto será de 10 millones).

¿Son los anuncios TrueView una manera de prevenir el fraude?

Hay que tener en cuenta que mientras aumenta la inversión en este tipo de formatos publicitarios que exige la interacción del usuario, ha saltado la polémica por la presencia de robots entre los "espectadores" de la plataforma social.

Así, un estudio de varias universades europeas habría revelado que la firma no es capaz de detectar correctamente si los anuncios de YouTube los ven, o no, personas reales, y estaría cobrando a los anunciantes por visionados realizados por robots.

En ese sentido, parece una buena idea destinar un mayor presupuesto a anuncios donde el usuario debe clicar para poder ver un anuncio.

Los anuncios orientados a compra, la gran apuesta de YouTube

YouTube, por su parte, está tratando de dar mayor protagonismo a su formato de anuncios con botones de compra, es decir, en los que puedes clicar para comprar directamente los productos que se anuncian. Desde Google explican que "cada día, la gente acude a YouTube para que le ayude a comprar. Buscan consejo, inspiración o reviews de productos. Lo que queremos es hacer la experiencia de compra mejor para todos".

Sin embargo, entre los consumidores aún no ha calado del todo eso de comprar a través de plataformas sociales (aunque una encuesta de City Retail había revelado que el 60% de los consumidores están abiertos a la idea de comercio social, y que el 25% pensaban en YouTube como principal impulsor de inspiración para compras). Por otro lado, hay que tener en cuenta que los vídeos de retailers que han conseguido mayor ratios de engagement este año no son de productos mostrados desde un punto de vista funcional, eran de entretenimiento puro y duro.