PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Uno de los efectos que está teniendo la pandemia del coronavirus y la reclusión en sus casas de la población es el aumento brutal de la audiencia de la televisión. Las cadenas están registrando hitos históricos de espectadores y sentando frente a sus pantallas a porcentajes muy elevados de ciudadanos. Los días están marcando máximos de audiencias y las cadenas están viendo como se duplican los minutos de consumo. Pero ¿están viendo todos los usuarios la televisión lineal?

Lo cierto es que no. Las grandes ganadoras de esta crisis son las plataformas de streaming, aunque sobre ellas no se tengan datos exactos de cuánta audiencia están logrando acumular extra durante estos días.

Un estudio de Morning Consult, elaborado sobre una muestra de usuarios estadounidenses, ha demostrado como, a medida que la progresión de la pandemia iba en aumento, también lo hacían los planes de los espectadores de consumir contenidos VoD.

A principios de marzo, 1 de cada 10 adultos reconocía que iba a gastarse más dinero en los servicios de streaming para poder acceder a más contenidos por esta vía por el tiempo que iban a permanecer en casa. Una semana más tarde, la cantidad había subido. Ya era el 19% el que reconocía que se iba a gastar más dinero en contenidos en streaming. Algo similar pasó con la música. La primera semana el 6% aseguraba que iba a gastarse más en música en streaming, mientras que a la siguiente eran el 19%.

Los datos eran, por supuesto, mucho más elevados entre los consumidores más jóvenes. En la última estimación el 26% de los millennials y el 24% de los miembros de la Generación Z aseguraban que se gastarían más dinero en el streaming de películas y series.

Datos desde España

La situación es bastante lógica. Si antes de la crisis los consumidores ya estaban pasándose a los contenidos en streaming en masa, es esperable que también lo hagan ahora. Al fin y al cabo, muchos de los servicios de contenidos en streaming cubren necesidades de entretenimiento pero también de contenidos vinculados al estar en casa. YouTube, por ejemplo, acaba de recordar cómo algunos de sus canales pueden ayudar a mantener la rutina diaria durante la cuarentena, ya que permiten acceder a contenidos educativos, de deportes o de cocina.

No existen todavía estadísticas sobre el uso de servicios de streaming durante estos días, aunque sí es cierto que los datos de tráfico online ya dejan clara la tendencia. El punto de intercambio de internet DE-CIX Madrid, por ejemplo, acaba de registrar su récord histórico en transferencia de datos. Lo hizo el sábado pasado a las 20.36 horas, cuando se movieron 468.39 Gbit por segundo.

"Las altas tasas de crecimiento de la transferencia de datos obedecen en gran medida al elevado consumo de streaming de vídeo, no solo de los servicios de vídeo bajo demanda, sino también a retransmisiones informativas en directo y a las videollamadas por Skype o WhatsApp", explica, al hilo de esos datos, la directora regional para el sur de Europa de DE-CIX, Theresa Bobis, en un comunicado a los medios.

El aviso de la Comisión Europea

Y, de hecho, otro dato apunta claro el impacto que la crisis está teniendo en el consumo de contenidos en streaming. La propia Comisión Europea acaba de alertar del impacto que tendrá sobre las redes, señalando que las redes europeas podrían colapsar ante el tráfico excesivo y especialmente ante el consumo de contenidos de vídeo. La Comisión pidió a las plataformas de streaming, a las operadoras y a los usuarios responsabilidad durante estos días.

En España, las teleco ya habían lanzado de forma conjunta una llamada a un uso responsable de la red durante estos días. Los datos ya apuntaba, hace un par de días, que el tráfico en redes IP había subido un 40%, el de herramientas como Whatsapp se había quintuplicado y el de voz en móvil había crecido un 50%. Las compañías estaban entonces valorar priorizar el tráfico en horas punta, dando más importancia a educación, teletrabajo o acceso a contenidos sobre coronavirus.

Aun así, en redes sociales la industria ha recordado que España está en una situación bastante positiva porque cuenta con un amplio desarrollo de fibra, que hace que la infraestructura soporte mejor la situación. España está, en ese terreno, en una posición de liderazgo en Europa.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo